Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 25 de agosto de 2007 - 03:31 GMT
Habrá juicio penal por "mensalão"
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, Cono Sur

La justicia brasileña decidió abrir un juicio penal a una veintena de ex funcionarios, legisladores, asesores y banqueros acusados de participar en el mayor escándalo de corrupción que ha salpicado al gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Luiz Inacio Lula da Silva/ Foto de archivo
Lula no ha sido acusado, pero el escándalo podría perjudicarlo.
Entre ellos figura Luiz Gushiken, ex ministro de Información de Lula, quien con otras 39 personas fue denunciado por su presunta responsabilidad en un esquema de sobornos conocido como "mensalão" ("mensualidad grande", en español).

Según la acusación, entre 2003 y 2005 el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) pagó a legisladores propios y aliados para que votaran a favor de proyectos de interés para el gobierno.

Todos los implicados han negado los cargos en su contra y algunos de ellos los han calificado de "fantasiosos".

El Supremo Tribunal Federal (STF), que durante tres días ha evaluado la denuncia hecha por la Procuraduría General, decidió procesar a Gushiken por el delito de peculado (desvío de dinero público).

Este dirigente ha acompañado a Lula en la política desde la década de los 70, cuando ambos eran dirigentes sindicales en el estado de Sao Paulo.

Gushiken fue ministro de Información entre 2003 y noviembre del año pasado, cuando se vio forzado a renunciar debido al desgaste provocado por las denuncias de corrupción.

Cabecilla

En la misma decisión el STF libró de la acusación de peculado al ex ministro de la Presidencia José Dirceu, quien ha sido señalado como el "cabecilla" del "mensalão".

José Dirceu presenta su renuncia./ Foto de archivo
Dirceu y otros ex funcionarios enfrentan problemas con la justicia.
El ex hombre fuerte del gobierno de Lula enfrenta, sin embargo, más cargos que el organismo debe revisar.

En cambio, el tribunal ordenó procesar por peculado -además de lavado de dinero y corrupción pasiva- al diputado y ex presidente de la Cámara Baja João Paulo Cunha y a un ex directivo del estatal Banco do Brasil, Henrique Pizzolato.

Por su parte, el publicista del PT Marcos Valerio será juzgado con dos de sus socios tras ser señalado como el presunto recaudador y distribuidor de los sobornos. El monto total del dinero público desviado habría ascendido a US$20 millones.

Valerio y sus asociados enfrentan cargos de corrupción activa, peculado y lavado de dinero.

También serán procesados cuatro ex ejecutivos del Banco Rural, quienes supuestamente aprobaron créditos que permitieron financiar las "mensualidades".

Otras nueve personas serán juzgadas por lavado de dinero, entre ellas el ex ministro de Transporte Anderson Adauto y uno de los fundadores del PT, Luiz Carlos da Silva, además de diputados del mismo partido, empresarios y asesores.

Según la ley brasileña, los crímenes de corrupción pasiva (recibir ventajas) y activa (proveerlas) tienen penas de dos a doce años de prisión y multa, el mismo castigo previsto para el peculado.

Mientras que por lavado de dinero las sentencias suelen ser de tres a diez años de prisión, más una sanción monetaria.

¿Sabía?

Lula, quien no ha sido denunciado directamente por el escándalo, ha dicho que no sabía de la existencia del esquema de mensualidades, pero la oposición duda que haya sido así argumentando que algunos de los acusados han sido hombres muy cercanos a él.

Un hombre cerrando un maletín / Foto de archivo
El dinero desviado habría superado los US$20 millones.
El "mensalão" fue denunciado en 2005 por el diputado Roberto Jefferson, en aquel momento un aliado del gobierno en el conservador Partido Laborista Brasileño.

El gobierno pareció tambalearse cuando estalló el escándalo. Lula tuvo que destituir a importantes colaboradores, a lo que se sumó la renuncia de varios dirigentes del PT.

El mandatario logró distanciarse del escándalo y evitó así que se vieran comprometidas sus posibilidades de reelección en octubre de 2006.

¿Saldrá esta vez indemne su gobierno, tras la decisión de la justicia brasileña de procesar a varios implicados en el "mensalão"?

El analista político Marco Antonio Villa, de la Universidad de Sao Carlos en Sao Paulo, dice a BBC Mundo que vislumbra futuras dificultades para Lula.

"El 'mensalão' parecía olvidado y ahora regresa con fuerza. El gobierno seguramente sufrirá un enorme desgaste y es posible que la oposición saque provecho del caso en la próxima campaña electoral", dijo.

Según Villa, se trata del mayor escándalo ocurrido en la política brasileña desde la renuncia del presidente Fernando Collor de Mello en 1992.

Sin embargo, no coincide con las opiniones alarmistas que especulan con la posibilidad de que Lula vea interrumpido su mandato.

"Estamos ante un caso que, sin duda, afecta a la institución del Estado republicano de Brasil. Sin embargo, dudo que vaya a haber algún cuestionamiento sobre el periodo presidencial. Por el momento, esto parece imposible", concluye Villa.



NOTAS RELACIONADAS
Otro hermano de Lula "salpicado"
12 06 07 |  América Latina
Lula: "Mi hermano no es un corrupto"
05 06 07 |  América Latina
Escándalo y renuncia en Brasil
22 05 07 |  América Latina
Análisis de un nuevo escándalo
23 05 07 |  América Latina
Lula pide investigar corrupción "a fondo"
22 05 07 |  América Latina
Escándalo de corrupción en Brasil
22 05 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen