Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 31 de marzo de 2007 - 08:11 GMT
Perú apretará clavijas en la selva
Dan Collyns
BBC, Lima

Niño nativo de la selva amazónica peruana / Foto de archivo
Las tribus indígenas se ven forzadas a alejarse cada vez más en las profundidades de la selva.
El principal organismo de derechos humanos en América Latina resolvió que el gobierno peruano debe actuar pronto para proteger a tribus aisladas del Amazonas de los leñadores furtivos que ingresan en forma ilegal en sus territorios.

Los líderes indígenas dicen que las tribus que viven en la selva profunda y se hallan aislados del mundo han muerto de enfermedades desconocidas contagiadas por los forasteros, y denuncian que nadie lo ha reportado.

El peligro inmediato para estas comunidades es tal que esta resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se ha saltado todos los pasos habituales del proceso.

Lima tiene 15 días para presentar las medidas que protegerán a estas tribus amazónicas aisladas.

SI no cumple, es pasible de sufrir sanciones económicas.

Caoba a altos precios

La comisión de derechos humanos sostiene que aunque Perú ha creado reservas para las comunidades que viven en aislamiento voluntario, no se han implementado sistemas que las protejan de los leñadores ilegales.

Estos ingresan a la selva para derribar los bosques ricos en caoba donde vive las tribus.

Un activista de Greenpeace anota la cantidad de árboles de caoba derribados y escondidos en la selva / Foto de archivo
Los enfrentamientos entre nativos y forasteros han causado varias muertes en ambas partes.

Los líderes indígenas reconocen que muchos de estos leñadores han muerto en enfrentamientos con los lugareños en los últimos años, pero temen que muchos más indígenas hayan perecido a causa de los trabajos forzados, la violencia o las enfermedades foráneas contra las que no tienen inmunidad.

El avance continuo de la tala indiscriminada ha forzado a los grupos aislados -entre ellos los Mascho Piro y los Yora- a alejarse en las profundidades de la floresta, cada vez más cerca de la fronteras con Bolivia y Brasil.

El redituable e ilícito negocio de la tala exporta el grueso de su producción de maderas tropicales a Estados Unidos.

Y esto fuerza al gobierno peruano a darse por enterado de la situación.

Interés forzado

Un Congreso estadounidense controlado por mayoría demócrata ha dicho que no se firmarán tratados de libre comercio con Perú hasta que el país lleve a cabo algunas reformas, entre ellas la adopción e implementación de leyes contra la tala de árboles de caoba.

A principios de esta semana el presidente de Perú, Alan García, provocó la crítica y la furia de muchos ambientalistas cuando dijo que la cantidad de caoba que sale del país -legal o ilegalmente- es insignificante.

Para muchos trabajadores por los derechos humanos la declaración del presidente confirma la sospecha de que existe poca voluntad política de atajar el comercio ilegal, y de que el compromiso con las reservas indígenas no vale ni el papel en el que está escrito.

NOTAS RELACIONADAS
Brasil: internet al rescate de la selva
30 03 07 |  Ciencia y Tecnología
Tribus amazónicas contra la polución
13 09 06 |  América Latina
Colombia: tribu desplazada por FARC
31 03 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen