Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 10 de diciembre de 2007 - 10:11 GMT
Menos muertos, más autocensura
Hernando Salazar
Hernando Salazar
BBC Mundo, Colombia

Carlos Cortés
De nada nos sirve que tengamos un comité (gubernamental) de protección a periodistas, si el presidente de la república, a través de sus declaraciones, los pone en riesgo
Carlos Cortés, Fundación para la Libertad de Prensa

En Colombia se han reducido los homicidios de periodistas, pero organizaciones gremiales y comunicadores consultados por BBC Mundo consideran que el panorama de la libertad de expresión sigue siendo preocupante.

A diferencia de años críticos como 1989, cuando fueron asesinados 12 periodistas, o de 2003, cuando mataron a 6, en 2007 han muerto violentamente 2, le dice a BBC Mundo Carlos Cortés, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip).

El gobierno subraya que esa reducción muestra el progreso de la libertad de prensa en el país.

"La Seguridad Democrática se propuso devolverle todas las condiciones al periodismo libre", dijo a principios de este año el presidente, Álvaro Uribe.

"En la actualidad, aunque todavía asesinan a profesionales del oficio, la voluntad del Gobierno, el esfuerzo de los organismos de seguridad y la cooperación ciudadana nos acercan al momento en que no se podrá amenazar ni asesinar impunemente a los periodistas", expresó

La Seguridad Democrática se propuso devolverle todas las condiciones al periodismo libre
Álvaro Uribe, presidente de Colombia

Según la Flip, 100 periodistas colombianos han sido asesinados entre 1986 y 2007, y en sólo dos casos hay condenas judiciales contra los responsables de esos crímenes.

¿Quiénes matan a los periodistas en Colombia? Las miradas se dirigen hacia actores armados ilegales, como guerrilleros de izquierda y paramilitares de derecha, pero también hacia grupos de políticos corruptos, dicen los expertos.

Tres amenazas

En diálogo con BBC Mundo, Eduardo Márquez, presidente de la Federación Colombiana de Periodistas, sostiene que hay tres grandes amenazas contra la libertad de expresión en Colombia: los actores armados, el acoso judicial y las malas condiciones laborales.

Márquez dice que en muchas regiones de Colombia las condiciones laborales de los periodistas son "premodernas", especialmente en la radio.

Eduardo Márquez
Hay tres grandes amenazas contra la libertad de expresión en Colombia: los actores armados, el acoso judicial y las malas condiciones laborales.
Eduardo Márquez, Federación Colombiana de Periodistas

"Los periodistas no tienen contrato y se les paga con el derecho a vender publicidad. Entonces se convierten en publicitas y periodistas. Y como el principal anunciante es el Estado, se desdibuja el papel de fiscalización de los medios", agrega.

Pero, sin duda, lo que más llama la atención son las amenazas de muerte. Alegando amenazas en su contra, recientemente salieron de Colombia William Parra, corresponsal de Telesur; Gonzalo Guillén, de El Nuevo Herald, y Hollman Morris, director de un programa de televisión.

Carlos Cortés declara que le preocupa "la contradicción abierta con el mensaje público del gobierno sobre la libertad de expresión".

"De nada nos sirve que tengamos un comité (gubernamental) de protección a periodistas, si el presidente de la república, a través de sus declaraciones, los pone en riesgo. No quiero decir que el presidente los va a matar, pero en río revuelto pueden atacar a los periodistas", afirma.

Y precisa que es "contradictorio" que por un lado el presidente fustigue a algunos periodistas "y diez minutos más tarde llame la policía a ofrecerles protección".

El presidente Uribe ha dicho que su política de seguridad " está al servicio de la libertad, es apoyo al periodismo libre y es garantía para el disenso".

Medidas de protección

Un total de 150 periodistas colombianos tienen medidas de protección de un comité que funciona en el ministerio del Interior y en el cual tienen asiento delegados gremiales y organismos de protección del Estado.

Me parece que hay una gran confabulación de sectores económicos y fuerzas gubernamentales para impedir que las dos caras del conflicto puedan ser escuchadas por la opinión publica.
Jorge Enrique Botero, corresponsal de La Jornada

De esos 150 comunicadores, 40 tienen medidas especiales, que incluyen escoltas, chalecos antibalas y hasta carros blindados. Uno de los casos más llamativos es el de 10 periodistas de Arauca, en la frontera con Venezuela, amenazados por la guerrilla.

Una de las más recientes amenazas ocurrió contra el periodista Jorge Enrique Botero, corresponsal del periódico La Jornada, de México.

Botero le relató a BBC Mundo que hace pocos días sus dos hijos recibieron correos electrónicos donde informaban sobre la muerte de su padre.

"Me parece que hay una gran confabulación de sectores económicos y fuerzas gubernamentales para impedir que las dos caras del conflicto puedan ser escuchadas por la opinión publica", dice Botero, quien dice que no se irá del pais.

Esta misma semana, en el puerto petrolero de Barrancabermeja, Diro César González, director del periódico La Tarde, fue nuevamente amenazado por grupos paramilitares de derecha luego de regresar a esa ciudad, de la cual había tenido que salir por un tiempo.

Ante ese panorama, Cortés admite que en muchas regiones "prima la autocensura como medio de protección".



NOTAS RELACIONADAS
Colombia, peligroso para sindicalistas
03 07 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen