Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 23 de octubre de 2007 - 00:47 GMT
Congreso tiene última palabra
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

Capitolio de Estados Unidos
Algunos legisladores alegan falta de transparencia en las discusiones sobre el plan.

Al presentar la solicitud de los fondos para México y Centroamérica, el presidente George W. Bush enfatizó a los congresistas que esperaba la aprobación de la ley rápidamente.

"Espero que el Congreso analice rápidamente este suplemento... y que pasen una ley limpia y rápida lo más pronto posible", señaló el mandatario al presentar la ley del gasto suplementario para la guerra en Irak y Afganistán, donde se incluye una partido para México.

Esta ley de "gastos suplementarios para la guerra contra el terrorismo" de US$46.000 millones incluye US$550 millones en el 2008 para la "Iniciativa Mérida".

El total de la asistencia a México y Centroamérica, será de US$1.400 millones, en un periodo de dos años.

Molestia

Sin embargo, para que se concrete esta asistencia, el Congreso de EE.UU. tiene que aprobar la iniciativa y las primeras reacciones han dejado entrever la molestia de los legisladores ante la poca transparencia del gobierno para negociar el plan.

Soldado mexicano en operación antidrogas
La iniciativa destinaría fondos estadounidenses para la lucha antidrogas en México.

Entre otros, el representante demócrata Eliot Engel, quien es además el que preside el Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental en la Cámara Baja, dijo que espera que "la administración Bush se muestre más comunicativa ahora que han anunciado el plan".

"Quiero analizar la iniciativa de ayuda para México y Centro América, pero el Congreso tenía que haber sido consultado mientras el plan se estaba desarrollando", señaló el congresista.

Engel advirtió que ésto no "es un buen inicio" para lo que debe ser un esfuerzo importante para evitar el incremento del narcotráfico y la violencia en la región.

Este congresista llevará a cabo una audiencia sobre el tema el próximo jueves, aunque una decisión final para aprobar la ayuda puede tardar semanas.

"Quizá introdujeron la ayuda de México en la ley suplementaria para la guerra contra el terrorismo con la esperanza de que el Congreso no pueda negarse a apoyarla... pero claro... la administración puede que termine pagando un costo por no haber consultado de manera adecuada a miembros del Congreso", señaló entre otros Michael Shifter, analista del Diálogo Interamericano.

No ayuda, efectivamente, que el paquete de asistencia se haya negociado de forma secreta.

"Es verdad que ha sido un proceso bastante largo y poco público. Esto puede ser luego contraproducente para que los demócratas aprueben la ayuda", explicó Andrew Selee, director de Instituto México del Centro Woodrow Wilson.

Por lo que se conoce ahora, la "iniciativa de Mérida" incluye entrenamiento, capacitación y sobre todo, asistencia material para la lucha contra el crimen organizado.

No implica, sin embargo, el aumento de agentes estadounidenses en suelo mexicano, que era un tema de gran sensibilidad en México.

Dudas

En EE.UU. ese no es un tema de gran importancia, pero el control de los fondos si lo será.

Según fuentes consultadas por la BBC, esa será una de las inquietudes a la que tendrán que hacer frente los funcionarios para convencer a los legisladores: "¿Quién estará a cargo de gastar el dinero?"

Estamos preocupados por la falta de detalles en algunos aspectos del plan. Por ejemplo no se especifica qué instituciones en México van a recibir los fondos. Tampoco se dice si irán a instituciones civiles o si van a parar a las fuerzas militares
Joy Olson, WOLA

Esta inquietud la reflejan también los grupos de estudios de la región, entre ellos el WOLA , el Washington Office for Latin America.

"Estamos preocupados por la falta de detalles en algunos aspectos del plan. Por ejemplo, no se especifica qué instituciones en México van a recibir los fondos. Tampoco se dice si irán a instituciones civiles o si van a parar a las fuerzas militares", señaló Joy Olson, analista y directora de WOLA.

Durante una conferencia de prensa que otorgó el subsecretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos, Thomas Shannon, las respuestas a estas inquietudes fueron muy magras.

Aunque el funcionario no respondiera en profundidad a los medios de comunicación, sí lo tendrá que hacer en los próximos días en sus encuentros con los congresistas.

Eso, claro, si la administración Bush espera lograr el apoyo de los legisladores.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen