Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de febrero de 2008 - 05:11 GMT
La disidencia y la transición
Fernando Rasvberg
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, Cuba

Osvaldo Payá recogiendo peticiones (Foto: Raquel Pérez)
El proyecto Varela fue el momento de mayor auge de la disidencia.

La oposición interna cubana podría estar dejando pasar de largo un momento histórico del país, una transición generacional que puede llegar a provocar profundos cambios, sobre todo en el terreno económico.

La agenda opositora se diferencia mucho de los temas más discutidos en la calle por la población, mientras los disidentes reclaman mayores libertades políticas, los ciudadanos comunes buscan mejoras económicas inmediatas.

Además, la mayoría de los opositores creen que el actual debate nacional y el anuncio de reformas económicas son sólo retoques cosméticos que no producirán ninguna transformación de fondo en el país.

Por si esto fuera poco, la disidencia está fragmentada en decenas de pequeños grupos, entre los que existe una enorme desconfianza y rivalidad que en más de una ocasión se ha traducido en durísimas acusaciones mutuas.

El difícil crecimiento

El líder del Proyecto Varela, Osvaldo Payá, expresó a BBC Mundo que sólo participarían en el proceso "cuando sean liberados todos los presos políticos y se establezcan la libertad de expresión, de prensa y de organización".

Dirigentes de la disidente Asamblea de la Sociedad Civil (Foto: Raquel Pérez)
La Asamblea de la Sociedad Civil no considera que Cuba esté viviendo un tiempo especial.

Esta posición se repite en casi todos los grupos opositores, a pesar de que, en la mayoría de los procesos de transición política, estas demandas han sido producto de la negociación con las autoridades y no su paso previo.

Pero, aunque variarán su política, difícilmente el gobierno cubano acepte sentarse a conversar con dirigentes que apenas representan a unos pocos de miles de personas en todo el país y que no tienen prácticamente ninguna influencia social.

Dieciocho años después de iniciarse la crisis económica, la disidencia no ha crecido numéricamente de forma significativa, a pesar del caldo de cultivo tan favorable que se creó en la isla a raíz de las difíciles condiciones de vida de los ciudadanos.

El problema puede estar relacionado con la diferencias en las demandas. Las de los grupos opositores tienen que ver con el pluripartidismo y los Derechos Humanos, mientras que las de la población persiguen aumentos salariales, mejoras en la vivienda y el transporte, entre otras cosas.

La ayuda de Miami

Tampoco desde Miami colaboran mucho con el trabajo de la oposición interna. Para empezar, anuncian públicamente que el gobierno de Estados Unidos envía decenas de millones de dólares a los disidentes, confirmando así las acusaciones de La Habana.

Disidentes cubanos (Foto: Raquel Pérez)
Durante la visita de Jimmy Carter, la disidencia se reunió con él en grupos separados.

Además, publican listas de propiedades que serán devueltas a sus antiguos dueños si se producen los cambios democráticos que proponen. Se trata de casas y tierras en las que, en la actualidad y desde hace medio siglo, viven o trabajan otros cubanos.

El abogado de Miami, Nicolás Gutiérrez, maneja 400 demandas para después de la caída de la revolución cubana y afirma que un gobierno "democrático" debería devolver propiedades por un valor de US$200.000 millones.

 Raúl Castro: "Fidel es insustituible"

Finalmente, los políticos de Miami siguen promoviendo el embargo económico y el aislamiento de Cuba, estrategia descrita recientemente por The New York Times como la mejor fórmula para no influir en la transición cubana.

El desafío

Sin embargo, algunos grupos socialdemócratas parecen empezar a percibir que algo nuevo está pasando en el país y tratan de adaptarse a las transformaciones que están operando en la sociedad y la economía cubanas.

Manuel Costa Morúa y un diplomático de EE.UU. (Foto: Raquel Pérez)
El disidente Manuel Costa Morúa discute con un diplomático de EE.UU.

El disidente Manuel Cuesta Morúa, presidente del Arco Progresista, dijo a BBC Mundo que la actual situación "es un desafío hacia lo que realmente quiere la sociedad cubana, saber interpretar eso requiere sagacidad e inteligencia".

Cuesta Morúa expresó que "Cuba comienza otro momento histórico y otro momento político" y explicó que será "una etapa de cambio gradual que va a llevar a la normalización como país, ya que hasta ahora Cuba ha vivido estos casi 50 años exaltada".

"Yo creo que la disidencia tiene espacio, pero debe saber que comienza un nuevo momento y el nuevo desafío", dijo a BBC Mundo valorando los cambios que se han producido en el país durante los últimos meses.

El futuro inmediato

De todas formas, ya la disidencia podría haber dejado pasar un tiempo precioso al no intentar participar -directa o indirectamente- en el debate político nacional que se desarrolló en 2007 y que produjo más de un millón de críticas y propuestas.

Fue un momento único para promover entre la gente un programa opositor que propusiera soluciones para los grandes problemas del país, sobre todo aquellos que más golpean y preocupan al ciudadano común.

Incluso, los disidentes se han mantenido al margen del debate que se está desarrollando entre los intelectuales cubanos a través de internet y de correos electrónicos, donde éstos plantean profundas críticas y proponen medidas para mejorar la situación.

Así las cosas, nada hace prever que la oposición vaya a jugar un papel en el proceso en curso, ni siquiera se puede esperar -de continuar con la misma política- que tenga una influencia significativa en los cambios que se produzcan en Cuba en un futuro inmediato.



NOTAS RELACIONADAS
El papel de Fidel
25 02 08 |  América Latina
Cuba: las perspectivas
25 02 08 |  América Latina
Cuba: Raúl Castro toma las riendas
24 02 08 |  América Latina
Raúl Castro nuevo presidente de Cuba
24 02 08 |  América Latina
Especial: Castro deja el poder
22 02 08 |  A fondo
¿Candidato de unidad?
24 02 08 |  América Latina
"Sigue el embargo a Cuba"
21 02 08 |  América Latina
Fidel Castro renuncia a la presidencia
19 02 08 |  América Latina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen