Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de marzo de 2007 - 14:51 GMT
Bush en Brasil: ¿exceso de optimismo?
Valentina Álvarez
Valentina Álvarez
Brasilia

Un manifestante ahorca a una marioneta de George W. Bush
Las esperanzas que los empresarios brasileños tienen puestas en Bush no son compartidas por todos.

Con un operativo de seguridad sin precedentes, la gira de menos de 24 horas que el presidente estadounidense, George W. Bush, inicia este jueves en Sao Paulo ha sido catalogada como una visita de trabajo y negocios.

Así la bautizaron voceros del gobierno de Estados Unidos, con el beneplácito del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien espera que el encuentro sirva para atraer nuevos negocios para empresas brasileñas.

El foco de la visita será la producción de biocombustibles, un rubro en el cual Brasil y Estados Unidos representan casi el 75% de la producción mundial.

La gasolina de origen vegetal suma apenas el 2% del total del combustible consumido a nivel mundial, pero los brasileños aspiran a convertirse en la "Arabia Saudita verde".

Así lo admiten analistas, periodistas, funcionarios y empresarios, basándose en la ventaja tecnológica que Brasil tiene en el tema: en este país casi la mitad del parque automotor funciona con etanol -extraído a partir de la caña de azúcar-, una experiencia que comenzó hace tres décadas.

Complementarios

"Brasil tiene tecnología y poco capital; Estados Unidos tiene mucho capital y un enorme interés estratégico en los biocombustibles", señaló el asesor de Lula en temas internacionales, Marco Aurelio García, al hablar de las expectativas del oficialismo respecto de la visita de Bush.

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil
El gobierno de Lula espera que EE.UU. encuentre en Brasil un socio en el plan de cortar su "adicción al petróleo".

"Brasil debe negociar con Estados Unidos de igual a igual, sin complejos, porque tenemos tecnología, mercado y experiencia en lo que se refiere al etanol", aseguró por su parte a la BBC el ex director de Petrobras y socio de la consultora ExPetro, Jean Paul Prates.

Según fuentes diplomáticas, Bush llega a Sao Paulo con propuestas para que Brasil exporte su tecnología en biocombustibles a los países de América Central.

La idea es aumentar la producción y exportación de gasolina hecha con caña de azúcar para convertirlo en un arma de desarrollo en la región.

"El etanol es importante, pero la visita tiene un objetivo político que es mostrar atención por una región a la que Estados Unidos olvidó desde semtiembre de 2001", dijo a BBC Jorge Castro, ex ministro de Planificación de Argentina y director del Instituto de Planeamiento Estratégico, IPE.

"Bush quiere que Brasil recupere influencia económica y política entre sus vecinos, pero eso es muy difícil porque la economía brasileña es tan débil y tiene un crecimiento tan mediocre que no tiene condiciones de irradiar bienestar ni siquiera hacia sus socios en el Mercosur", indicó.

Empresarios discretos

A pesar del optimismo reinante en los titulares de los diarios brasileños respecto del futuro del etanol, los productores locales de biocombustibles no tienen -en privado-, expectativas desmesuradas.

No deben esperarse grandes acuerdos de esta visita, sino algunos tratados puntuales. Se trata de una visita eminentemente política
Thomas Sokidmore, investigador de la Brown University

Admiten que quieren exportar etanol a Estados Unidos, pero saben que el Congreso de ese país no desactivará el impuesto de 0,54 dólares por galón que se le impone a la exportación del combustible vegetal brasileño.

"Incluso sabemos que si nos liberaran la exportación de un día para otro no nos alacanzaría la producción", admitió un importante empresario del sector.

Sin embargo, al gobierno brasileño le interesa que el tema de los biocombustibles salte a las marquesinas del interés internacional, porque sus empresas correrían con ventaja a la hora de instalarse o exportar hacia cualquier país interesado en producir combustibles "limpios".

Por eso, admiten en la cancillería brasileña, la foto emblemática de la visita de Bush será la de su paso -el viernes a la mañana-, por el complejo petroquímico en el cual los técnicos de Petrobras le explicarán cómo se hace la mezcla de etanol y gasolina que hace funcionar a los carros brasileños.

No se entusiasme demasiado

George W. Bush, presidente de EE.UU.
Bush permanecerá 24 horas en Sao Paulo; luego se dirigirá a Montevideo.

"Para evitar decepciones futuras, como ocurrió en más de una ocasión, convendría moderar las expectativas sobre los propósitos y los resultados de la rápida visita del titular de la Casa Blanca", editorializó esta semana el matutino O Estado de Sao Paulo, considerado un vocero de la comunidad industrial paulista.

Ese mismo matutino había anunciado, un par de días antes, que la intención de Bush era crear una "OPEP del etanol" para oponerse a la influencia regional del presidente venezolano Hugo Chávez.

"No deben esperarse grandes acuerdos de esta visita, sino algunos tratados puntuales. Se trata de una visita eminentemente política con el objetivo de restar espacio a Chávez en América del sur", aseguró a la prensa brasileña el analista Thomas Sokidmore, investigador de la Universidad de Brown, en Estados Unidos.



NOTAS RELACIONADAS
¿Por qué Bush no va a Argentina?
07 03 07 |  América Latina
"América Latina tiene un amigo"
05 03 07 |  América Latina
Bush anuncia gira latinoamericana
08 02 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen