Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 1 de mayo de 2007 - 11:27 GMT
Nacionalización en Bolivia, inconclusa
Redacción BBC Mundo

Petrolera español Repsol YPF
La nacionalización de los hidrocarburos no ha culminado.
Hace un año, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció la nacionalización de la industria de hidrocarburos del país, un proceso que aún no ha culminado.

La medida obligó a las empresas petroleras que operan en Bolivia a elevar de forma significativa sus aportes al Estado.

Según la colaboradora de la BBC en Bolivia, Mery Vaca, es posible que este 1 de mayo, al celebrar el aniversario de la nacionalización de los hidrocarburos, el presidente Evo Morales haga anuncios similares.

El pasado 20 de abril, el congreso dio el visto bueno al proceso, aprobando por unanimidad 44 nuevos contratos petroleros con 12 empresas transnacionales que operan en el país.

Carlos Miranda Pacheco, analista de la industria energética y ex funcionario de la industria del petróleo boliviano, cuestiona los resultados.

"A un año de la llamada nacionalización, los resultados que se pueden mostrar no son muy positivos.

"Partiendo del principio de que la nacionalización implica el estatizar los activos, la expulsión de la compañía y que el Estado se haga cargo del manejo de los mismos. La llamada nacionalización boliviana no llena esa definición político-económica".

El analista reconoce, sin embargo, como un avance la firma "lograda en el año de un contrato muy importante con Argentina, que prácticamente duplica el contrato con Brasil".

"Chantaje"

Para Luis Albero Echazú, ministro de Minería boliviano, las críticas esconden un chantaje político.

Sede de Entel en Bolivia.
Morales busca lograr el control de la telefónica Entel.
"La derecha y la gente que está vinculada a intereses contrarios a los del país siempre va a criticar.

"Pretenden criticar por qué no se completa, cuando ellos no estaban de acuerdo ni siquiera con la recuperación de los recursos.

"No estaban de acuerdo con elevar en 1 punto siquiera la tributación de las empresas, que ha pasado del 18 a más del 60%.

"Ellos decían que si aumentábamos los tributos todas las empresas se iban a ir del país, algo que ha demostrado ser absolutamente falso y sólo un chantaje para evitar la política nacionalizadora del gobierno".

Los detractores critican la burocracia generada y señalan que los resultados concretos del proceso de nacionalización no se darán en un corto plazo. Pero el ministro Echazú prefiere enfatizar que sí se ha avanzado mucho en lo que él llama la recuperación de la soberanía boliviana sobre sus recursos naturales.

"La nacionalización ha significado subir el beneficio de los hidrocarburos desde 250 millones a más de 1.400 millones en cosa de un año y medio", dice.

Durante el último año, Evo Morales ha comenzado la estatización de otras industrias, como la de Entel, la principal empresa de telecomunicaciones del país. Queda por verse si el gobierno boliviano ha aprendido lecciones para poder completar este proceso de la manera en que lo desea.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen