Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de octubre de 2007 - 20:30 GMT
Bush: plan antidrogas para México
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

George W Bush durante el anuncio de la "Iniciativa de Mérida"
La propuesta de Bush tiene que ser aprobado por el congreso de su país.
El presidente George W. Bush pidió este lunes al Congreso US$500 millones para ayudar a México en la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Las autoridades dieron a conocer el plan bajo el nombre de "Iniciativa de Mérida", la ciudad mexicana donde Bush se reunió con el presidente Felipe Calderón en marzo de 2007.

Informalmente comenzó a ser llamado "Plan México", pero los funcionarios insistieron en no llamarlo así para evitar comparaciones con el "Plan Colombia".

La solicitud del mandatario estadounidense se hizo como parte del gasto suplementario para la guerra en Irak y Afganistán.

"Otorga asistencia vital para nuestros socios en México y Centroamérica que están trabajando para quebrar los carteles de droga y luchando contra el crimen organizado y el tráfico de personas", señaló Bush en un anuncio donde no dio ningún detalle, ni aceptó ninguna pregunta.

Ayuda regional

Según un comunicado de prensa de la Casa Blanca, esta cantidad es parte de los US$1.400 millones que se otorgarán a México en los próximos dos años para "combatir las amenazas del tráfico de drogas, el crimen trasnacional y el terrorismo en el hemisferio".

Objetivos
Mejora en los programas de las agencias de seguridad de nuestros socios en la vigilancia de su territorio
Equipamiento y activos para apoyar a las agencias de seguridad homólogas
Tecnología computarizada para fortalecer la coordinación de las fuerzas de seguridad e información entre México y EE.UU.
Tecnologías para aumentar la capacidad de México para recolectar inteligencia para propósitos de orden público

"El presidente Bush aprecia las acciones que el presidente Felipe Calderón ha tomado para enfrentar estos peligros y quiere incrementar el nivel de cooperación con este país", señaló la Casa Blanca.

El embajador estadounidense en México, Tony Garza, también destacó la importancia de ayudar al vecino país.

"Es en el interés de la seguridad nacional reducir la amenaza de crímenes y violencia que afecta a las sociedades de este hemisferio", señaló el diplomático.

Según el comunicado de prensa, además de los US$500 millones de dólares para México en el 2008, habrá US$50 millones para Centroamérica.

"Este plan va a proveer a México y Centroamérica de instrumentos adicionales, entrenamiento y técnicas para darle la vuelta a la página en la lucha contra el crimen organizado", agregó.

"Poca transparencia"

Sin embargo, para que se concrete el plan, hace falta la aprobación del Congreso de los EE.UU.

EE.UU. tiene responsabilidad en parte para lo que está pasando en México, tanto por la demanda de drogas, como por las armas que utiliza el crimen organizado en ese país
Michael Shifter, centro del Diálogo Interamericano

Según los analistas, el incluir estos fondos en la ley suplementaria para gastos de la guerra contra el terrorismo puede complicar su aprobación.

Otra lectura es que la administración Bush quiere que la lucha del crimen organizado sea visto como un problema de "seguridad nacional" y por eso une la ayuda, de manera indirecta, a la guerra en Irak o Afganistán.

Algunos legisladores estarán de acuerdo en la percepción de que el problema mexicano va más allá de la frontera y afecta también a los EE.UU.

Sin embargo, muchos congresistas demócratas se han quejado de la poca transparencia con la que se ha negociado este plan. Aunque no han reaccionado de manera oficial, varios legisladores contactados por la BBC señalaron que esperan conocer más detalles sobre cómo se va a utilizar esta ayuda antes de dar su opinión.

"Es verdad que ha sido un proceso bastante largo y poco público. Esto puede ser luego contraproducente para que los demócratas aprueben la ayuda", explicó Andrew Selee, director del Instituto México del Centro Woodrow Wilson.

Por lo que se conoce ahora el plan incluye entrenamiento, capacitación y, sobre todo, asistencia material para la lucha contra el crimen organizado.

La propuesta en papel estaría ahora circulando por los pasillos del Congreso y los detalles podrían surgir pronto.

Nueva era de colaboración

A pesar que la última palabra la tenga el Congreso, el anuncio de esta propuesta es el inicio de una nueva era en la colaboración entre EE.UU. y México.

Según analistas como Michael Shifter, del centro de investigación Diálogo Interamericano, EE.UU. debe responder, ayudar y evitar que se profundice la violencia en un país vecino.

"EE.UU. tiene responsabilidad en parte para lo que está pasando en México, tanto por la demanda de drogas, como por las armas que utiliza el crimen organizado en ese país. La mayoría llegan desde EE.UU. y aquí se tendría que tener un mayor control para evitar eso", señaló Michael Shifter.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen