Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 22 de marzo de 2007 - 16:14 GMT
Aborto, un tema que agita a México

AN
Alejandra Noguez
Ciudad de México

Tonatiuh González
La opinión de la Iglesia no debe tener peso en decisiones que únicamente incumben al contexto del individuo, mejor que se encarguen de sus problemas de pederastia
Tonatiuh González, diputado del PRI y uno de los impulsores de esta propuesta.

La posible legalización del aborto en Ciudad de México ha encendido el debate en este país y la Iglesia Católica, junto con grupos conservadores, han llamado a la movilización civil masiva para oponerse a esta propuesta que también se proyecta a nivel nacional.

El congreso local -la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF)- ha resuelto someter a discusión el derecho de la mujer a suspender el embarazo cuando éste afecte su proyecto de vida.

Esta posible legalización de aborto en la capital mexicana tiene los ánimos encendidos y la policía ya ha empezado a custodiar las afueras del cuerpo legislativo.

México es un país donde casi el 90% de sus habitantes profesa la fe católica, por ello resulta por demás controversial que se discutan temas como éste, que dividen a la opinión pública.

"Lo que nosotros venimos a proponer es que la mujer en el momento que así lo decida pueda practicarse la interrupción del embarazo sin que tenga ningún tipo de problema", explicó a BBC Mundo el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Tonatiuh González, uno de los impulsores de esta propuesta.

La propuesta para reformar el Código Penal y la Ley de Salud de Ciudad de México señala que el aborto será legal siempre y cuando se realice durante las primeras 14 semanas de gestación y en clínicas u hospitales del sector de salud, sin costo alguno.

El poder de la mayoría

Las modificaciones, que serán discutidas en los próximos días, han sido respaldadas por legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que controla 34 de los 66 escaños de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Muñeco de feto
Asi es el feto a las 14 semanas de gestación, advierte Pro Vida.

Ante este panorama, el presidente de México, Felipe Calderón, confió en que este órgano "legisle de forma responsable la ley para despenalizar el aborto y que no haya un avasallamiento de parte de quien tenga la mayoría."

Y agregó: "Tengo un pleno respeto por la dignidad y la vida humana, y también dentro de ese marco creo que la legislación existente en el caso del Distrito Federal y en otros estados es en estos momentos adecuada."

Actualmente la ley mexicana, que data de 1931, establece al aborto como delito, con penas de uno a tres años de prisión para el médico o partera que lo practique y para la mujer embarazada que lo consienta.

Sin embargo, las excepciones dictan que en los casos en los que el embarazo resulte de una violación, que exista riesgo para la salud de la mujer, malformaciones del feto, o bien por razones socioeconómicas y cuando la mujer ya sea madre de otros tres hijos -esta causal válida sólo en el estado de Yucatán-, el aborto es legal.

¿Legalización nacional?

Mientras tanto, en el Senado mexicano los legisladores del opositor Partido de la Revolución Democrática pretenden que el tema se discuta a nivel nacional y también presentaron su propuesta para legalizar el aborto en todo el país.

María Luisa Sánchez, del Grupo de Información en Reproducción Elegida
Otras organizaciones apuestan por la vida y la elección.
Esta propuesta, a diferencia del proyecto de legislación local, prevé la interrupción del embarazo antes de la semana 12 de gestación.

El senador Pablo Gómez argumentó en tribuna que "la iniciativa busca proteger la salud de las mujeres que deciden abortar y que no cuentan con los medios económicos para hacerlo bajo condiciones sanitarias adecuadas".

Por su parte, la bancada del conservador Partido Acción Nacional -hoy en el poder- propone una cláusula de impedimento o excusa de conciencia a esta iniciativa, a fin de que ningún médico o paramédico pueda ser obligado a practicar un legrado si tal acto va en contra de sus principios morales.

Decisión femenina

En México el aborto está considerado como la tercera causa de muerte materna y, según estimaciones de los legisladores en el Distrito Federal, al menos 3.000 mujeres mueren cada año por practicarse un aborto clandestino.

"Las mujeres acuden con personas que no están habilitadas ni profesionalizadas en la materia", dice González.

"Se trata de darle a la mujer derechos, son ellas quienes deben tener la última decisión", agrega.

Según un informe de la Universidad Nacional Autónoma de México publicado en 2005, el número anual de abortos en este país es cercano a un millón.

Excomunión

Aunque los detalles de la iniciativa aún están siendo afinados en las comisiones involucradas, las reacciones no se han hecho espera.

Es una práctica que consideramos homicida porque la vida se inicia desde el momento de la fecundación
Hugo Valdemar, portavoz de la Arquidiócesis de México

Para la Iglesia Católica y para los grupos conservadores, quienes han amenazado con movilizarse en protestas callejeras este jueves, no hay causales suficientes que justifiquen la interrupción del embarazo.

La Iglesia incluso ha advertido que excomulgará a aquellos legisladores que voten a favor de la propuesta.

"Es una práctica que consideramos homicida porque la vida se inicia desde el momento de la fecundación", declaró el portavoz de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar.

Pero el diputado Tonatiuh González asegura que "la opinión de la Iglesia no debe tener peso en decisiones que únicamente incumben al contexto del individuo, mejor que se encarguen de sus problemas de pederastia".

Grupos conservadores han organizado campañas de repudio en contra de la propuesta, como marchas hacia el recinto legislativo, distribución de millones de volantes y la colocación de afiches en puentes peatonales con leyendas como "Sí a la vida y no al aborto" o "Vive y deja vivir".

Decisión de vida

Organizaciones feministas, por su parte, como el Grupo de Información en Reproducción Elegida, en voz de su directora, María Luisa Sánchez, asegura estar a favor de la vida, pero también a favor de evitar que las mujeres mueran desangradas por someterse a abortos mal practicados.

José Serrrano, director de la Asociación Civil Pro Vida
La Asociación Civil Pro Vida, califica la iniciativa de "genocidio".

"Creo que la mujer embarazada que decide interrumpirlo está decidiendo por su vida", dice, y considera que para resolver esta problemática se requiere mucha información.

"Una sola línea nunca va a ser suficiente para resolver la salud de las mujeres, por eso esta propuesta es muy interesante, porque incluye una dosis muy importante de prevención", señala.

Jorge Serrano Limón, director de la Asociación Civil Pro Vida, desestima las cifras y asegura que el camino para evitar esas muertes no es la legalización del aborto.

"Esto no resuelve el aborto clandestino; al contrario, lo va a aumentar, porque muchas mujeres quieren estar en el anonimato", afirma Serrano Limón en entrevista con la BBC, al tiempo que muestra una réplica de un feto que, dice, es de 14 semanas de gestación y "que ya tiene corazón, pulmones, vida".

Y advierte que, de ser aprobada esta reforma de ley, las fotografías de los diputados que la aprueben serán expuestas como los culpables de lo que él llama "el peor genocidio en la historia de México".



NOTAS RELACIONADAS
Nicaragua: firman ley contra aborto
18 11 06 |  América Latina
Aborto: premio para activista mexicana
03 11 06 |  América Latina
Nicaragua prohíbe todo tipo de aborto
26 10 06 |  América Latina
"Quiero ser excomulgada/o"
07 03 03 |  América Latina
Nicaragua: "aborto no fue delito"
04 03 03 |  América Latina
Nicaragua: gobierno contra el aborto
19 02 03 |  Miscelánea

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen