Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 18 de abril de 2007 - 06:19 GMT
Los dos congresos de Ecuador
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
Enviado especial a Ecuador

Jorge Cevallos, presidente del Congreso ecuatoriano
Cevallos dijo a la BBC que el Congreso está debilitado.

En Ecuador por estos días hay dos congresos. Uno legal, que sesiona en la sede del parlamento en Quito y otro, el que conforman el grupo de diputados destituidos que se reúnen en diferentes hoteles de la capital ecuatoriana.

En ambas instancias se espera que mas pronto que tarde el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la legalidad de la destitución de 57 diputados que hizo el Tribunal Supremo Electoral el mes pasado.

Mientras tanto este martes el Congreso, reunido en su sede provisional del antiguo edificio del Banco Central en el centro de Quito, procedió a elegir nuevas autoridades y repartir comisiones en un intento por regresar al normal funcionamiento.

Hay encuestas que dicen que nosotros debemos seguir sesionando hasta que se restituyan nuestros derechos
Gloria Gallardo, diputada destituida
En la primera sesión "normal" del parlamento, Miguel Castro, uno de los diputados suplentes y ahora principal, fue elegido como primer vicepresidente del Congreso, y Byron Pacheco como el segundo.

Esperando por la Corte

Pero en la votación no participaron algunas bancadas opositoras, que consideraron que se estaría violando la legalidad ya que el Congreso debería esperar a que la Corte Constitucional se pronuncie sobre el futuro de los diputados destituidos.

"Eso hubiera sido ideal y esa era mi posición" aseguró a BBC Mundo, el presidente del Congreso, Jorge Cevallos, quien explicó que tenía que cumplir con una decisión tomada por el pleno la pasada semana.

Aunque Cevallos considera que la tensión política se ha reducido reconoce que el parlamento está debilitado y que "carece de fuerza para legislar y fiscalizar como debería ser".

Tensión

La tensión podría aflorar nuevamente si la Corte Constitucional falla a favor del regreso de los diputados a sus curules. En cuyo caso habrá no sólo un segura expresión de inconformidad en las calles sino también dentro del parlamento.

Es previsible que los eventualmente restituidos quieran regresar a los cargos en comisiones que ejercían antes de ser apartados de sus puestos.

Policías vigilando el Congreso ecuatoriano
A los legisladores destituidos se les había impedido la entrada al recinto.
Clemente Vásquez, jefe del bloque del Partido Socialcristiano, aseguró a BBC Mundo que haber elegido nuevas autoridades es ilegal pues habría que respetar a las que ya estaban elegidas.

"Hay un amparo a favor de los diputados (¿) Esperemos tener una resolución lo más pronto posible del Tribunal Constitucional para que una vez que se resuelva, si es que los diputados tienen que irse se tendrán que ir", afirmó Vásquez a BBC Mundo.

Algunos consideran que el resultado del referéndum para la Asamblea Constituyente, cuya convocatoria considerada ilegal por algunos grupos es el origen de este enfrentamiento entre poderes, sella la suerte de los destituidos.

Gloria Gallardo, diputada destituida, no cree que ese resultado pueda entenderse como un rechazo a su grupo.

"Hay encuestas que dicen que nosotros debemos seguir sesionando hasta que se restituyan nuestros derechos", aseguró a BBC Mundo en un hotel del norte de Quito donde "sesionaba" el grupo de 57 parlamentarios destituidos.

Para Gallardo ese grupo conforma el "verdadero congreso nacional" y sus reuniones tienen valor "legal y moral" frente al que ocupa la sede parlamentaria es "espurio"

En cambio Jimmy Jairala, jefe del bloque del Partido Roldosista, del ex presidente Abdalá Bucaram, considera que lo que decide ese grupo no tiene efecto vinculante.

"Además no deciden nada. Este es el único congreso. Si (los destituidos) insistían en llamarlo paralelo estarían cometiendo un delito de carácter penal inclusive por abrogación de funciones" explicó Jaraila.

Jaraila espera que el Tribunal Constitucional decida "en derecho" y no por inclinaciones políticas, las que asegura, favorecerían a los destituidos.

Sin embargo, algunos analistas consideran que la tardanza del Tribunal en presentar su decisión se debe a la cautela con la que habría manejado el caso.

Legisladores limitados

Una decisión que restituya a los congresistas apartados no sería bien recibida por los grupos afectos al gobierno del presidente Rafael Correa, que ya en el pasado han expresado violentamente su rechazo a los parlamentarios.

Algunos dicen que con la contundencia del resultado del referéndum constituyente (82% a favor del Si, según resultados oficiales) habría hecho que hasta los partidos de esos parlamentarios estén reconsiderando su inicial posición de defensa de los destituidos.

Además ya muchos le auguran corta vida a este Congreso, ya que dan por sentado que la Constituyente de plenos poderes que deberá instalarse para el ultimo trimestre del año, lo disuelva o limite las facultades del legislativo.

Y por eso ya muchos diputados estarían considerando renunciar para postularse como asambleístas. Sólo los destituidos no podrían, pues han perdido sus derechos políticos.

NOTAS RELACIONADAS
La cuarta vuelta de Correa
16 04 07 |  América Latina
"Triunfo histórico" de Correa
16 04 07 |  América Latina
Ecuador a las urnas por Constitución
15 04 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen