Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de febrero de 2008 - 00:16 GMT
Cuba: las perspectivas
Fernando Rasvberg
Fernando Rasvberg
BBC Mundo, Cuba

Raúl Castro (Foto: Raquel Pérez)
Raúl Castro aboga por un gobierno colegiado.

La renuncia de Fidel Castro a la Presidencia de la nación abrió definitivamente el camino al resto de los dirigentes -encabezados por su hermano Raúl- para que se hagan cargo del país y "del destino de nuestra revolución", según escribió el Comandante.

Sin embargo, expresó: "No me despido de ustedes. Deseo combatir como un soldado de las ideas" y agregó que "será un arma de más del arsenal con el cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso".

En este momento, surgen dos países diferentes: el de las encuestas oficiales de "Opinión del Pueblo" y el que se vislumbra de los debates políticos impulsados a lo largo y ancho de la isla por el recién elegido presidente, el General Raúl Castro.

Tan diferentes son que mientras en uno se muestra al pueblo aplaudiendo cada una de las medidas tomadas por el gobierno -incluyendo la subida general de precios- en el otro se reclaman cambios profundos, sobre todo en terreno económico.

Como telón de fondo está la esperanza de la gran mayoría de los cubanos de que se oiga su voz, que se lleven adelante políticas que les garanticen una vida mejor, con más prosperidad económica y menos prohibiciones burocráticas.

La voz de la mayoría

De aplicarse la regla democrática, el modelo futuro de Cuba debería ser producto y síntesis de las más de un millón de propuestas que se recogieron en los debates políticos, que incluyeron a nada menos que 5 millones de ciudadanos.

(Foto: Raquel Pérez)
Raúl Castro afirmó que se le consultaría a la población.
En esa regla parece confiar Mariela Castro, directora del Centro de Educación Sexual e hija de Raúl Castro, quien dijo a BBC Mundo que "el pueblo cubano es consciente, el pueblo cubano está bien preparado para hacerse cargo de ese proceso".

"Percibo en el pueblo cubano el deseo de que los cambios que se están planteando en los debates públicos sean para fortalecer el socialismo, dar mejores condiciones de vida a todo el pueblo, que todos nos sintamos más satisfechos", expresó Mariela.

La hija del presidente elegido nos explicó que "los cambios de un líder llevan también a cambios en la sociedad" pero aclaró que estos se hacen "cuidadosamente, respetuosamente y todos quisiéramos que fuera lo más inteligentemente posible".

Las pautas del cambio

Mariela Castro (Foto: Raquel Pérez)
"Los cambios de un líder llevan a cambios en la sociedad", señaló Mariela Castro.
Con el menor de los Castro llega, además, un nuevo estilo de gobierno. Es un hombre que no se expone demasiado al público, lleva décadas acostumbrado a vivir en la sombra y trabajando discretamente en el fortalecimiento militar y económico del país.

De forma casi imperceptible para los observadores extranjeros, el país se transforma, se empieza a debatir a "calzón quitado", se le paga más a los campesinos y se mejoran las condiciones de los trabajadores privados.

Internacionalmente, se le propone a EE.UU. poner fin al conflicto bilateral, se inicia un diálogo sobre derechos humanos con España que incluye la liberación de varios presos políticos y se comprometen a afirmar los protocolos de la ONU sobre derechos ciudadanos.

Raúl Castro proclama de forma pública que en el país existe "un exceso de prohibiciones", que "hacen más daño que beneficio" y en su primer discurso como presidente anuncia que en las próximas semanas se eliminarán algunas de ellas.

Refiriéndose a los cambios, un artículo aparecido en el periódico oficial, Granma, explicaba que "la bola de nieve comenzó a rodar hace tiempo, sólo que la hacemos visible en el momento oportuno, de la forma adecuada y en el lugar preciso".

La bola de nieve

La verdadera transición que se está desarrollando en Cuba no es el traspaso del poder de Fidel a Raúl sino de este último a una camada de dirigentes, quienes, a pesar de estar entre los 40 y 50 años, son muy experimentados.

 Agricultor (Foto: Raquel Pérez)
La reactivación de la agricultura está entre las primeras medidas adoptadas con éxito por Raúl Castro.
La mayoría de ellos hacen política desde la adolescencia, han sido dirigentes estudiantiles, de la Unión de Jóvenes Comunistas, algunos trabajaron como mano derecha de Fidel Castro y otros están al frente de una provincia.

Por mucho que los "históricos" hayan logrado elegir a José Ramón Machado Ventura como primer vicepresidente, la renovación en la dirección del país será impuesta incluso por razones vitales, ya que la mayoría de los históricos tienen casi 80 años.

Será, además, una transición que tendrá que responder a las críticas de la gran mayoría de la población que reclaman que se realicen cambios, una presión que recorre la isla de una punta a la otra y ya se hace sentir en la cúpula.

Como se dijo en Granma, "la bola de nieve comenzó a rodar hace tiempo", ahora falta por ver qué tamaño alcanzará, cuán profundo llegará y si será capaz de sortear los obstáculos que el inmovilismo le ponga en el camino.



NOTAS RELACIONADAS
Cuba: Raúl Castro toma las riendas
24 02 08 |  América Latina
Raúl Castro nuevo presidente de Cuba
24 02 08 |  América Latina
Especial: Castro deja el poder
22 02 08 |  A fondo
¿Candidato de unidad?
24 02 08 |  América Latina
"Sigue el embargo a Cuba"
21 02 08 |  América Latina
Fidel Castro renuncia a la presidencia
19 02 08 |  América Latina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen