Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 1 de enero de 2008 - 01:14 GMT
Rehenes: entrega en suspenso
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Álvaro Uribe y Luis Carlos Restrepo en Villavicencio el 31 de diciembre
Uribe dijo aceptar un "corredor humanitario" sin presencia militar colombiana.

Desde el centro de operaciones de la misión de rescate de los rehenes, la ciudad de Villavicencio, el presidente colombiano Álvaro Uribe negó que hayan actividades militares impidiendo la prometida entrega de los secuestrados en manos de la guerrilla.

En cambio dijo, manejar la "hipótesis" de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no entregan los rehenes porque no tendrían en sus manos al hijo de Clara Rojas, Emmanuel, de quien toma el nombre la operación iniciada el jueves por el gobierno venezolano.

Además, Uribe dijo aceptar el establecimiento de un "corredor humanitario" sin presencia militar colombiana, como le sugirió poco antes su colega venezolano Hugo Chávez.

Sin Emmanuel

El presidente Uribe planteó la "hipótesis" de "que las FARC no se han atrevido a cumplir el compromiso de liberar a los secuestrados porque no tienen en su poder al niño Emmanuel".

Uribe aseguró que los servicios de inteligencia de su gobierno manejan, desde hace varios días, la hipótesis de que un niño de características similares a las que tendría el hijo de Clara Rojas podría haber sido entregado a los servicios sociales colombianos.

Las FARC no se han atrevido a cumplir el compromiso de liberar a los secuestrados porque no tienen en su poder al niño Emmanuel
Álvaro Uribe, presidente de Colombia

"En la mañana de hoy (lunes), el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar recibió una solicitud del Defensor del Pueblo de San José de Guaviare (...) quien dijo que le estaban reclamando un niño que había sido entregado al ICBF en San José del Guaviare, en julio del año 2005", afirmó Uribe.

El presidente colombiano planteó a la Cruz Roja Internacional y al gobierno venezolano para que la madre de Clara Rojas, quien está en Caracas, permita que se hagan pruebas de ADN para determinar la identidad del niño en poder de los servicios sociales, del que sospechan pueda ser Emmanuel.

Uribe "dinamitero"

Poco después de las palabras de Uribe, desde Caracas el presidente Hugo Chávez expresó dudas sobre las razones de Uribe de plantear su hipótesis sobre el niño Emmanuel.

"Si tienen al niño hace varios días (...) ¿por qué no terminaron de comprobar o descartar la hipótesis? Si les faltaban, o les faltan, unos pocos pasos", dijo Chávez en una segunda entrevista telefónica con la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

El canciller venezolano, Nicolás Maduro (segundo a las der.), se dirige a una reunión con Uribe en Villavicencio
Maduro llegó sorpresivamente a Villavicencio.

El mandatario venezolano se preguntó "por qué" su colega colombiano esperó hasta llegar a Villavicencio para presentar su hipótesis, de la que dijo esperar que fuera cierta.

Sin embargo, afirmó que "Uribe fue a dinamitar esta tercera fase de la operación, con esta bola de humo".

Bogotá "miente"

A cuatro días de iniciada la Operación Emmanuel, las FARC enviaron una carta al presidente Chávez en la que afirman que las hostilidades del ejército colombiano han impedido concretar la liberación.

"Tengo razones para creer que sí hay operativos. No puedo afirmarlo porque no estoy allá ni tengo un satélite como tienen los gringos", dijo Chávez, que aseguró que le " consta que el gobierno miente".

Los intensos operativos militares que se realizan en la zona nos impiden por ahora entregar (a los rehenes)
Carta de las FARC leída por Hugo Chávez

En cambio, afirmó que "hasta ahora no me he topado con una mentira de las FARC" y aclaró que "yo no conozco bien a las FARC(...), yo no puedo dar fe de que confío o no confío, no tengo elementos".

"El único compromiso que conmigo han tenido es aquel de la entrega de las pruebas de vida (...) Ellos cumplieron, sólo que el gobierno de Colombia, en unas actitudes distintas a las acordadas, secuestraron las pruebas como dice el comunicado de las FARC", expresó Chávez.

Operaciones militares

En una entrevista telefónica previa con VTV, Chávez leyó lo que definió como "un comunicado del directorio de las FARC" que le habría llegado pocas horas antes fechado en las "montañas de Colombia".

Según la carta leída por el presidente, los guerrilleros le explican que los "intensos operativos militares que se realizan en la zona nos impiden por ahora entregar" a los rehenes.

Desde Villavicencio, el presidente Uribe afirmo que "aquí no ha habido operaciones militares en las dos últimas semanas en el área general".

En una reunión con los representantes de los gobiernos que actúan como garantes de la misión y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, que viajó sorpresivamente en la mañana al lugar, Uribe anunció que aceptaba crear un "corredor humanitario" para facilitar la liberación.

"Acabamos de aceptar (...) que se cree ese corredor libre de nuestra parte de operaciones militares activas para facilitar que las FARC trasladen a los secuestrados del sitio de cautiverio al sitio donde presuntamente los liberarían" explicó Uribe.

Sin embargo, en una primera evaluación de ese corredor, el presidente Chávez aseguró que un despeje militar por parte colombiana "no costaría nada. Allí hay una cuestión de orgullo que se nota al hablar sobre el tema".

"Tengo razones para desconfiar del gobierno de Colombia", sentenció el presidente venezolano, quien dijo que posiblemente sería necesario hacer regresar a Caracas a los enviados internacionales.

Retiro de los delegados

Por su parte, los delegados internacionales anunciaron que regresarán a cumplir la misión cuando estén dadas todas las condiciones de seguridad, y consideraron "conveniente la suspensión provisoria de su presencia en territorio colombiano".

"Cuando estén dadas todas las condiciones para la entrega de Consuelo, Clara y Emmanuel, la comisión de delegados internacionales inmediatamente continuará con su misión", dijeron en una declaración leída por el ex presidente de Argentina Néstor Kirchner, que encabezó la misión.

Néstor Kirchner durante la lectura de la declaración en Villavicencio
Los delegados regresarán cuando estén dadas todas las condiciones para la entrega.

Los emisarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Francia y Suiza esperaban desde hace varios días en Villavicencio la entrega de los rehenes.

La declaración reconoce que en la última fase de la operación "se han sufrido dificultades que hasta ahora han impedido la concreción" de la liberación.

"Se trata del momento más crucial y delicado. Se hace necesario reunir todas las condiciones para la seguridad de todos y el éxito de la entrega", señalaron.

Kirchner leyó la declaración tras el despegue de cuatro aeronaves venezolanas facilitadas para la operación, en la que viajaban los otros garantes, y anunció que en breve partirá hacia Buenos Aires.

Los comisionados instaron al gobierno colombiano a crear el espacio humanitario seguro que permita realizar el traslado de los secuestrados hasta el lugar de su liberación.

Y a las FARC le pidieron abstenerse de realizar "acciones" durante el rescate humanitario que esperan llevar a cabo.

NOTAS RELACIONADAS
Colombia: llega canciller venezolano
31 12 07 |  América Latina
Rehenes: Venezuela manda más equipos
30 12 07 |  América Latina
Rehenes: se agota el plazo
30 12 07 |  América Latina
Rehenes: entrega sin plazo
30 12 07 |  América Latina
Rehenes: helicópteros listos
29 12 07 |  América Latina
Rehenes: operativo en marcha
28 12 07 |  América Latina
Liberación "antes de fin de año"
27 12 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen