Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 25 de julio de 2007 - 08:57 GMT
"Vivíamos como los cocodrilos"
Miniseries

Fernando Ravsberg
Cinco pueblos, cinco historias III
Fernando Ravsberg
Cuba

Sebastián y su nieto Foto: Raquel Perez
Sebastián posa junto a su nieto en uniforme escolar, el mismo que visten los niños en todo el país.
Playa Girón se encuentra en el corazón de la Ciénaga de Zapata, en el sur de la provincia de Matanzas. Aquí se produjo en 1961 una invasión organizada, armada y apoyada por Estados Unidos para derrocar a Fidel Castro.

Pensaban tomar una cabeza de playa e instalar un gobierno para pedir después apoyo militar de Washington, pero nada de eso se llevó a cabo porque fueron derrotados en menos de 72 horas.

Es justamente aquí donde encontramos a Sebastián Urra, hijo y nieto de cenagueros. Fue carbonero en su niñez para ayudar a su padre y aún se le llenan los ojos de lágrimas cuando recuerda lo que era la ciénaga.

Aquí la gente vivíamos como los cocodrilos, no había asistencia médica, no había educación, no había luz eléctrica. Vivíamos en los bosques trabajando en la fabricación de carbón
"Aquí la gente vivíamos como los cocodrilos, no había asistencia médica, no había educación, no había luz eléctrica. Vivíamos en los bosques trabajando en la fabricación de carbón", nos cuenta.

Todavía se siente su rabia en la voz cuando habla de los dueños de la tierra, "no pagaban con dinero sino con vales destinados a comprar alimentos en la bodega de su propiedad. No teníamos zapatos y usábamos pantalones hechos saco".

Cambios

El triunfo de los rebeldes de Fidel Castro y leyes como la reforma agraria provocaron un profundo cambio en esta zona del país "enseguida se buscaron becas para (que estudiaran) los muchachos, se hicieron las carreteras y se hicieron viviendas para los cenagueros".

Casa de Sebastián. Foto: Raquel Perez
Sebastián alquila su casa a turistas para completar el salario que recibe en una empresa estatal.
"Yo digo que mi vida cambio totalmente, imagínese usted que yo pude ponerme (por primera vez) un par de zapatos después del triunfo de la revolución".

Con estos antecedentes no resulta raro que los invasores de 1961 no tuvieran mucho eco entre los cenagueros.

Después Sebastián se hizo militar, del cuerpo de guardafronteras, y recorrió casi todo el país pero nunca dejó su casa de la ciénaga donde regresó apenas se jubiló de las Fuerzas Armadas en 1986.

Nacer y morir en Zapata

Hoy trabaja en una base de transporte pero su salario no le alcanza para vivir, por lo que desde hace siete años alquila habitaciones de su casa a turistas extranjeros que visitan esta zona del país.

Playa. Foto: Raquel Perez
La zona es de una hermosura poco común, acrecentada por la virginidad de sus costas.
"Esto no da para hacerse ricos, ganamos lo suficiente para comer y vestirnos y ayudar a mi familia y a la de mi esposa", nos explica y agrega que pagamos un impuesto de US$540 dólares mensuales, "tengamos o no turistas".

Sebastián cree que esto es injusto y que se debería cobrar según los ingresos que perciba el arrendador, "para que cada cual pague el impuesto basado en la recaudación que tiene".

De todas formas se muestra orgulloso cuando nos explica que él ha calculado que gracias a sus impuestos ha aportado al Estado más de US$43 mil en estos siete años de trabajo como arrendador.

No quiere abandonar la ciénaga de Zapata, "aquí nací y voy a morir aquí, donde están enterrados mis padres", nos dice y agrega que "cuando voy a La Habana enseguida estoy loco por regresar".

Sueños

Ciénaga de Zapata. Foto: Raquel Perez
Si bien la ciénaga de Zapata sigue siendo muy pobre, se vive mucho mejor que antes de 1959.
Sueña con que el gobierno promueva el turismo en su región. "Pienso que la ciénaga podría tener mucha más vida" y explica que "tenemos lugares bellísimos que aun están sin explotar".

Nos dice que si el gobierno le hiciera caso ganarían todos, "el país podría ingresar mucho más dinero y también íbamos a tener nosotros más posibilidades de poder tener más clientes".

Sobre sus esperanzas políticas no deja la menor duda, "a mí me gustaría que esta batalla de ideas que se está llevando siguiera adelante y me gustaría también que Fidel siguiera al frente de esa batalla".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen