Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 27 de noviembre de 2007 - 02:01 GMT
Bolivia: marchas y radicalización
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, enviado especial a La Paz

Manifestante cruza una barricada en Sucre.
La ciudad de Sucre ha sido escenario de serios disturbios.

A pesar de los llamados a la calma, el presidente de Bolivia, Evo Morales, y la oposición compitieron este lunes con multitudinarios actos en La Paz y Santa Cruz, en los que se culparon mutuamente del fin de semana violento que se cobro la vida de cuatro personas.

Los incidentes, que además dejaron centenares de heridos, se produjeron luego de que la Asamblea Constituyente, dominada por el oficialismo, aprobara el sábado la Carta Magna sin la presencia de la oposición.

 Violencia y muerte

El cuerpo, paralizado desde hacía tiempo por la disputa entre Sucre y La Paz por la capitalidad, había retomado repentinamente sus sesiones un día antes, en un cuartel militar para protegerse de las protestas.

Todo esto ha sido fuertemente cuestionado por la oposición, y las posiciones parecen haberse radicalizado.

¿Cómo puede ser aceptada una Constitución Política si ni siquiera los que la aprobaron la han leido? Es una Carta Magna impuesta con sangre que va a dividir aún mas a los bolivianos.
Jaime, La Paz

Ante miles de simpatizantes en La Paz, Morales pidió a los constituyentes fieles que vuelvan a reunirse para concluir el proceso constituyente, antes de que la Carta Magna sea sometida a un referendo.

"Ojalá nuestra compañera Silvia Lazarte, presidenta de la Asamblea, convoque de una vez para terminar de aprobar la Constitución. Ya se ha aprobado 'en grande' (primera instancia) y lo que falta es 'en detalle' (artículo por artículo)".

Y apuntó contra los asambleístas opositores: "Si no quieren venir, igual. Yo tengo mucha confianza ahora en nuestros constituyentes".

Según Morales, la Carta Magna no responde sólo a la voluntad de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), sino también a la de "diez agrupaciones políticas" aliadas, aunque minoritarias, que votaron en Sucre. Por sus rivales no están de acuerdo.

"Como un sindicato"

Policía enfrenta disturbios en Sucre.
Dirigentes opositores responsabilizaron al presidente Morales por las víctimas en Sucre.

Cuando terminaba el acto encabezado por el mandatario boliviano en La Paz, la oposición iniciaba el suyo en la ciudad oriental de Santa Cruz, la más rica del país.

El presidente del Comité Cívico cruceño, Branco Marinkovic, acusó a Morales de "mandar a matar" a las víctimas de Sucre y dijo que manejaba el país "como un sindicato cocalero", en referencia al modo en que se aprobó la Carta Magna.

"Hoy le decimos al presidente: una Asamblea Constituyente en un cuartel militar no la va aceptar jamás el pueblo", advirtió Marinkovic.

La tensión entre el oficialismo y la oposición podría incrementarse esta semana, luego de que líderes cívicos y políticos regionales reunidos en Santa Cruz convocaran a una huelga para el miércoles en seis de los nueve departamentos bolivianos.

Mientras todo esto ocurría, en Sucre se realizaban los funerales de las víctimas de los disturbios, donde abundaron las escenas de dolor.

Esta ciudad se encuentra en situación extremadamente delicada, ya que las fuerzas policiales se replegaron de la zona urbana y casi dos centenares de delincuentes comunes se fugaron el domingo de la cárcel local, lo que ha provocado temor entre los lugareños.

Los vuelos desde y hacia Sucre permanecen suspendidos, y numerosos turistas han partido apresuradamente hacia otros destinos en ómnibus.

División

Manifestante con bandera boliviana
Para algunos analistas, Bolivia está cerca de una guerra civil.

Según los analistas, la gran pregunta es si Evo Morales será capaz de sostener su proyecto constitucional sin el apoyo de la oposición y en un país que parece cada vez más dividido y al borde de una guerra civil.

Conscientes de esta situación, las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA) pidieron moderación a todas las partes en el conflicto.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, hizo un llamado al diálogo, afirmando que los enfrentamientos "revelan una inquietante división de la sociedad boliviana que afecta seriamente el clima que debe reinar durante la formulación de una Carta Magna".

"Un proceso constituyente no debe implicar la derrota de un sector del país por el otro, sino el resultado de la armonización de intereses diversos".



NOTAS RELACIONADAS
Evo Morales avala la Constitución
26 11 07 |  América Latina
Gobierno de Bolivia pide "calma"
26 11 07 |  América Latina
Bolivia: Constitución nace con violencia
25 11 07 |  América Latina
Disturbios en torno a Constituyente
24 11 07 |  América Latina
Bolivia: Constituyente en recinto militar
23 11 07 |  América Latina
Hablan constituyentes
23 11 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen