OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 21 de abril de 2008 - 21:36 GMT
"Damas de Blanco" protestan en Cuba
Fernando Rasvberg
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, Cuba

Mujeres del grupo conocido internacionalmente como "Damas de Blanco", madres y esposas de presos políticos, realizaron una protesta en un parque cercano a la Plaza de la Revolución, sede el gobierno y del Partido Comunista.

Protesta de las "Damas de Blanco" en Cuba, AFP
Las "Damas de Blanco" son el único grupo disidente que desarrolla actividades callejeras, mientras el grueso de la oposición se ha limitado a trabajar puertas adentro, con conferencias de prensa y reuniones.

Al amanecer de este lunes, las mujeres se concentraron para exigir la libertad de todos los presos políticos, especialmente las de sus familiares, la mayoría de los cuales fueron condenados a penas de prisión de más de 20 añoos en 2003.

La protesta fue disuelta cuando policías las subieron en un autobús para trasladarlas a sus casas, a la par que decenas de mujeres pro castristas les gritaban "descaradas" y el tradicional "Pin, pon, fuera, abajo la gusanera".

Disidentes

Protesta de las "Damas de Blanco" en Cuba, AFP
La protesta fue disuelta cuando policías las subieron en un autobús para trasladarlas a sus casas.

Las "Damas de Blanco" son el único grupo disidente que desarrolla actividades callejeras.

El grueso de la oposición se ha limitado a trabajar puertas adentro, con conferencias de prensa, reuniones y proclamas.

Recientemente, varios conocidos dirigentes opositores convocaron a la unidad de toda la disidencia en una plataforma de cara a una transición que, supuestamente, es inminente.

Entre ellos se encontraban Marta Beatriz Roque, Vladimiro Roca y Elizardo Sánchez.

Sin embargo, tuvieron que reconocer que no pudieron ponerse de acuerdo en temas tan sensibles como el embargo de Estados Unidos contra Cuba, además de que algunos importantes líderes opositores no respondieron al llamado.

Desacuerdos

Vladimiro Roca y Marta Beatriz Roque (Foto: Raquel Pérez)
Conocidos opositores convocaron a la unidad de la disidencia para una eventual transición.

El democristiano Osvaldo Payá, presidente del "Proyecto Varela" y el socialdemócrata del "Arco Progresista", Manuel Cuesta Morúa, están entre las figuras más destacadas que se negaron a acudir al proyecto de unidad.

El problema de fondo parece ser la falta de una política coherente con la que hacer oposición a un nuevo gobierno, que prácticamente todas las semanas anuncia cambios, la gran mayoría de los cuales son del agrado de la población.

Las posiciones dentro de la disidencia varían mucho, Vladimiro Roca cuestiona la legitimidad del gobierno, mientras Marta Beatriz Roque afirma que el presidente Raúl Castro es incluso "más represivo que su hermano Fidel".

Cambios

Osvaldo Payá (Foto: Raquel Pérez)
Osvaldo Payá no acudió al llamado para un proyecto de unidad.

Osvaldo Payá, del "Proyecto Varela" dijo a la BBC que lo que el gobierno debería hacer es "devolverle los derechos a los cubanos" y afirmó que no cree que los cambios que se están realizando vayan por esa senda.

Manuel Cuesta Morúa, se muestra más receptivo, cree que se está viviendo un momento excepcional y que esto implica un verdadero reto para la disidencia, que deberá elaborar nuevas políticas más ligadas a la realidad del hombre común.

El más optimista parece ser el economista Óscar Espinosa Chepe quien escribe que "las posibilidades de un amanecer hacia un futuro de prosperidad y avance social, en un espíritu de reconciliación nacional, tienen bases reales. Esta histórica oportunidad por ningún concepto debe perderse".

Sin concesiones

Manuel Cuesta Morúa (Foto: Raquel Pérez)
Manuel Cuesta Morúa ve un momento excepcional y un gran reto para la disidencia.

El gobierno, por su parte, no parece dispuesto a darles el menor margen a los grupos opositores. El periódico oficial, Granma, lo explicaba de forma diáfana: "No hay espacio para sueños de adversarios, de quintacolumnistas y mercenarios internos".

Y por si quedaba alguna duda sobre la posibilidad de aperturas de tipo político remataba afirmando que "Los cambios 'estratégicos' que añoran los agoreros del imperio no tendrán lugar porque, sin equívocos, habrá más socialismo".

Con esta toma de posición queda claro que el nuevo gobierno no planea mantener un diálogo con una oposición que -a casi 2 años del retiro de Fidel Castro- sigue siendo pequeña, fragmentada y con muy poca influencia social.



NOTAS RELACIONADAS
La disidencia y la transición
25 02 08 |  América Latina
El papel de Fidel
25 02 08 |  América Latina
Cuba: las perspectivas
25 02 08 |  América Latina
Cuba: Raúl Castro toma las riendas
24 02 08 |  América Latina
Raúl Castro nuevo presidente de Cuba
24 02 08 |  América Latina
Especial: Castro deja el poder
22 02 08 |  A fondo

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen