Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 15 de febrero de 2008 - 11:19 GMT
Colombia y Venezuela: una frontera candente
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Frontera entre Colombia y Venezuela

Los problemas en las capitales poco resuenan en esta dinámica frontera, aunque con el tiempo la afectarán. En los últimos meses entre Caracas y Bogotá sólo hay desavenencias graves, profundas, potencialmente pre-bélicas, según algunos análisis.

Cada día parecen agravarse los roces entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez a raíz de la decisión del primero de sacar el venezolano de la mediación que venía haciendo con la guerrilla de las FARC para buscar un intercambio de cerca de 50 secuestrado spor guerrilleros presos.

La situación se ha deteriorado tanto que en medios de comunicación de ambos países empiezan a manejar escenarios en los que se dibuja la posibilidad de que una guerra se desate entre las dos naciones.

Mientras ese distanciamiento se produce a niveles de gobiernos centrales, en la frontera común se aprecia una fuerte integración, con un sentido de ciudadanía más amplio que lleva a muchos hablar de una "identidad binacional.".

Ya en episodios pasados se ha demostrado que los ruidos de las capitales no suelen repercutir con tanta intensidad en la frontera colombo-venezolana.

Convivencia pacífica

Hugo Chávez (dcha) y Álvaro Uribe
Cada día parecen deteriorarse más las relaciones entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez.
Pero la actual crisis política está empezando a afectarla y poner en peligro uno de los intercambios económicos más dinámicos e importantes de América del Sur que se realiza principalmente a través de la frontera.

En el 2007 ambos países acumularon un intercambio comercial de $ 6.000 millones.

Algunos temen que de profundizarse las tensiones eventualmente ese comercio y hasta la convivencia social podría llegar a dañarse.

Venezuela y Colombia tienen 2.300 kilómetros de frontera común que va desde el Mar Caribe hasta la selva amazónica, con áreas poco pobladas y de acceso intrincado.

Pero hay puntos donde existe una dinámica integración social y comercial que lleva a muchos definirla como "frontera viva". Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

Identidad binacional

La zona está equidistante de Caracas y Bogotá, y pareciera llevar una vida ajena a lo que se debate entre ambas capitales, a juzgar por la permanente diferenciación que hacen del "gobierno central" funcionarios y empresarios locales.

San Antonio
Paralelo al comercio legal, en la frontera discurre un intercambio ilegal de mercancías.

"A veces no sentimos la nacionalidad, porque hay familias que se han formado con colombianos y venezolanos. Hay hijos de venezolanos que estudian en Colombia. Hay hijos de colombianos que estudian aquí" aseguró a BBC Mundo, Isabel Castilo, presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio.

"Se ha formado una unión que nada ni nadie podrá separar. Eso ya viene de toda la vida", afirmo Castillo, recordando cómo desde tiempos coloniales las dificultades del transporte y las comunicaciones hacían que la venezolana San Cristóbal o la colombiana Pamplona tuviera más vínculos entre ellas que con Caracas o Bogotá.

Si uno se para en el centro de la ciudad le resultaría difícil establecer quién es ciudadano de qué país. Por ejemplo, se calcula que el 85% de los vehículos registrados en Cúcuta llevan placas venezolanas.

Buena parte de la población de Cúcuta tiene cédula de identidad venezolana. Incluso algunos han abierto cuentas bancarias en Venezuela. Y aunque el acento es ligeramente diferente, se trata de grupos sociales muy parecidos. "Para nosotros el venezolano no es turista, el venezolano es un visitante", le dijo a BBC Mundo, Pedro Sayago, director de la Cámara de Comercio de Cúcuta.

Tercer estado

San Antonio
La frontera tiene un lado problemático, donde confluyen la ilegalidad y la violencia.
Para muchos la frontera colombo venezolana es una zona geopolítica con dinámica propia que bien podría definirse como de un tercer estado entre los dos países.

La tesis de tercer estado sostiene que de la pérdida del control sobre el territorio fronterizo por parte del gobierno colombiano puede surgir una nueva entidad regida por la guerrilla colombiana.

La frontera también tiene ese lado problemático, donde confluyen la ilegalidad y la violencia.

La acción de grupos ilegales armados colombianos, o del crimen organizado binacional se ve favorecida por la pobreza que es la característica más resaltante de la región.

Porque paralelo al comercio legal, discurre un comercio ilegal de armas, de drogas, de personas, de todo tipo de contrabando, amparado por una débil o en algunos casos permisiva presencia institucional.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen