Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 12 de noviembre de 2007 - 10:07 GMT
"Responda, rey: ¿sabía del golpe?"
Redacción BBC Mundo

Hugo Chávez rodeado por periodistas, este fin de semana en Santiago
Me dicen que tuvieron que agarrarlo, que era como un toro bravío. Si él se para... yo no soy torero, pero ¡olé!
Hugo Chávez

La última palabra parece no estar dicha aún sobre los polémicos incidentes que dieron cierre a la Cumbre Iberoamericana este fin de semana en Santiago de Chile, ya que el presidente venezolano Hugo Chávez respondió a Juan Carlos de España "por qué no te callas tú, rey", y dice haber iniciado un "debate".

El desencuentro entre el mandatario venezolano y el monarca se dio el sábado mientras el jefe del gobierno socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero, exigía a Chávez "respeto" hacia su predecesor en el cargo, el conservador José María Aznar.

Chávez lo interrumpió para calificar -nuevamente- a Aznar de "fascista", y entonces el rey le espetó un: "¿Por qué no te callas?".

 Vea el incidente

Este domingo, Chávez le respondió haciendo referencia al dominio colonial: "Nosotros tenemos 500 años aquí en silencio. Nunca nos callarán; menos la voz de un monarca".

Además, insinuó que la corona estaba al tanto de los sucesos de abril de 2002, que llevaron a su salida temporal del poder, debido a que es "el mismo rey el que dirige la política exterior".

José Luis Rodríguez Zapatero y el rey Juan Carlos dirigiéndose a Chávez
El altercado amenaza con repercutir en las relaciones bilaterales.

"Ya empezó el debate. Señor rey, responda: ¿sabía usted del golpe de Estado en contra de Venezuela, contra el gobierno democrático legítimo de Venezuela en 2002?", dijo.

Chávez acusa a los gobiernos de Washington y Madrid de la época de haber apoyado la "conspiración" que llevó a una junta cívico militar a tomar el poder por unas horas.

El incidente

Chávez ya había provocado la ira de la delegación española en Santiago de Chile cuando llegó a la cumbre, el viernes. En reiteradas oportunidades calificó a Aznar, que gobernaba España en 2002, de "fascista".

Al día siguiente insistió en el apelativo, agregando que "una serpiente es más humana que un fascista".

Esto motivó que el actual presidente de gobierno español le exigiera "respeto" en su discurso de cierre.

"Se puede estar en los antípodas de una posición ideológica -y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar-, pero fue elegido por los españoles, y exijo ese respeto", dijo Rodríguez Zapatero.

Pero Chávez insistió, y entonces el rey Juan Carlos metió baza: "¿Por qué no te callas?".

El mandatario venezolano siguió adelante con sus críticas y arremetió contra EE.UU., la jerarquía eclesiástica venezolana y el Papa.

Más tarde, aclaró que espera que el altercado no dañe las relaciones bilaterales. "Yo no quiero estar chocando con España", pero dijo que el "debate" ha comenzado.

Reacciones
José Luis Rodríguez Zapatero, el rey Juan Carlos de España, y Hugo Chávez, en 2005
¿Amigos? Al rey lo exasperaron las interrupciones de Chávez y más tarde abandonó la sala.

Los principales sectores políticos y los medios de prensa españoles aprobaron la reacción del rey Juan Carlos y justificaron la necesidad de "callar" a Chávez.

Aunque el grupo Izquierda Unida consideró "excesivo" el exabrupto real, el gobierno del socialista PSOE lo calificó de "impecable", y también el líder opositor del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, aplaudió el comentario.

Rajoy aclaró de todos modos que el incidente se produjo por las "amistades peligrosas" que procura La Moncloa.

El diario El Mundo dijo que el rey "puso a Chávez en su lugar", y El País señaló que las diatribas del líder bolivariano contra Aznar "superaron todos los límites tolerables".

Desde Cuba, el vicepresidente Carlos Lage intentó poner paños fríos a la polémica, diciendo que en ningún momento debería interpretarse como "un ataque al rey, al gobierno actual o al pueblo español".

Y si bien su par venezolano, Jorge Rodríguez, tildó la actitud del monarca como "vulgar y grosera", y defendió la de Chávez como "serena y responsable", se supo que la cancillería recibió instrucciones "para evitar una escalada diplomática".

Mientras, la oposición -que busca en estas fechas la forma de impedir la reforma constitucional propuesta por el gobierno- lamentó profundamente la actitud del presidente.

"Excremento, olé"

Antes de partir de Santiago rumbo a Caracas, Chávez se detuvo para conversar con la prensa sobre las reacciones al incidente.

José María Aznar y Hugo Chávez abrazados, en 2000
Otros tiempos. Chávez acusa a Aznar de apoyar la "conspiración" que lo alejó del poder en 2002.

Apuntó que los periodistas "sobredimensionaron" el episodio, y prosiguió a elaborar sus propias reflexiones sobre el tema.

"Esa furia de su majestad sorprende a estas alturas. Sorprende en un hombre tan maduro como él, en un hombre que se supone sabio, no enviado de Dios, como antes se decía", dijo.

"Me dicen que tuvieron que agarrarlo, que era como un toro bravío. Si él se para... yo no soy torero, pero ¡olé!", agregó.

De paso, Chávez criticó los comentarios de Rajoy y lo calificó de "excremento".

"Yo ando volando. No como las moscas, que se paran en el excremento. No tengo nada que responder al excremento", dijo.

Según afirmó, no fue él sino la delegación española la que cometió "varios errores", y remató señalando que "hay que acabar con los viejos resabios monarquistas. Que nos respeten; no somos subalternos de ninguna corona".



NOTAS RELACIONADAS
"¿Por qué no te callas?"
10 11 07 |  América Latina
Finaliza la cumbre de la "cohesión social"
10 11 07 |  América Latina
Cumbre en horas finales
10 11 07 |  América Latina
Encuentro Chávez-Uribe
10 11 07 |  América Latina
Papeleras: "sombra" en la Cumbre de Chile
09 11 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen