Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 27 de octubre de 2007 - 10:47 GMT
Rostros de Darfur
Redacción BBC Mundo

Gente de Darfur [Foto: Mohammed Nureldine]

Cuatro años y medio de conflicto entre el gobierno sudanés y los grupos rebeldes en la región oeste del país, Darfur, ha provocado que más de 2 millones de personas se vean forzadas a abandonar sus hogares.

Son ellos los que más necesitan que las conversaciones de paz que se realizan en Libia sean el comienzo del fin de la guerra.

Amber Henshaw, de la BBC, estuvo en un campo de desplazados en el norte de Darfur y conversó con algunos de ellos sobre su experiencia de vivir los horrores de este conflicto.


Campo Abu Shouk
Cerca de 'El Fashir', norte de Darfur

Aves de presa sobrevuelan las montañas de desperdicios que se encuentran a tan sólo unos metros del campo de desplazados de Abu Shouk.

Vea como es el campo de desplazados de Abu Shouk, en el norte de Darfur.

El polvoriento campo es hogar de unas 55.000 personas que se vieron forzadas a huir de sus aldeas durante los más de cuatro años de conflicto en la región.

El campo, que está a las afueras de la población de El Fasher, en el norte de Darfur, es extensísimo y está abarrotado, líneas y líneas de chozas marrones, hechas de barro que llegan hasta el horizonte.

Los burros que tiran de los carros y las mujeres que visten de colores llamativos deambulan por el campo mientras tratan de esquivar unos pequeños taxis azules demacrados.

La mayoría de la gente que vive en este campo es de la tribu Fur. Son cerca del 95% de la población.

Mucha de la gente con la que hablé eran simpatizantes de la facción del Ejército Popular de Liberación de Sudán, encabezado por Abdel Wahid Mohamed Ahmed el-Nur, un líder influyente sudanés que dejó claro desde el principio que no atendería las negociaciones de paz, las cuales comienzan en Libia este sábado 27 de octubre.

También hay un mercado pequeño en el campo, que vende fruta fresca y verduras... de alguna manera la vida continúa.

Pero durante la noche es otra historia, la gente dice que le aterroriza ir a dormir. Afirman que oyen disparos, pero aseguran que no hay nadie a quien acudir, alguien que pueda hacer alguna cosa por ellos. Y dicen que cada vez hay más armas en el campo.

HAWA ABDULLAH MOHAMMED, 23, STUDENT

Hawa, estudiante [Foto: Mohammed Nureldine]
Hawa es la mayor de una familia de 10 hijos.

Hawa Abdullah Mohammed es la mayor de 10 hijos, el más joven tiene tan solo cuatro años.

Vivían con sus padres en el campo de Tawila cuando fue atacado con caballos, camellos y vehículos por la milicia pro árabe Janjaweed en marzo de 2003.

Su familia caminó durante días para encontrar protección, asegura Hawa. Explica que muchas mujeres sufrieron ataques durante el camino. Las violaron, incluso miembros de sus propias familia.

Uno de los hermanos de Hawa fue capturado y torturado por las milicias Janjaweed, querían que se encargase del ganado, siete meses más tarde fue liberado.

Hawa, que pertenece a la tribu Fur, estaba en la escuela secundaria cuando se vio obligada a huir de su poblado.

Ahora Hawa estudia inglés en la Universidad de El Fasher.

KHALED ABDEL MUTI ALI, 27, GRADUADO

Khaled, graduate [Foto: Mohammed Nureldine]
Khaled tiene un título universitario en económicas y ciencias políticas.

Khaled Abdel Muti Ali, de 27 años, tiene un título de una universidad de la capital sudanesa, Jartum.

Obtuvo un título en economía y ciencias políticas en 2004, pero decidió regresar a Darfur, en lugar de quedarse en Jartum para buscar un trabajo.

Khaled explica que quería estar cerca de sus padres y de sus cuatro hermanos y cinco hermanas.

Su padre es de una de las tribus árabes llamada Rizeigat. Su madre pertenece a la tribu Fur.

Khaled no trabaja en el campo, pero a veces ayuda con algunas tareas de organizaciones no gubernamentales.

Asegura que vio unos 5.000 integrantes de la milicia Janjaweed en su pueblo de Tarnei, que antes estaba habitado por unas 125 familias.

Khaled dice que la gente allí fue violada y asesinada. Los atacantes amenazaban con matar si rechazaban entregar su dinero.

OMDA SALAH BAKHOOR, 30

Omda Salah Bakhoor se fue de su pueblo con su familia hace cinco años.

Tiene 30 años y es de la tribu Fur. Está casado con tres hijos, dos niñas y un niño.

Salah dice que en febrero de 2002 su poblado Tawila, en el norte de Darfur, fue atacado.

Bombardearon el pueblo, lo quemaron y lo saquearon.

Salah explica que utilizó su coche para transportar a los pobladores a lugares seguros, pero la milicia Janjaweed los siguió y después los atacó.

Fue forzado a presenciar cómo su prima de 14 años era violada por cuatro hombres.

La familia caminó durante días para encontrar un lugar seguro. Antes de llegar a este campo de desplazados, vivían en condiciones paupérrimas.

KHADIJA IBRAHIM MOHAMMED, 60,

Khadija [Foto: Mohammed Nureldine]
Khadija quiere que regrese la paz para poder regresar a su casa.

Khadija Ibrahim Mohammed de 60 años está casada y tiene nueve hijos.

Hace cuatro años hubo un gran ataque en el norte de Darfur, donde ella vivía, y se vio forzada, con su familia, a abandonarlo todo, su casa y sus tierras.

La zona alrededor de la población de Tawila fue arrasada. Quemaron las casas, con niños dentro que eran demasiado pequeños para poder andar.

Explica que vio cómo dos estudiantes que estaban durmiendo fueron muertos a tiros.

A Khadija no le gusta vivir en el campo. Dice que no puede dormir durante la noche porque no se siente segura. Quiere regresar a su casa, pero no puede hasta que haya paz en Darfur.

WODI DAWOUD, 30

Wodi [Foto: Mohammed Nureldine]
Wodi quiere comenzar una nueva vida en algún otro lugar.

Wodi Dawoud está casado y viene de Gad Al-Haboub, una población en el sur de Darfur.

Dice que cuatro de sus hijos han muerto desde que comenzó el conflicto.

Todavía tiene dos hermanas y un hermano que viven en el campo Abu Shouk.

Wodi Dawoud trabajaba en el extranjero cuando la violencia escaló en 2002, pero regresó a Darfur después de saber lo que había pasado a su familia y amigos.

Cuando retornó a su poblado, presenció cómo la milicia quemó chozas con niños pequeños aún dentro. Wodi dice que desde que vio este incidente no quiere regresar allí.

Quiere empezar una nueva vida en algún otro lugar.

MOHAMMED, 25, GRADUADO

Mohammed, quien no quiso dar su nombre real por miedo a represalias, tiene 25 años.

Se acaba de graduar en Inglés y Geografía en la universidad cerca de El Fasher.

Acababa de terminar su escuela secundaria cuando tuvo que abandonar la población donde vivía con su familia, sus padres y seis hermanos.

Así que tuvo que retomar exámenes antes de que pudiera comenzar la universidad.

Mohammed explica que tuvieron que abandonar el lugar cuando la milicia Janjaweed y el gobierno atacó su poblado.

Asegura que durante 24 horas aviones Antonov bombardearon el pueblo. Su abuela y dos primos murieron.

Mohammed dice que la vida en Abu Shouk es muy peligrosa. Habla de disparos durante la noche.

Dice que cree que el gobierno está forzando a la gente a regresar a sus casas.

Gente de Darfur [Foto: Mohammed Nureldine]



NOTAS RELACIONADAS
Sudán se debate en Libia
26 10 07 |  Internacional
Darfur: rebeldes acusan a Jartum
09 10 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen