Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 29 de noviembre de 2007 - 17:38 GMT
Enemigo constitucional
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Hugo Chávez, presidente de Venezuela
Chávez se define entre otras cosas como un soldado.
El presidente Hugo Chávez se define siempre con orgullo como "un soldado". Y quizá haya sido por su formación militar que puso particular énfasis en los cambios constitucionales que propone para el sector armado.

"También en la Fuerza Armada Nacional hay que hacer cambios profundos que no se han hecho" dijo Chávez el 15 de agosto, cuando presentó la propuesta original a la consideración de la Asamblea Nacional.

El primer cambio es de denominación. En el artículo 328 la Fuerza Armada pasará de ser sólo Nacional a Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El segundo es de definición, pues las futuras FANB no serán ya "un cuerpo esencialmente profesional" -una definición elitista, según el presidente- sino que serán un cuerpo "esencialmente patriótico, popular y antiimperialista".

Enemigo declarado

Para muchos esa definición de antiimperialista equivale a declarar que Venezuela tendría en el futuro como enemigo "constitucional" a su principal socio comercial: Estados Unidos, país al que el presidente Chávez se refiere constantemente como "El Imperio".

El enemigo para Chávez está definido: es EE.UU. Esa insistencia no es un capricho, es una decisión estratégica
Alberto Garrido, analista
Quienes comparten el proyecto presidencial afirman que no necesariamente la vocación antiimperialista deba ser una antiestadounidense, sino que equivale a una declaración de principios generales, lógica en una país que promueve un orden mundial multipolar y libre de imperialismos de cualquier origen geográfico.

Sin embargo el gobierno venezolano advierte permanentemente que desde Washington se busca desestabilizarlo y pone como ejemplo el golpe de estado de abril de 2002, que según la versión oficial fue promovido por el Departamento de Estado.

"El concepto de revolución bolivariana está directamente asociado al de emancipación de los EE.UU.", explicó a BBC Mundo, Alberto Garrido, estudioso del proyecto político "chavista".

"El enemigo para Chávez está definido: es EE.UU. Esa insistencia no es un capricho, es una decisión estratégica", afirma Garrido.

Vocación pacifista

Raúl Baduel
"El anhelo del pueblo venezolano es que nuestra institución deber ser propulsora y mantenedora de la paz
General Raúl Baduel
Esa decisión generaría "incertidumbre" según le dijo a BBC Mundo, el general Raúl Baduel, quien tras su reciente pase a retiro rompió su vieja alianza con el presidente (ambos son compadres) y expresó su desacuerdo con la reforma.

"Cuando se declara que hay un enemigo, va contra vía con la vocación pacifista del pueblo venezolano", afirmó Baduel.

"El anhelo del pueblo venezolano es que nuestra institución deber ser propulsora y mantenedora de la paz. Generadora de sosiego y sendero cierto hacia el desarrollo del colectivo nacional, en consonancia con la vocación pacifista del pueblo venezolano".

Pueblo en armas

En los últimos años el gobierno venezolano ha realizado grandes compras de equipos militares.

Reposición de material caduco, es el argumento oficial; "carrera armamentista" denuncian críticos del presidente dentro y fuerza de Venezuela.

Aviones, helicópteros, lanchas rápidas, submarinos, sistemas de radar, fusiles son parte de la lista de compras hechas por Caracas en los últimos años.

"Los helicópteros son ideales para las guerras de resistencia" expresó Chávez en abril de 2006 al recibir los primeros 3 helicópteros M17 rusos de la flota de 33 que compró a Moscú.

El presidente Chávez ha advertido con la posibilidad de una "guerra de 100 años" en caso de una hipotética invasión estadounidense a Venezuela.

No sería una confrontación militar convencional -ya que se reconoce las enormes diferencias de poderío- sino una "no convencional o asimétrica". Una guerra de resistencia.

Guerra centenaria

Pero el analista Alberto Garrido asegura que pese a las compras de armas, el mandatario venezolano "no le da importancia fundamental al desarrollo de la Fuerza Armada regular sino a la milicia".

Hugo Chávez en un helicóptero
"Los helicópteros son ideales para las guerras de resistencia" dijo Chávez en 2006.
Desde 2005 el gobierno ha venido conformando una reserva o guardia territorial, que según el presidente Chávez será la base de la defensa venezolana ante cualquier agresión extranjera.

"Porque la milicia en ese tipo de confrontación irregular para a ser el componente estratégico que se maneja bajo el término de pueblo en armas" afirma Garrido.

Es frecuente ver en medios de comunicación gubernamentales y en declaraciones de algunos voceros oficiales la comparación con "la resistencia" que se lleva a cabo en Irak frente a las fuerzas estadounidenses.

La propuesta de modificación del artículo 328 define la función de las nuevas FAB como "la ejecución de la doctrina militar bolivariana (...) y de la guerra popular de resistencia".

Por eso Garrido afirma que de aprobarse la reforma constitucional sólo "legitima y se legaliza" un potencial conflicto con los EEUU.

"Está planteado desde el punto de vista del discurso desde hace años. Lo que pasa es que no le ponían atención a Chávez".

Orden interno

En el modificado artículo 328 se declara como función de las Fuerzas Armadas Bolivarianas la participación "en tareas de mantenimiento de la seguridad ciudadana y la conservación del orden interno" algo que en la actualidad sólo realiza la Guardia Nacional, una especie de policía militarizada.

Los militares venezolanos hemos adquirido un grado de madurez y de conciencia tal que más nunca nos pondremos al servicio de personalidad alguna, ni de parcialidad alguna, ni de elite alguna
Hugo Chávez, presidente de Venezuela
Además las FAB no estarán ya "al servicio de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna" como dice actualmente la Constitución para dedicarse "al servicio del pueblo venezolano (...) y en ningún caso al servicio de oligarquía o poder imperial extranjero".

Al presentar la propuesta de reforma a la Asamblea el presidente Chávez dijo que "los militares venezolanos hemos adquirido un grado de madurez y de conciencia tal que más nunca nos pondremos al servicio de personalidad alguna, ni de parcialidad alguna, ni de elite alguna".

Para los detractores del presidente Chávez las modificaciones propuestas, además de ir en contra de la doctrina pacifista tradicional venezolana, convertirán al sector militar en una fuerza políticamente alineada al gobierno y podría ser usada para la represión de movimientos de oposición con la excusa de la "desestabilización".

NOTAS RELACIONADAS
Venezuela: reforma entre piedras
08 11 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen