Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 17 de mayo de 2007 - 03:10 GMT
Agitación política en Colombia
Hernando Salazar
Hernando Salazar
Bogotá

Salvatore Mancuso, líder de las AUC
Las declaraciones de Mancuso causan conmoción en Colombia.

El ambiente político colombiano está fuertemente agitado por las acusaciones hechas contra altos dignatarios del gobierno, dirigentes políticos y generales retirados del ejército y la policía por Salvatore Mancuso, máximo jefe de los paramilitares de derecha.

Además, la Fiscalía General de la Nación ordenó la detención del gobernador del departamento del Cesar -fronterizo con Venezuela-, Hernando Molina Araújo, por presuntos vínculos con los paramilitares.

Con Molina Araújo ya son dos los gobernadores colombianos detenidos por el escándalo del para-gate. El otro es el de Magdalena, Trino Luna. Los dos fueron elegidos en 2003 como candidatos únicos. Antes de ser privado de la libertad, Molina tendrá que ser suspendido del cargo por el Presidente.

Críticas

Respecto a las acusaciones de Mancuso, mientras el presidente Álvaro Uribe salió este miércoles en defensa de la integridad moral del vicepresidente, Francisco Santos, y del ministro de defensa, Juan Manuel Santos, organizaciones de derechos humanos y sectores políticos consultados por la BBC fueron críticos.

Mancuso también señaló a tres generales retirados del Ejército y a uno de la Policía. Y entre los dirigentes políticos con quienes dijo que los paramilitares hicieron pactos electorales mencionó al senador Mario Uribe Escobar, primo del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez.

Mario Uribe, quien es dirigente del partido Colombia Democrática y fue presidente del Senado, se limitó a decir que nunca ha hecho pactos electorales con Mancuso y calificó sus declaraciones como "llenas de resentimiento".

Juan Camilo Restrepo, ex candidato presidencial del Partido Conservador, le dijo a la BBC que el gobierno del presidente Uribe está afectado "por un manto de duda".

Según Restrepo, eso se debe a las declaraciones de Mancuso y al escándalo por la interceptación ilegal de 8.000 horas de conversaciones telefónicas de periodistas, líderes de la oposición y paramilitares presos, que fue descubierta esta semana.

Situación 'paradójica'

Juan Camilo Restrepo
Paradójicamente el presidente Uribe tiene altos niveles de aprobación, pero el gobierno tiene bajísimos niveles de credibilidad
Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda

"Paradójicamente el presidente (Álvaro) Uribe tiene altos niveles de aprobación, pero el gobierno tiene bajísimos niveles de credibilidad", declaró Restrepo, quien ha sido ministro de Hacienda y Energía.

Consultado por la BBC, otro ex candidato presidencial, Carlos Gaviria, presidente del Polo Democrático Alternativo (PDA), dijo que lo descrito por Restrepo refleja que hay una gran carga de "irracionalidad" en la política colombiana, donde se le permite "todo" a Uribe.

Restrepo advirtió que las declaraciones de Mancuso tendrán que ser evaluadas por la justicia, dijo que frente a las acusaciones contra el Vicepresidente y el Ministro de Defensa debe recordarse que varios de los 13 congresistas actualmente presos por vínculos con los paramilitares están detenidos por haberse reunido con esos escuadrones sin autorización del gobierno.

A su turno, Alfonso Gómez Méndez, dirigente del opositor Partido Liberal y ex Fiscal General de la Nación, señaló que las declaraciones de Mancuso no se pueden recibir como un "dogma de fe".

En diálogo con la BBC, Gómez Méndez insistió en que la justicia tiene la obligación de evaluar qué de lo que dijo Mancuso es cierto y qué no.

El ex fiscal recordó que su sucesor en el cargo, Luis Camilo Osorio, no dejó prosperar una investigación que él había iniciado por presuntos vínculos con los paramilitares contra el general Rito Alejo del Río, quien fue mencionado por Mancuso como uno de sus aliados en la zona de Urabá, en el noroccidental departamento de Antioquia.

A las declaraciones de Mancuso también reaccionó el ex presidente Ernesto Samper (1994-1998).

Samper señaló que lo dicho por Mancuso a la Fiscalía deja en evidencia que el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, participó en un complot para derrocar a su gobierno, que estuvo inmerso en un escándalo por la entrada de dineros de la mafia a la campaña electoral.

'Mancuso miente'

Carlos Gaviria
Gaviria afirma que a Uribe le están permitiendo "todo".

El ministro Juan Manuel Santos dijo que Mancuso miente y agregó que todo el país conoció sus gestiones de paz en los años 90 con las guerrillas izquierdistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Aunque el vicepresidente Francisco Santos está de viaje en Europa, voceros de su despacho le dijeron a la BBC que las acusaciones de Mancuso pueden hacer parte de "un complot" para desprestigiar al funcionario, después de que la semana anterior dijo que entre 30 y 40 congresistas deberían ir a la cárcel por sus vínculos con el escándalo de la para política, conocido como el para-gate.

El ex presidente, César Gaviria (1990-1994), director del Partido Liberal, negó que su gobierno haya autorizado que las compañías privadas de seguridad conocidas como Convivir portaran armas de uso restringido a las Fuerzas Armadas. Varias de esas organizaciones terminaron convertidas en grupos paramilitares.

Gaviria también rechazó que su gobierno hubiera hecho pactos con ilegales para combatir al desaparecido capo mafioso Pablo Escobar, como lo dijo Mancuso.

El director del movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, Iván Cepeda, quien asistió a la primera audiencia de Mancuso en la Fiscalía de Medellín, le dijo a la BBC que "ya está comenzando a salir el trasfondo de lo que hemos dicho durante tantos años: que el paramilitarismo ha sido una política de Estado".

Cepeda relató cómo Mancuso citó manuales y reglamentos que, según él, el ejército les dio para entrenarse. Dijo que el jefe paramilitar relató varias operaciones hechas conjuntamente con el ejército.

Encuentro con un general

Iván Cepeda
Ya está comenzando a salir el trasfondo de lo que hemos dicho durante tantos años: que el paramilitarismo ha sido una política de Estado
Iván Cepeda, director del movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado

Uno de los generales retirados mencionados por Mancuso es Martín Orlando Carreño, quien fue jefe de la brigada de la zona de Córdoba, donde operaba Mancuso y quien comandó el Ejército a principios del primer gobierno de Uribe.

Carreño dijo que cuando a principios de los años 90 se reunió con Mancuso en la costa Caribe el hombre no tenía orden de captura en su contra.

Cepeda, sin embargo, dijo que desde 1989 el gobierno del presidente Virgilio Barco había ilegalizado a los grupos de autodefensa que promovía Mancuso en esa época.

"Además, no estamos hablando de encuentros sociales, sino de operaciones militares conjuntas entre paramilitares y el Ejército", dijo.

Entre tanto, la declaración de Mancuso continuó hoy ante un fiscal en Medellín, del cual espera obtener una pena de entre 5 y 8 años de prisión por sus crímenes atroces, a cambio de decir toda la verdad que sabe sobre el paramilitarismo.



ESCUCHE/VEA
BBC MUNDO HOY, 15.05.07
Colombia detenciones



NOTAS RELACIONADAS
Uribe defiende
16 05 07 |  América Latina
"No era política de Estado"
16 05 07 |  América Latina
Claves del proceso con los paramilitares
19 12 06 |  América Latina
Ordenan capturas por parapolítica
14 05 07 |  América Latina
El "para-gate" cobra otra víctima
17 05 07 |  América Latina
Se abre una tenue esperanza
24 02 07 |  América Latina
Denuncian rearme paramilitar
05 02 07 |  América Latina
Colombia: crece escándalo "para"
31 01 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen