Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 6 de agosto de 2007 - 15:13 GMT
Bolivia: un año sin nueva Constitución
Mery Vaca
Mery Vaca
Bolivia

Evo Morales
La Constituyente cumple un año sin haber redactado la nueva Constitución Política del Estado.

La nueva Constitución de Bolivia debía haber sido entregada este lunes, sin embargo, los asambleístas no lograron aprobar ni un solo artículo, destinaron ocho de sus 12 meses de gestión a llegar a un consenso en torno al reglamento de debates y tuvieron que acudir al Congreso Nacional para conseguir una prórroga.

Luego de intensas negociaciones, el viernes pasado los partidos se pusieron de acuerdo y lograron aprobar la ampliación hasta el 14 de diciembre y destinaron a la Asamblea un nuevo presupuesto, pero esta vez, le fijaron reglas y límites a la Constituyente.

También este lunes 6 de agosto Bolivia cumple 182 años de vida republicana y el presidente Evo Morales brindará su informe de gestión al Congreso Nacional

Acuerdos y desacuerdos

Protesta contra en cambio de la capital boliviana de La Paz a Sucre
La autonomía departamental es la principal demanda de los grupos opositores.
Las nuevas reglas y límites para redactar la Constitución desataron la molestia de la bancada oficialista, que amenazó con desconocer los acuerdos logrados en el congreso con el argumento de que pusieron en duda el carácter originario y plenipotenciario de la Constituyente.

El presidente de la bancada del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), Román Loayza, dijo a BBC Mundo que los asambleístas aceptan la ampliación y el presupuesto otorgados, pero explicó que no están de acuerdo con las reglas fijadas que obligan a la Asamblea a modificar su reglamento de debates y a respetar a las mayorías y minorías.

"Habrá una asamblea el martes o miércoles, dónde vamos a tratar el desconocimiento de lo que han hecho", dijo Loayza. Agregó que "ellos (los congresistas) quieren ser superiores a los asambleístas y eso no puede ser".

En medio de estas diferencias que afectan a la bancada oficialista, la Asamblea se encuentra en crisis porque grupos radicales de izquierda y de derecha decidieron pedir el cierre de sus sesiones porque consideran que sus demandas no fueron atendidas.

Ese es el caso de los indígenas del occidente y del oriente del país que se desmarcaron del denominado pacto de unidad, una entidad integrada por las organizaciones que respaldan la gestión del presidente Morales.

Cambio de opinión

Bandera boliviana frente al congreso.
La nueva Constitución debió ser entregada este lunes pero los partidos acordaron la ampliación hasta el 14 de diciembre.
Los indígenas exigen que la nueva Constitución permita a los pueblos originarios la elección de diputados por usos y costumbres.

El partido de Evo Morales, que en principio estaba de acuerdo con esta posición, cambió de opinión y dispuso, en los informes de comisiones, que los futuros diputados sean elegidos únicamente por el voto popular.

La crisis, durante el fin de semana, llegó al extremo que los indígenas del occidente cerraron simbólicamente la Asamblea y quitaron su bandera de la fachada del teatro de sesiones como símbolo de que ellos ya no son parte de ese proceso.

El analista en temas indígenas y ex ministro de Educación de Evo Morales, Felix Patzi, dijo a BBC Mundo que "hay temas trascendentales que no se han discutido".

Citó entre esos temas "las autonomías indígenas que están inciertas, la elección de representantes nacionales, departamentales y municipales por usos y costumbres también es incierta y el pedido de que las lenguas nativas sean habladas a nivel nacional tampoco está".

Autonomía departamental

Es común que los radicalismos de izquierda y derecha coincidan en las salidas autoritarias, pero son grupos que no representan a la totalidad de los bolivianos
Carlos Cordero, analista político

Patzi considera que la derecha ha sido más hábil al lograr que la autonomía departamental, que propugnan las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija sea garantizada por los partidos.

La autonomía departamental es la principal demanda de los grupos opositores y, pese a que fue garantizada por un acuerdo en el congreso, las organizaciones cívicas de las regiones autonomistas, se oponen a la ampliación de la Constituyente.

El analista político Carlos Cordero comentó a BBC Mundo que es común que "los radicalismos de izquierda y derecha coincidan en las salidas autoritarias, pero son grupos que no representan a la totalidad de los bolivianos".

La Asamblea Constituyente, junto a la nacionalización de los recursos naturales, es el eje de la propuesta del presidente Evo Morales, que lleva en el poder poco más de un año y medio.

El 6 de agosto del año pasado se instaló el cónclave con la misión de refundar el país en un año. La Bolivia indígena fue la protagonista de la apertura de ese proceso, lo que provocó el recelo de los grupos de derecha, organizaciones cívicas y empresariales.

Falta de consenso

Durante un año, esos dos bloques se enfrentaron en la Constituyente.

Álvaro García Linera (izq.), vicepresidente de Bolivia y Evo Morales, presidente
La reelección presidencial sin límite está entre los objetivos del MAS, lo que no aceptan los opositores.
Tanto Loayza como los analistas Patzi y Cordero apuntan, entre lo negativo de la Asamblea, el hecho de que haya destinado ocho meses a la redacción de su reglamento de debates, precisamente por esas desconfianzas.

Los restantes cuatro meses fueron destinados a redactar los informes de comisiones que, por falta de consenso, son dos en cada tema, uno por mayoría y otro por minoría.

En parte, esa falta de eficiencia, se debe a que las reglas de juego de la Asamblea no estaban claras. Ahora, el congreso hizo ese trabajo, pero chocó con el rechazo de los constituyentes.

Cordero considera que la Constituyente no pudo cumplir con su objetivo "por la magnitud de las dificultades y la fractura social del país", pero destaca que, más allá de las huelgas, bloqueos y presiones, el país vivió un año sin confrontación entre bolivianos.

Visiones diferentes

Entre los temas complejos que debe resolver la Asamblea está la visión de país, las autonomías, la capitalidad y la reelección presidencial.

En visión de país, el MAS propone un estado comunitario, social y plurinacional. Aunque el analista Patzi considera que ese objetivo está en riesgo porque el oficialismo está cediendo a la derecha. Mientras que, la oposición apuesta por un estado unitario, democrático y diverso.

En cuanto a autonomías, el oficialismo apuesta al modelo indígena y los opositores a la autonomía departamental.

La sede de los poderes es un tema que enfrenta a las ciudades de Sucre y La Paz, y la reelección presidencial sin límite está entre los objetivos del MAS, lo que no aceptan los opositores.

NOTAS RELACIONADAS
Bolivia: oran por la Constituyente
28 07 07 |  América Latina
Más tiempo para la Constituyente
03 07 07 |  América Latina
Bolivia: Constituyente bajo presión
19 06 07 |  América Latina
Cada partido con su constitución
24 05 07 |  América Latina
Morales enjuicia al Constitucional
15 05 07 |  América Latina
Bolivia: ¿reelección inmediata?
10 04 07 |  América Latina
"No hay más involucrados del MAS"
21 03 07 |  Internacional
Asamblea Constituyente en Bolivia
30 06 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen