Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de enero de 2007 - 15:14 GMT
Bolivia: un año de cambios
Alberto Souviron
Alberto Souviron
BBC Mundo

El 22 de enero de 2005 Evo Morales juraba como el primer presidente de origen indígena en Bolivia y con él se iniciaba un período de cambio constante en medio de la pugna política.

Evo Morales
El gobierno de Evo Morales tuvo un año de logros, pero también hubo errores.
Para el ciudadano común en Bolivia, la llegada de Morales y su Movimiento al Socialismo (MAS) al poder significaba la esperanza de poner fin a un período de fuerte turbulencia social en la que el ahora presidente fue uno de los principales protagonistas.

El MAS comenzó a ejecutar varias de las promesas que hizo en la campaña electoral y para muchos analistas, éste es tal vez uno de los grandes méritos del actual gobierno.

Sin embargo, la revolución democrática y cultural que el gobierno se ha propuesto ha terminado su primer año con logros económicos pero con fuertes dificultades en el ámbito político.

Los logros

La ejecución de la nacionalización del sector de hidrocarburos y la exitosa negociación de la venta de gas a Argentina, son dos de los logros que el gobierno reclama y los analistas reconocen.

Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia
Álvaro García Linera reconoció que hubo errores en el tema de autonomías.
Estos éxitos se producen en medio de una coyuntura económica internacional favorable, con los precios de materias primas altos, algo que ha favorecido a las exportaciones bolivianas.

Carlos Cordero, profesor de ciencias políticas de la Universidad Mayor de San Andrés, en La Paz, afirma en una entrevista con la agencia de noticias EFE que justamente la nacionalización de los hidrocarburos y la firma de nuevos contratos con las empresas petroleras internacionales han contribuido a generar "una sensación de bienestar" en la población.

En el ámbito social, el gobierno lanzó con éxito un ambicioso programa de alfabetización y estableció la creación de un bono que apuntaba a favorecer a los sectores más pobres del país.

Asimismo, el gobierno convocó a la elección de una Asamblea Constituyente, en la que logró imponerse nuevamente con más del 50% de los votos.

Los problemas

Hasta aquí los éxitos, pero el mismo gobierno reconoce que ha tenido desaciertos políticos que han empañado los logros económicos y sociales.

Protesta en Cochabamba contra el gobierno regional.
El tema de autonomías alcanzó un punto crítico en Cochabamba.
El vicepresidente Álvaro García Linera reconoció, en una entrevista con el programa BBC Mundo Hoy, que se cometieron errores políticos, especialmente en el campo de las autonomías para las regiones.

La demanda de autonomías ha logrado un éxito mayoritario en el regiones del oriente y sur de Bolivia, pero no cuentan con el respaldo necesario en el occidente del país.

Para García Linera, el no haber liderado la demanda de autonomías, y haber generado una propuesta ambigua, ha complicado políticamente al gobierno.

De hecho, el debate sobre autonomías ha llevado al país a una serie de tensiones sociales que tienen como corolario la toma de la sede del gobierno regional (prefectura) de Cochabamba por parte de los movimientos sociales afines al gobierno.

Ahora, una segunda prefectura, la de La Paz, siente la presión de los movimientos sociales, quienes exigen la renuncia del prefecto José Luis Paredes.

Protesta en La Paz
La oposición ha criticado duramente estas acciones, acusando al gobierno de utilizar a los sindicatos afines para presionar y sacar a "prefectos democráticamente elegidos", pero que son opositores.

Desde el poder Ejecutivo, sin embargo, se ha hecho hincapié en que se deben respetar a las autoridades democráticamente electas, pero se propone una nueva ley para aplicar el referendo revocatorio en los casos que sean necesarios.

La actual situación se suma a las tensiones por la aplicación de una reforma agraria en el oriente del país y el intento de implementar una nueva reforma educativa, que ha llevado al gobierno a enfrentarse con sectores empresariales y con la Iglesia Católica.

Los desafíos

En este marco, Evo Morales encarara en este segundo año de su mandato desafíos como el de la renegociación de los contratos de venta de gas a Brasil -el principal mercado del país.

Bolivia busca un aumento sustancial en los precios del hidrocarburo, pero no ha logrado un acuerdo y algunos analistas advierten que la posición privilegiada del país como principal abastecedor de la mayor economía de Sudamérica se verá afectada cuando se concrete el acuerdo entre Venezuela y Brasil para construir el llamado gasoducto del sur: un proyecto que busca abastecer de gas a las regiones productivas brasileñas.

No obstante, los mayores retos seguirán en el ámbito político, donde el gobierno aún no logra un consenso en la Asamblea Constituyente, empantanada prácticamente desde el inicio, y el debate de las autonomías todavía no encuentra una solución.

NOTAS RELACIONADAS
Bolivia: Morales ratificó gabinete
21 01 07 |  América Latina
Bolivia: "por las vías legales"
17 01 07 |  América Latina
Bolivia: prefecto cambia postura
16 01 07 |  América Latina
Bolivia: "referendo revocatorio"
13 01 07 |  América Latina
Enfrentamientos en Bolivia
12 01 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen