Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de febrero de 2007 - 23:13 GMT
Bush anuncia gira latinoamericana
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

George W. Bush, presidente de Estados Unidos
América Latina nunca ha sido prioridad para Bush.
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, viajará el próximo mes de marzo a cinco países de América Latina, informó este jueves la Casa Blanca.

El anuncio fue recibido con cierta sorpresa, ya que la región no es, ni ha sido, una prioridad durante los seis años de su gobierno.

"El viaje destacará el compromiso de Estados Unidos en el hemisferio occidental y resaltará nuestra agenda común de impulsar la libertad, la prosperidad y la justicia social", señaló el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow.

Bush, que viajará junto con la primera dama Laura, estará en Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México, entre el 8 y 14 de marzo.

Según el funcionario, el viaje busca mostrar "los beneficios de la democracia en las áreas de salud, educación y oportunidad económica".

Itinerario

Bush comenzará su gira en Sao Paulo (Brasil), donde se reunirá con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para hablar del comercio y de fuentes alternativas de energía, como el etanol.

A continuación, el presidente estadounidense viajará a Montevideo para dialogar con su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez.

El vocero presidencial no explicó la razón por la que Bush no va a Argentina, pero los analistas recalcan el hecho como una señal que quiere dar Washington al presidente argentino, Néstor Kirchner.

"No sé cuál es la verdadera motivación, pero no es un secreto que el gobierno de Kirchner rechazó el neoliberalismo que aboga Bush y ha obtenido muy buenos resultados", señaló a BBC Mundo, Mark Weistbrot, co-director del Centro de Investigación de Economía y Política de Washington.

Weistbrot recuerda que Bush ya estuvo en Argentina durante la Cumbre de las Américas en Mar del Plata en noviembre del 2005, donde el recibimiento de la población fue de rechazo.

"Bush no es muy popular en Argentina", señaló.

Los buenos amigos del norte

George W. Bush, presidente de Estados Unidos
Etanol, comercio, narcotráfico y pobreza, serán algunos temas que se discutirán.

La tercera parada será Colombia, donde el mandatario conversará con el presidente Álvaro Uribe sobre la lucha contra el narcoterrorismo y la continuidad del Plan Colombia.

De camino a México, Bush pasará por Guatemala.

Allí, el mandatario quiere fortalecer las relaciones bilaterales y conocer "la rica diversidad cultural de esta nación centroamericana", según el comunicado de la Casa Blanca.

La última parada del mandatario será México, donde Bush será recibido por el presidente, Felipe Calderón, quién asumió el poder el primero de diciembre del año pasado.

Según la Casa Blanca, esta visita busca "destacar nuestra fuerte relación con México y demostrar nuestro apoyo a los esfuerzos de Calderón para atajar la pobreza y la desigualdad económica".

Pero además, por parte de México, el tema de inmigración y la construcción del muro en la frontera será una prioridad, cómo le explicó a la BBC el diputado mexicano Cuauhtémoc Sandoval Ramírez, quién está en Washington junto con una delegación que vino a dialogar con congresistas estadounidenses.

Tiene que haber un cambio radical en la política de Bush con América Latina y no tratarnos como el patio trasero
Cuauhtémoc Sandoval Ramírez, diputado mexicano

"El presidente Bush tiene que pasar de las palabras a los hechos y se ha comprometido a avanzar en el tema. Ojalá que logre convencer a algunos legisladores de su partido", señaló el diputado mexicano.

Bush ha prometido, desde que llegó al poder hace cinco años, una reforma migratoria. Ahora, el mandatario estadounidense, a pesar de la oposición de su propio partido, sigue insistiendo en la necesidad de llevarla a cabo.

Esta reforma, al parecer, se centrará no sólo en el refuerzo de la frontera, sino también en encontrar una solución para los 12 millones de indocumentados que viven en este país y cuya mayoría es de origen mexicano.

Ahora quizá pueda lograrlo porque el Congreso está en manos de la oposición demócrata.

¿Por qué ahora?

Pese a todos estos temas, lo que más llama la atención de la gira de Bush es el viaje en sí mismo, ya que no es un secreto que América Latina no ha sido una prioridad para este gobierno.

"Tiene que haber un cambio radical en la política de Bush con América Latina y no tratarnos como el patio trasero. Si sigue con políticas de agresión como el muro, pues va a encontrar mucho rechazo. Necesita haber un diálogo", dijo el diputado mexicano Cuauhtémoc Sandoval Ramírez.

Pero las críticas vienen también desde EEUU.

"No es un secreto que Bush ha ignorado a la región y no sé qué va a hacer ahora en este viaje. A mí me parece que son como sus vacaciones en momentos que todo le va mal", señaló la congresista demócrata Hilda L. Solís.

George W. Bush, presidente de Estados Unidos
Un demócrata se pregunta si el viaje significará cambios, o si es que Bush viaja en plan turista.

Otros opinan que no es mala idea que Bush decida prestar un poco de atención a la región, aunque no crean que haya cambios concretos tras la gira.

"Ha sido muy criticado por ignorar a Latinoamérica y las relaciones se han deteriorado a un nivel que no veíamos en los últimos 15 años. Quizá piensa que es hora de hacer algo", señaló Mark Weistbrot.

Mientras que Sidney Weintraub, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) le dijo a la BBC que quizá el mandatario está tratando con este viaje de "revertir su impopularidad en su vecindario".

La pregunta es si el viaje realmente logrará algún cambio de percepción en la región. Es fácil notar que ninguno de los países que visita tiene gobiernos "pro-chavistas" (por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que se opone a Washington).

En el comunicado de la Casa Blanca sobre el viaje, no aparece la palabra Chávez, pero al hablar con distintas fuentes, es evidente que será un tema inevitable para el mandatario estadounidense.

Tan inevitable como las marchas en su contra que ya se han comenzado a organizar en cuanto se anunció oficialmente el viaje.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU., en el sur sin pensar en Chávez
08 02 07 |  América Latina
EE.UU. no cambiará embargo a Cuba
01 02 07 |  América Latina
Bush "preocupado" por nacionalizaciones
31 01 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen