Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 2 de febrero de 2007 - 00:15 GMT
Calderón busca papel en América Latina
Mariusa Reyes
Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

Felipe Calderón.
Calderón intenta demostrar el liderazgo mexicano en la región.
En su reciente gira por Europa, el presidente mexicano Felipe Calderón aprovechó para esbozar ante sus diferentes audiencias su visión sobre América Latina y las relaciones de México con la región.

Algunos de sus comentarios cayeron mal en oídos de por lo menos uno de los mandatarios latinoamericanos aludidos.

Otros parecen haber arrojado algunas luces sobre el papel que Calderón busca jugar en el continente.

Fue en el reciente Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, que el presidente Calderón lanzó algunas ideas sobre lo que piensa de la región latinoamericana.

Una de las cosas que dijo es que el dilema en la región no es decidir entre izquierda y derecha.

"Es si decidimos fortalecer la democracia o decidimos volver a regimenes dictatoriales del pasado", señaló el mandatario mexicano.

"Es si vamos a promover mercados cada vez más amplios, cada vez más diversos, inversiones cada vez más globales, o si vamos a volver a regímenes del pasado de economías cerradas, y centralmente planificadas, controladas por el gobierno a través de expropiaciones".

"Contra populismos"

Calderón aprovechó su visita a Europa y sus reuniones con empresarios extranjeros para vender a México como un destino atractivo para invertir.

Entre otras cosas dijo que "México es un seguro contra populismos" en América Latina. En la conferencia de prensa que ofreció en Davos, Calderón volvió a insistir en esta idea.

Hugo Chávez
A Chávez le molestaron los comentarios de Calderón.

"Mi estrategia es que México aproveche sus enormes ventajas geográficas de acuerdos comerciales que tenemos con más de 44 países, que nos dan una ventaja comparativa respecto de otros países", señaló Calderón.

"Particularmente ahora que en nuestra región latinoamericana hay temor acerca de la presencia de acciones de estado que afecten a la inversión, como han sufrido por cierto muchas empresas españolas en Argentina, en Bolivia, en Venezuela y en otras partes, debe haber la plena seguridad de que en México estamos pensando todos los días cómo generar más empleos y la forma de hacer eso es precisamente haciendo de México un país que sea capaz de captar la inversión".

Las palabras del mandatario mexicano no cayeron bien al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien reaccionó diciendo que Calderón está siguiendo el ejemplo de Vicente Fox, con quien tuvo una pelea en noviembre de 2005, después de que Chávez lo llamó "cachorro del imperio" refiriéndose a la relación del gobierno mexicano con Estados Unidos.

Chávez además llamó a Calderón "caballerito", y le pidió que lo respetara si él a su vez quería ser respetado.

Respuesta local

Los pronunciamientos de Calderón sobre América Latina y concretamente sobre algunos gobiernos de la región, como el de Venezuela, no fueron bien recibidos por todos en México.

Diputados de oposición cuestionaron la forma del presidente de plantear la relación con América Latina.

Mario Enrique del Toro, diputado por el Partido de la Revolución Democrática, PRD, y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, comentó a la BBC que el presidente Calderón empezó mal su relación con la región.

"No creo que nos beneficie a los mexicanos en nada el estar en una relación tan mala como la que se está generando con los países latinoamericanos. La actitud que ha asumido en forma triunfalista también creo que es incorrecta. Es muy prematuro poder señalar que su política económica vaya bien y que los populistas o el populismo hayan fracasado", dijo el diputado por el PRD.

Mario Enrique del Toro, diputado por el Partido de la Revolución Democrática.
No creo que nos beneficie a los mexicanos en nada el estar en una relación tan mala como la que se está generando con los países latinoamericanos. La actitud que ha asumido (Calderón) en forma triunfalista también creo que es incorrecta
Mario Enrique del Toro, diputado por el Partido de la Revolución Democrática

Para algunos estudiosos del tema de la política exterior mexicana, el polvo que levantó el presidente Calderón con sus declaraciones refleja un hecho claro: que aún su gobierno no tiene bien definida la estrategia a seguir en sus relaciones con América Latina en general.

"Para poder definir una nueva relación hacia la región primero tendrían que definirse las razones del por qué se quiere una nueva política exterior hacia América Latina y el definir qué tipo de acciones específicas llevar a cabo para lograrlo", precisó el profesor Jorge Schiavon, de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económica, CIDE.

"Creo que esto todavía no se define, y en gran medida tiene algo que ver con dos factores claves: tradicionalmente ha habido una rivalidad histórica entre las dos potencias hegemónicas en la región, es decir México y Brasil, con cada una de ellas dominando en su área natural de influencia, México en América Central, y Brasil en la parte del Cono Sur", dice Schiavon.

"Lo que notamos a partir de mediados de los noventa, y en particular con el ingreso de México al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, es que se busca por parte de Brasil decir que México ha dejado atrás su latinoamericanismo y se ha convertido más en parte del Norte, lo cual es muy cómodo estratégicamente porque está expulsando a su competidor natural por el liderazgo en América Latina", agrega el experto.

Ideología

El otro factor, según lo explica Schiavon, es lo que él llama "el enfrentamiento ideológico" que se observa en la región, con la llegada de gobiernos de izquierda y el triunfo en México en las elecciones de 2000 y 2006 de un partido de centroderecha. A su juicio, esto dificulta aún más el acercamiento de México hacia América Latina.

Durante la campaña electoral por la presidencia de México, Felipe Calderón insistió en la idea de que recobraría para su país el liderazgo en la región latinoamericana.

Prometió que miraría más hacia el sur y que revertiría la tendencia de los mexicanos de tener siempre como referencia principal a Estados Unidos.

Jorge Schiavon, académico mexicano
Yo creo que no es tanto un liderazgo como se pensaba en el pasado, de guía en términos de las posiciones que se defenderían regionalmente frente a las potencias mundiales u organismos internacionales. Más bien a lo que se refiere es que México pueda funcionar como elemento de equilibrio de poder al interior de América Latina
Jorge Schiavon, de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económica, CIDE

Más recientemente, en la conferencia de prensa en Davos, Calderón volvió a hablar de liderazgo.

"Estamos absolutamente comprometidos con Latinoamérica y que este rol de equilibrio, de liderazgo va a ser asumido a cabalidad por mi gobierno. Tenemos un enorme potencial".

A juicio del académico Schiavon, el liderazgo de Calderón en la región no será un liderazgo típico.

"Yo creo que no es tanto un liderazgo como se pensaba en el pasado, de guía en términos de las posiciones que se defenderían regionalmente frente a las potencias mundiales u organismos internacionales. Más bien a lo que se refiere es que México pueda funcionar como elemento de equilibrio de poder al interior de América Latina".

"La idea es presentarse como un fiel de la balanza frente al resto de los países de la región que se sienten amenazados ya sea por la hegemonía económica del Brasil, o el intervencionismo ideológico de Venezuela", dice Schiavon.

Algunos de esos países con los cuales México buscará un lazo más estrecho son Colombia, Chile, Perú, y vecinos centroamericanos como Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá.

Según el catedrático del CIDE, México no está buscando formar un bloque anti-Chávez en la región.

"A México no le convendría hacer algo así, porque simple y llanamente no cuenta con los recursos económicos ni políticos en la región para lograrlo".

Comercio

Si tradicionalmente en el continente México era visto como el hermano mayor, ahora se le percibe más como un hermano menor o un primo lejano que prefiere relacionarse más con su vecino Estados Unidos que con sus parientes naturales.

Aquí las cifras del comercio hablan por sí solas.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, cerca de un 88 % de las exportaciones y el 56% de las importaciones mexicanas se concentran en Estados Unidos. Mientras que las exportaciones de México a países de América Latina se han reducido dramáticamente del ya bajo nivel de 6% hace 20 años, al nivel actual de 3% por ciento.

Y cuando se habla de las preferencias de los mexicanos, la percepción general es que muchos sienten más afinidad con su vecino del Norte que con sus parientes latinoamericanos, a pesar de compartir con éstos rasgos culturales comunes.



NOTAS RELACIONADAS
Calderón reafirma lazos con España
30 01 07 |  América Latina
Calderón "enfría" duelo con Chávez
29 01 07 |  América Latina
México cierra 2006 creciendo
13 12 06 |  América Latina
México: la batalla económica
01 07 06 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen