Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 3 de marzo de 2008 - 16:02 GMT
Crisis en los Andes
Hernando Salazar
Hernando Salazar
Bogotá

Rafael Correa, Hugo Chávez y Álvaro Uribe en tiempos mejores. (Foto Archivo).
La crisis es la peor de los últimos tiempos entre Ecuador, Venezuela y Colombia.

En menos de 48 horas y por cuenta de la muerte de un importante comandante de las FARC, Colombia, Ecuador y Venezuela enfrentan la peor crisis política de los últimos tiempos.

Todo empezó el sábado en la mañana con el anuncio de la muerte de Raúl Reyes, segundo comandante de la organización guerrillera y culminó el domingo en la noche con la revelación de que documentos en los computadores de Reyes revelaban vínculos directos con el gobierno ecuatoriano.

En el medio, el gobierno ecuatoriano expulsó al embajador colombiano, Venezuela cerró su delegación diplomática en Bogotá y ordenó la movilización de varios batallones con tanques a la frontera con Colombia.

 Vea también: crisis tripartita

¿Vínculos con las FARC?

El gobierno de Colombia dijo el domingo que encontró información en computadores de Raúl Reyes sobre presuntos vínculos del gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa con las FARC.

La declaración del secretario de prensa de la Presidencia de Colombia, César Velásquez, acerca de los supuestos vínculos de Ecuador con la guerrilla, se produjo luego de conocerse la expulsión del embajador colombiano en Quito.

Rafael Correa había anunciado anteriormente la expulsión del embajador Carlos José Holguín y enviado tropas a la frontera.

Por su parte, su colega venezolano, Hugo Chávez, decidió el cierre de su embajada en Bogotá y envió 10 batallones de tanques a la línea fronteriza.

La decisión de Correa se produjo poco después de recibir una nota de la cancillería colombiana, en la que presentaba "sus excusas" por la entrada de helicópteros y tropas colombianas para recoger el cuerpo de Raúl Reyes así como algunas de sus pertenencias, entre ellas sus computadores personales.

"He decidido la expulsión inmediata del embajador de Colombia en Ecuador (Carlos Holguín), y también he solicitado la inmediata convocatoria del Consejo Permanente de la OEA y de la CAN", dijo Correa en una alocución televisada al país.

Colombia acusa a Correa

Poco después, en una rueda de prensa, el general Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional colombiana, reveló que en los computadores del comandante guerrillero se encontraron documentos, como correos electrónicos y actas, en los que se deja constancia de una entrevista de Reyes con el ministro de seguridad pública de Ecuador, Gustavo Larrea.

Rafael Correa durante su discurso en Quito el 2 de marzo
He decidido la expulsión inmediata del embajador de Colombia en Ecuador (Carlos Holguín), y también he solicitado la inmediata convocatoria del Consejo Permanente de la OEA y de la CAN
Rafael Correa, presidente de Ecuador

El general Naranjo dijo que la información hallada es "muy grave" y "afecta la seguridad nacional" de Colombia y que por eso se espera de las autoridades ecuatorianas "respuestas que hagan claridad sobre los vínculos de las FARC en territorio ecuatoriano y los vínculos de las FARC particularmente con el gobierno del presidente Correa".

Naranjo se refirió a un documento del 18 de enero de 2008, según él firmado por Reyes, y dirigido al Secretariado de las FARC, en el que se habla de una visita del ministro Larrea.

"Larrea, en nombre del presidente Correa, tiene interés de oficializar las relaciones con la dirección de las FARC por conducto del ministro de Seguridad", dice un aparte del acta, según Naranjo.

El general señaló que, en esa acta, Reyes dice que Larrea le solicitó a las FARC "un aporte que impulse la gestión de Correa en el tema del canje. Puede ser entregarle al presidente el hijo del profesor Moncayo o algo que permita dinamizar su labor política".

Y también leyó un aparte en el que, según Reyes, "el gobierno ecuatoriano se compromete a relevar los mandos policiales y militares en las zonas de presencia de las FARC con información basada en reportes de las propias FARC y habla concretamente de que están en condiciones de relevar del mando a la oficialidad que sea hostil con las FARC y con las comunidades afectas en esa región".

¿Vínculos con otros gobiernos?

General Oscar Naranjo durante la rueda de prensa el 2 de marzo
Según Naranjo, la información hallada "afecta la seguridad nacional".
Cuando le preguntaron a Naranjo si en los computadores de Reyes había información sobre otros gobiernos, Naranjo dijo: "Están aflorando distintas dimensiones de ese relacionamiento terrorista de las FARC con otras personalidades, con otras instituciones y con otros gobiernos".

Al preguntarle específicamente por Venezuela, respondió que en el análisis preliminar de la información "estamos encontrando que, evidentemente, se menciona el gobierno venezolano y se menciona permanentemente al presidente Chávez".

El general leyó un aparte del documento fechado el 18 de enero de 2008, dirigido por Reyes a sus colegas del Secretariado de las FARC:

"Considero llegado el momento de lanzar la propuesta del camarada J.E. de solicitar al gobierno de Venezuela recibir los prisioneros en poder de las dos partes hasta cuando se firme el canje entre los dos contendientes".

"Con esta propuesta, Chávez gana mayor protagonismo y ahogamos la inviable presión para que aceptemos a prisioneros enfermos a raíz de la campaña sobre estas pruebas, fuera de dar fuerza al audaz reconocimiento de beligerancia de Chávez a las FARC y al ELN (Ejército de Liberación Nacional) que tanta fobia y desconcierto causó en Uribe, estimularíamos al propio presidente Chávez y a Ortega y a otros gobiernos amigos para que posteriormente puedan sumarse al reconocimiento de beligerancia".

Naranjo concluyó diciendo: "Este párrafo nos parece tremendamente elocuente y diría, adicionalmente, que con base en esta información se dará origen, en el país y en el exterior, a una serie de investigaciones, porque evidentemente se deduce, se infiere que se ha incurrido en hechos punibles de cara a varios de los protagonistas aquí mencionados en estos documentos".

Para Naranjo, los documentos hallados en los computadores permiten hablar "de un relacionamiento estructural de las FARC tanto en Venezuela como en Ecuador. Y en este caso, los dos documentos son reveladores. Y ese relacionamiento está soportado en decisiones oficiales del gobierno ecuatoriano, de su presidente y el ministro Larrea".

El segundo documento está fechado el pasado 28 de febrero y en él Reyes estaría discutiendo la propuesta del gobierno ecuatoriano de recibir al Secretariado de las FARC en Quito.

Silencio sobre Chávez

Entre tanto, el gobierno de Bogotá guardó silencio sobre la decisión de Chávez -quien de nuevo tildó a Uribe de "mafioso" y "paramilitar"- de ordenar el cierre de su embajada en Bogotá y de enviar 10 batallones de tanques a la frontera.

Chávez reaccionó de esa manera ante el operativo de fuerzas militares colombianas en territorio ecuatoriano, en el que se abatió Raúl Reyes, vocero de las FARC.

Cuando le preguntaron por los anuncios de Venezuela, el ministro de defensa, Juan Manuel Santos, se limitó a decir: "No voy a dar ningunas declaraciones... no creo que sea prudente".

A raíz de la nota de protesta de Ecuador y de los anuncios de Venezuela, Uribe encabezó una larga reunión con su gabinete ministerial, así como con los altos mandos militares.

Partidos le piden respeto a Chávez

Pese al silencio oficial sobre las declaraciones de Chávez, diferentes partidos políticos, incluidos los dos principales de la oposición, le expresaron su solidaridad a Uribe.

El ex presidente César Gaviria, jefe del opositor Partido Liberal, dijo que su grupo político "reclama del gobierno de Venezuela respeto para el presidente Álvaro Uribe. Él es el presidente constitucional de Colombia y goza del respeto y acatamiento de los ciudadanos de nuestra colectividad".

Otro dirigente liberal, el ex fiscal Alfonso Gómez Méndez declaró que el presidente Chávez "tiene más peso en la lengua que en los hechos".

El ex candidato presidencial Carlos Gaviria, presidente del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), dijo que "no es posible que se lancen improperios, injurias o cargos graves contra el presidente desde la presidencia de un país, y de un país vecino".

Y el senador Gustavo Petro, del PDA, afirmó que "aquí, por encima de todo, hay que impedir que seres inocentes, muchachos de los ejércitos, de uno y otro países, colombianos, venezolanos, puedan ser afectados por una guerra".

En declaraciones a BBC Mundo, el analista Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, dijo que tanto el cierre de la embajada como el envío de batallones de tanques a la frontera con Colombia "son medidas absolutamente desproporcionadas e injustificadas".

Rangel, un experto en seguridad, dijo que no han habido incidentes militares entre Colombia y Venezuela que ameriten esa decisión y añadió que él cree que Chávez intenta poner en marcha el pacto de solidaridad militar anunciado recientemente por los gobiernos de Venezuela, Nicaragua, Dominica y Ecuador.

"Yo creo que la decisión de Chávez es para ganarse el favor de esos países", añadió Rangel.

Ante la pregunta sobre un eventual conflicto armado, el experto dijo que Venezuela "tiene más poder aéreo estratégico que Colombia, pues posee más aviones de combate y también más fuerza naval".

Por el contrario, Colombia tiene un pie de fuerza mucho más grande y una gran flota de helicópteros, que le da gran movilidad a sus tropas.

NOTAS RELACIONADAS
"Yo tengo apoyo aquí"
01 03 08 |  América Latina
¿Otro punto para Chávez?
27 02 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen