Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 12 de enero de 2007 - 07:15 GMT
Los riesgos de los operativos
Mariusa Reyes
Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

Vehículos militares en una carretera de Acapulco
El ejército en Acapulco cumple la más reciente etapa de los operativos.

En México continúan los operativos de seguridad contra el crimen organizado en la ciudad de Tijuana y en el estado de Michoacán.

También se lleva a cabo un operativo en el balneario de Acapulco y en otras dos ciudades del Estado de Guerrero, donde fueron desplegados miles de soldados.

Estos operativos tienen un alto componente militar. Ahora es el Ejército, en forma conjunta con autoridades civiles, el que encabeza la lucha contra los poderosos carteles de la droga.

Pero como señaló a BBC Mundo el catedrático Pedro Isnardo de la Cruz, especialista en el tema de seguridad nacional y narcotráfico de la Universidad Nacional Autónoma de México, esta estrategia tiene sus riesgos.


¿Qué tan novedosos son estos operativos de seguridad que el gobierno mexicano ha puesto en marcha?

El problema principal del Estado mexicano está dentro del propio Estado, no solamente está en los capos del narcotráfico y sus células
Pedro Isnardo de la Cruz
Hay por lo menos dos señales tácticas novedosas. Una de ellas es un discurso presidencial que ha modificado el énfasis que se ha puesto en la participación del Ejército en los temas de seguridad.

En segundo lugar, vemos que se le está dando toda la confianza y todo el apoyo presupuestal a los militares para que sean ellos los que establezcan el mapa y la guía estratégica de la lucha contra el narcotráfico.

Eso es muy novedoso, porque antes las directrices de la política anti-narcóticos eran señaladas por instancias civiles.

¿Cuáles son los riesgos que se podrían correr con la puesta en marcha de este tipo de operativo, si los hay?

Yo veo tres riesgos claros. Uno de ellos es que la mayoría de los operativos que se realicen busquen privilegiar a algunos capos en detrimento de otros.

En segundo lugar, que estos operativos se hagan con una racionalidad política por detrás, es decir, qué gobernadores interesa que estén dentro de las prioridades del presidente y de acuerdo con eso, a qué gobernadores se apoyan.

Y un tercer riesgo es que al unificarse el esquema estratégico y táctico en el mando entre militares y civiles, las células y la capacidad corruptora del narcotráfico permée prácticamente a todos. Es una jugada muy riesgosa.

¿Quiere decir que los militares también son vulnerables en estos escenarios, que no son incorruptibles?

El asesinato de José Jorge Bajos, legislador del estado de Guerrero.
Figuras políticas han sido víctimas de la violencia.
Por supuesto que no. Ellos también pueden llegar a ser permeados por los narcotraficantes. Y la razón es muy sencilla: al igual que pasa con los civiles, serán investigadas sus familias, serán amenazados y sobornados con cantidades de dinero que están a disposición de los capos de la droga.

Otra cosa que hay que tomar en cuenta es que en la medida que los jefes de los carteles tienen mayor capacidad de poner en riesgo la vida de quienes los persiguen, en esa medida estos operativos y toda la estrategia del Estado para combatir al crimen organizado son más vulnerables.

Si así son las cosas, entonces ¿cuál sería la estrategia válida y eficaz?

La estrategia como tal, en este momento, está probando el ácido de la realidad delictiva en México. Puede ser una estrategia que triunfe. Hay que darle el beneficio de la duda, pero los riegos ahí están.

El problema principal del Estado mexicano está dentro del propio Estado, no solamente está en los capos del narcotráfico y sus células. Está dentro de los cuerpos policíacos.

El asunto es la incapacidad del Estado de evitar que sean corrompidos sus agentes, de evitar que se involucren en la dinámica del narcotráfico, y la incapacidad de generar nuevos cuadros, capacitados tanto técnica como policialmente, y también a nivel de inteligencia, como para que puedan perfectamente infiltrar a los distintos carteles que existen y generar sistemas de combate eficaces.

Cuándo menciona como otro de los riesgos de estos operativos, el hecho de que se busque privilegiar a unos carteles por encima de otros, ¿a qué se refiere y por qué esto sería parte de la estrategia del gobierno?

Se le llama el "efecto cucaracha" al hecho de que cuando llegan los operativos cerca de donde ellos están, entonces como estaban informados previamente, migran a otras partes
Pedro Isnardo de la Cruz

Lo que pasa es que en México hay por lo menos cinco carteles. Varios de ellos tienen ya presencia en varias regiones y como se han estado descabezando, algunos de ellos han tenido la protección del gobierno federal para poder conseguir información de los otros carteles.

Ésta es una dinámica que se da, sobretodo, cuando los gobiernos son incapaces de penetrar por sí solos a los carteles, entonces necesitan negociar con ellos y utilizarlos para poder llegar a los otros. Eso pasó en el sexenio pasado. Se privilegió a uno de los carteles, el de Sinaloa, y se persiguieron a los demás.

Hay otros líderes de carteles, como Osiel Cárdenas, por ejemplo, que han sido detenidos, pero su caso es paradigmático porque él sigue mandando desde la cárcel.

Mientras el gobierno federal lanzaba estos operativo espectaculares, el presidente municipal de Tijuana, Jorge Hank Rhon, dijo abiertamente que el problema con la corrupción de la policía local es que, y lo cito textualmente, "no podemos contra los capos porque ellos pagan más". ¿No resulta preocupante y revelador este tipo de afirmaciones?

Claro que sí, la declaración no solamente es de impotencia política, sino de impotencia policíaca. Y estamos hablando de alguien que es candidato a la gobernación de Baja California y que es muy probable que gane las elecciones en uno de los estados fronterizos más importantes del país. Uno se pregunta qué tan seguros se pueden sentir los ciudadanos de Tijuana con ese tipo de declaraciones que hace su propio edil.

¿A los capos de la droga, qué tanto les impactan estos operativos, les preocupa?

Sí les preocupa, en la medida en que tienen que tener mayor movilidad. Tienen que estar totalmente informados de por dónde vienen los golpes, y con qué gobernadores están haciendo alianzas. Ahora bien, ellos se están apoyando en gente del propio gobierno, que les da las directrices, el tiempo y el mapa de los operativos.

Por eso, se le llama el "efecto cucaracha" al hecho de que cuando llegan los operativos cerca de donde ellos están, entonces como estaban informados previamente, migran a otras partes.

¿Qué tendría que pasar con estos operativos para que podamos decir que por lo menos han tenido un éxito parcial?

A mi juicio, se tiene que dar una reducción del nivel de violencia letal, de violencia radical y espectacular que se ha dado, por ejemplo, con las llamadas "narcoejecuciones".

NOTAS RELACIONADAS
Ejército toma Acapulco
12 01 07 |  América Latina
México: anuncian más operativos
05 01 07 |  América Latina
México: gran operativo de seguridad
03 01 07 |  América Latina
México: golpe a narcotraficantes
19 12 06 |  América Latina
México: guerra al narcotráfico
12 12 06 |  América Latina
México: narcotráfico contra el Estado
16 11 06 |  América Latina
México: crímenes macabros
07 10 06 |  América Latina
Nuevo Laredo: ¿una lucha eficaz?
23 06 05 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen