Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 28 de febrero de 2008 - 22:06 GMT
Cuba firma pacto de DD.HH. de la ONU
Fernando Ravsberg
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, Cuba

Canciller cubano Felipe Pérez Roque y el secretario General de la ONU Ban Ki-Moon.
(Estos protocolos) están amparados por nuestro ordenamiento jurídico nacional y particularmente, por la obra y trayectoria de la Revolución Cubana en materia de Derechos Humanos
Artículo diario Granma
El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, firmó hoy en Nueva York el pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales y el pacto internacional de derechos civiles y políticos de las Naciones Unidas.

El pasado 10 de diciembre, día de los Derechos Humanos, el gobierno cubano había anunciado que suscribiría estos pactos internacionales como "compromiso de Cuba con los postulados de ambos instrumentos".

En un artículo que aparece en el periódico oficial Granma, se explica que estos protocolos están "amparados por nuestro ordenamiento jurídico nacional y particularmente, por la obra y trayectoria de la Revolución Cubana en materia de Derechos Humanos".

 Con reservas

Los activistas por los derechos humanos dentro del país valoran como positiva esta firma pero creen que aún queda un largo camino por recorrer antes de que pueda hablarse de mejoras en este terreno.

¿Vendrán cambios?

Estudiante al lado de una campaña publicitaria en Cuba.
Los cubanos necesitan un permiso especial del gobierno para tener conexión a internet.
La firma de los Pactos de la ONU y su posterior ratificación obligaría a Cuba a hacer importantes reformas en términos jurídicos ya que algunas de las libertades que garantizan estos protocolos están penalizadas en el país.

La posibilidad de organizarse políticamente está tan limitada en la isla, que ninguna de las decenas de grupos opositores y de derechos humanos que existen ha logrado que el ministerio de Justicia lo legalice.

Respecto de la libertad de prensa, la situación es que todos los medios son oficiales u oficiosos, varios periodistas disidentes se encuentran en la cárcel y las restricciones para el uso de internet o de antenas satelitales son estrictas.

Otro de los problemas que se enfrentará es con los trámites de viaje, ya que los cubanos deben tener permiso del gobierno para poder salir al exterior y algunos como los médicos lo tienen prohibido salvo que sean enviados oficialmente.

De hecho, el propio Fidel Castro sugirió en una de sus reflexiones -publicadas en toda la prensa nacional- que el tratado debería firmarse manteniendo reservas en los temas de la educación y de la libre organización sindical.

Es un contrasentido

Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Cuba.
Bastaría con que el gobierno empezara a aplicar la constitución y el código penal vigente para que inmediatamente mejoraran los derechos humanos dentro de la isla
Elizardo Sanchez, presidente de la opositora Comisión de Derechos Humanos de Cuba
El presidente de la opositora Comisión de Derechos Humanos de Cuba, Elizardo Sanchez, le dijo a BBC Mundo que la firma de los acuerdos era "un hecho positivo y satisfactorio", para su organización.

Sin embargo, aclaró que "bastaría con que el gobierno empezara a aplicar la constitución y el código penal vigente para que inmediatamente mejoraran los derechos humanos dentro de la isla".

Explicó que la política de "deportar cubanos de La Habana hacia las provincias orientales es anticonstitucional, como también lo es prohibir el ingreso de nacionales a los hoteles turísticos".

Finalmente calificó de "contrasentido que el gobierno cubano firme estas pactos de la ONU y a la vez mantenga encarcelados a 57 presos de conciencia adoptados como tales por la comunidad internacional".

Sin presiones

Médico.
Los médicos cubanos, como esta doctora, sólo pueden salir al exterior en misión oficial.
Sin lugar a dudas la firma de estos pactos es un paso importante para La Habana, un paso que, según el canciller Pérez Roque, se dio cuando "cesó el trato discriminatorio al que era sometida Cuba".

La firma de estos acuerdos implica que La Habana acepta que la isla se someta a una revisión en el año 2009 por el nuevo Consejo de derechos humanos de la ONU, algo a lo que se había negado repetidamente.

La antigua Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas había tratado de enviar a un Relator Especial pero el gobierno cubano, durante años, le cerró la puerta por considerarlo un trato discriminatorio.

El ministro de Exteriores cubano afirmó que se había avanzado en este terreno a partir de que EE.UU. dejó de manipular a la ONU contra su país y recalcó que "Cuba no ha actuado ni actuará bajo presiones".



NOTAS RELACIONADAS
El Vaticano pide "gestos" a Cuba
27 02 08 |  América Latina
Cuba: voto de confianza
26 02 08 |  América Latina
¿Candidato de unidad?
24 02 08 |  América Latina
Castro acepta cambios de DD.HH.
14 12 07 |  América Latina
"Sigue el embargo a Cuba"
21 02 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen