Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 19 de enero de 2007 - 15:39 GMT
Chávez cumple lo que prometió
Javier Farje
Javier Farje
BBC Mundo

Hugo Chávez
Los recientes anuncio de Chávez parecen haber sorprendido a sus propios partidarios.
En el fondo, Hugo Chávez se está limitando a cumplir lo que siempre prometió.

Pero dada la afición del mandatario venezolano de divorciar, en muchos casos, el discurso de la acción política, la radicalización de las últimas semanas, comenzando por el anuncio de que no se le renovaría la licencia a RCTV, la estación de televisión más antigua de Venezuela, parece haber sorprendido hasta a sus propios partidarios.

Las medidas que van a conducir a lo que el propio Chávez define como "socialismo del Siglo XXI" parecen reflejar una concepción que muchos consideran un tanto anacrónica en América Latina.

Más aún si se tiene en cuenta que partidos de izquierda, como el de los Trabajadores de Lula en Brasil y el Socialista de Michelle Bachelet en Chile, han adoptado la economía de mercado con bastante entusiasmo.

Ahí está el anuncio de la parcial nacionalización del sector petrolero, en la que el Estado, a través de su empresa PDVSA, tendrá una mayoría de acciones en proyectos conjuntos con las multinacionales extranjeras, algo bastante parecido a lo que hace Cuba en el sector turístico.

Ahí también está el pedido de poderes extraordinarios a la Asamblea Nacional (parlamento), la llamada "Ley Habilitante", que le permitiría a Chávez gobernar sin las manos atadas, un modelo político que no es inédito en América Latina.

El ex presidente argentino Carlos Menem lo pidió en su momento. Por su parte, el ahora extraditable Alberto Fujimori recurrió a una medida más expeditiva: simplemente cerró el congreso peruano en 1992.

Chávez también anunció sus intenciones de quitarle la autonomía al Banco Central, un anatema para los monetaristas ortodoxos, que consideran que la mejor forma de conducir la política financiera de un país es despojándola de la interferencia gubernamental.

Chávez quiere, además, una reforma constitucional que permita la reelección presidencial indefinida.

Después de todo, no se construye el socialismo del siglo XXI en apenas tres períodos presidenciales.

Unidos, pero no tanto

Resulta un tanto difícil entender por qué Chávez le ha pedido a un parlamento que le pertenece a sus organizaciones políticas, y en el que no está representada la oposición, que boicoteó las elecciones parlamentarias de abril de 2005, que le otorgue poderes que, en teoría, el legislativo no le va a negar.

Carlos Menem, ex presidente de Argentina
El pedir poderes especiales no es algo inédito en A. Latina. Menem, el ex presidente argentino, los pidió en su momento.

Lo que sucede es que la unidad del campo chavista no es monolítica.

Siempre se trató de una coalición un tanto ecléctica que formó el Movimiento V República, en alianza con agrupaciones pequeñas que aceptaron el discurso "antiimperialista" de Chávez como una negación de un sistema político virtualmente bipartidista.

Hay sectores moderados en el chavismo que se oponen a que el legislativo deje en manos del presidente el peso del gobierno, sin una supervisión parlamentaria que garantice la transparencia y que se convierta en un dique contra los tentadores excesos de un poder demasiado concentrado en la figura del presidente.

La "Ley Habilitante" le serviría a Chávez para neutralizar a los descontentos.

El descontento con los cambios ya se manifestó a nivel partidario. Mientras que, por ejemplo, el Partido Comunista Venezolano apoya la reforma constitucional para permitir la reelección indefinida, miembros de Patria para Todos, otro aliado de Chávez, quieren que dicha reforma sea aprobada en un plebiscito.

Discrepancias

¿Hasta qué punto la discrepancias se convertirán en revuelta?

Eso resulta difícil saberlo, pero Hugo Chávez requiere una unanimidad mínima que le permita poner en marcha su proyecto ideológico, y lo que menos necesita ahora es aliados díscolos.

¿Qué va hacer ahora la oposición, ésa que logró una unidad más o menos coherente en las elecciones presidenciales del pasado mes de diciembre?

"Pues oponerse, ese es el rol de la oposición en cualquier país civilizado", le dijo a BBC Mundo Teodoro Petkoff, ex candidato presidencial.

El también ex ministro dice que a la oposición no le queda otro remedio que oponerse "en el llano" debido a que "por sus propios errores no está representada en las instituciones del poder público".

Debido a esa falta de representación, aunque sin negarle un nivel extraparlamentario de representatividad, a Chávez no le preocupa lo que digan los partidos que se oponen a sus planes. Pero menos aún querrá ponerse a pelear con sus propios aliados.



NOTAS RELACIONADAS
"Patria, socialismo o muerte"
10 01 07 |  América Latina
Chávez y la "revolución permanente"
10 01 07 |  América Latina
EE.UU. critica anuncio de Chávez
09 01 07 |  América Latina
Chávez anuncia nacionalizaciones
09 01 07 |  América Latina
Venezuela "hacia el socialismo"
09 01 07 |  América Latina
¿Hacia dónde apunta Chávez?
09 01 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen