Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 28 de agosto de 2007 - 11:57 GMT
Claves del escándalo
Steven Kingston
BBC, Sao Paulo

Presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva
Los escándalos de corrupción han dañado seriamente la popularidad de Lula.

La justicia brasileña inició un proceso penal contra José Dirceu, ex hombre fuerte del gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, por su presunta participación en el mayor escándalo que ha salpicado la gestión del mandatario.

Dirceu, quien fuera ministro de la Presidencia, será juzgado por el delito de corrupción activa en su presunto rol de "cabecilla" del esquema de sobornos conocido como "mensalão" ("mensualidad grande", en español).

La crisis creada en Brasil por las acusaciones de corrupción dentro del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) podría dañar seriamente al gobierno de Lula da Silva.

Las siguiente son las claves de este escándalo de corrupción que sacude al país sudamericano.











¿Cuáles son las principales acusaciones?

Se dice que el oficialista Partido de los Trabajadores, que tiene minoría en el Congreso y gobierna mediante coalición, optó por procurarse apoyo mediante dos vías.

Una, por medio del presunto pago de sobornos mensuales de US$12.000 (el "mensalão") a legisladores de otros partidos, y la otra a través de la supuesta manipulación del sistema de nombramiento de funcionarios de las empresas públicas.

Supuestamente, el gobierno encabezado por el PT nombró para puestos clave a integrantes de partidos que apoyaban el programa legislativo del oficialismo.

También se acusa al PT de suministrar -sin declarar- fondos a un partido aliado durante las elecciones municipales del año pasado.

¿Cuán serias son las acusaciones?

La acusación de soborno es muy seria incluso en un país donde la corrupción ha sido rampante.

Las alegaciones relacionadas con los nombramientos sorprenden menos, debido a que el intercambio de puestos de trabajo entre partidos es ampliamente visto como un elemento tradicional en la manera de hacer política en el país.

En cuanto a las acusaciones de financiamiento, éstas involucran más al PT que al gobierno; sin embargo, podrían conducir a una investigación mucho más amplia sobre el frecuentemente turbio tema de los fondos de las campañas electorales brasileñas.

El PT ha negado reiteradamente las alegaciones de pago de sobornos a diputados de otros partidos. Igualmente niega que haya suministrado fondos ilegales para campañas electorales.

¿Quién hace las acusaciones?

Las acusaciones las hizo Roberto Jefferson, diputado del Partido Laborista Brasileño (PTB) en la cámara baja del parlamento. Él dijo que el PT intentó, sin éxito, sobornar al PTB.

El propio Jefferson es objeto de una investigación por supuesta corrupción en el estatal servicio de correos. Sus detractores dicen que sus denuncias son una especie de chantaje político.

Su desempeño en las audiencias parlamentarias ha sido calmado y seguro, pero no ha aportado pruebas firmes de sus denuncias.

¿En qué evidencias se basan las acusaciones?

Varios diputados dicen haber escuchado sobre los sobornos, pero nadie ha salido al ruedo para sostener que el PT le ofreció dinero.

La policía está investigando la extracción de grandes sumas de dinero de cuentas bancarias a nombre del publicista Marcos Valerio, quien tenía varios contratos con el PT. Las extracciones coincidieron con votaciones cruciales en el parlamento.

El PT niega rotundamente las alegaciones de la oposición de que Marcos Valerio organizó la entrega de los supuestos sobornos, pero tras una negativa inicial terminó reconociendo pasadas relaciones financieras con él.

En 2003, Valerio garantizó personalmente dos préstamos bancarios al partido, y en julio de 2004 pagó el plazo de US$150.000 de uno de esos préstamos.

No hubo nada ilegal en esos préstamos, pero la colaboración de Valerio con el PT tuvo lugar cuando sus compañías de publicidad recibían pagos por trabajar con ministerios y empresas estatales.

Diputados opositores dicen que Valerio, mediante sus contactos, canalizó dinero público hacia el PT. Valerio y el PT lo refutan.

¿Quién ha renunciado hasta el momento?

El PT ha reconocido que cometió errores y que aportó información engañosa sobre sus relaciones con Valerio.

A principios de julio, las revelaciones provocaron la renuncia de cuatro altas figuras del partido: el presidente Jose Genoino, el tesorero Delubio Soares, el secretario general Silvio Pereira y el secretario de Comunicación, Marcelo Sereno.

Todos negaron su responsabilidad en acciones ilegales.

El influyente ex ministro de la Presidencia de Lula, José Dirceu, tuvo que renunciar en junio pasado y ahora la justicia decidió procesarlo penalmente por el escándalo de los sobornos.

El principal acusador, Jefferson, ha dicho que Dirceu sabía sobre los presuntos sobornos. El ex ministro ha insistido en que "tiene las manos limpias".

¿Está el presidente de algún modo involucrado?

Nadie ha sugerido que Lula ha estado personalmente involucrado en el "mensalão", y la mayoría de los brasileños confía en su honestidad.

Sin embargo, el gobierno ha reconocido que Lula fue personalmente informado de las acusaciones de Jefferson en marzo de 2005.

Lula encargó entonces una investigación y se le informó que ya una comisión parlamentaria había investigado acusaciones similares en 2004 sin que encontrara evidencia alguna.

¿En el peor de los casos cómo se vería Lula afectado?

Si se prueba que hubo una red de sobornos, y que el presidente sabía de su existencia, y no actuó para impedirla, podría ser acusado de "responsabilidad delictiva".

Ese sería el primer paso de un proceso de destitución, aunque en este momento, algo así parece improbable.

La mayoría de los políticos y observadores estiman que un supuesto proceso de destitución podría, además de obviamente afectar la imagen del país, desatar una crisis económica.

Un hipotético proceso de ese tipo se podría sortear por medio de un compromiso de Lula de que no se presentaría a la reelección el año próximo.

Los más recientes sondeos de opinión indican que la popularidad de Lula ha descendido notablemente y que de efectuarse ahora elecciones, las perdería.

¿Cuáles serían las consecuencias del escándalo?

Independientemente del resultado de las investigaciones, ya es un hecho que la imagen de honestidad del PT se ha dañado seriamente.

En 2002, millones de brasileños votaron por Lula con la esperanza de que él cambiaría una cultura política vista por muchos como fuertemente anclada en la corrupción y el clientelismo.

Ahora se percibe que el PT es "más de lo mismo".

La crisis podría además tener repercusiones regionales.

Primer presidente brasileño de origen humilde, Lula fue inicialmente visto como "el salvador" de la izquierda latinoamericana.

Otros países de la región han seguido el camino de Brasil y llevado al poder a presidentes de izquierda, con un discurso a favor de reducir las desigualdades sociales.

Ahora, el movimiento político de Lula lucha por su subsistencia.



NOTAS RELACIONADAS
Habrá juicio penal por "mensalão"
25 08 07 |  América Latina
Otro hermano de Lula "salpicado"
12 06 07 |  América Latina
Lula: "Mi hermano no es un corrupto"
05 06 07 |  América Latina
Escándalo y renuncia en Brasil
22 05 07 |  América Latina
Análisis de un nuevo escándalo
23 05 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen