Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 29 de junio de 2007 - 17:22 GMT
Venezuela: terremoto mediático
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Ha habido una "revolución" en la manera como los venezolanos consumen los medios.

Protesta por RCTV
La no renovación de la licencia a RCTV generó protestas.
Venezuela produce novelas hasta para exportar. Literalmente porque el país es uno de los principales productores, consumidores y exportadores de telenovelas del mundo.

Un canal de entretenimiento general puede tener hasta 6 espacios dramáticos al aire por día, y siempre han sido los programas de mayor audiencia.

Pero en los 8 años de "revolución bolivariana" los "culebrones" han dejado de ser los primeros en audiencia, en favor del drama político mostrado en los noticieros.

Sobre todo en coyunturas "históricas", como el golpe de estado de abril de 2002, o el paro nacional de diciembre 2002 a febrero 2003, o el referéndum presidencial de agosto 2004.

Pero como la realidad satura -y hasta frustra- el público termina volviendo a los llantos ficticios de los actores. Hasta que de nuevo "algo" pasa.

RCTV

Como por estos días, con la salida del aire de Radio Caracas Televisión, RCTV, el canal más antiguo del país, el más crítico del gobierno y el más popular, según los sondeos de preferencias.

Noticiero de Globovisión
Los noticieros captan la atención del público venezolano.
Desde que el 28 de mayo cesara sus emisiones RCTV ha habido un terremoto en los medios que ha favorecido, no a su rival histórico, Venevisión (con quien acaparaba el 80% de la audiencia), sino un pequeño canal de 24 horas de noticias, Globovisión.

Globovisión se ha colocado en un notorio segundo lugar de encendido, por encima de cadenas nacionales como Televen o la estatal Venezolana de Televisión.

"El hábito de consumo debe haberse roto. Debe haberse complicado. Había un hábito de 53 años de sintonizar RCTV, un canal que casi estaba en los primeros lugares de sintonía" aseguró a BBC Mundo, Oscar Schemel, director de la encuestadora Hinterlaces.

Schemel advierte que es pronto para definir tendencias. De todos modos por experiencias pasadas podría esperarse que los televidentes regresen a los "culebrones".

El rey TV

Noticias o dramas, en Venezuela la televisión siempre ha sido el "medio rey", el de mayor audiencia, lo que se refleja en la inversión publicitaria de la que absorbe un 90%.

Cada vez hay más canales de TV, regionales, temáticos o públicos -sobre todo estos últimos- y parece haber gente suficiente para todos. Incluso las televisoras más pequeñas parecen ser buen negocio.

Es más rápida, tienes la información inmediata. No leo mucho, estoy viendo televisión hasta la noche
Es que en Venezuela se ve televisión en cualquier lado. En casa, por supuesto. En la sala de espera del hospital, o del aeropuerto. En el metro y hasta en el auto.

En cualquier panadería, café, restaurante o pequeño kiosco hay un televisor encendido y unos clientes atentos a cualquier cosa que haya en la pantalla.

Varios de ellos explicaron a BBC Mundo el por qué: "la televisión es el medio de más fácil acceso". "Es más rápida, tienes la información inmediata". "No leo mucho, estoy viendo televisión hasta la noche".

Incluso algunos dicen usar otros medios para poder seguir viendo televisión, como una oficinista que dijo que veía el canal de noticias Globovisión en la computadora porque "en la oficina no podía ver televisión".

Patrón mundial

Son respuestas consistentes con los estudios que se han hecho sobre la manera cómo los venezolanos consumen los medios de comunicación.

El investigador Marcelino Bisbal, ex director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela aseguró a BBC Mundo que los venezolanos reproducen "un patrón planetario".

"Ver televisión en una frecuencia de consumo de todos los días está en el orden del 80%, escuchar radio el 75%, leer prensa ocupa una frecuencia de consumo de 49%", dijo Bisbal actualizando las cifras de un estudio sobre el tema que hizo en 2000.

Ver televisión en una frecuencia de consumo de todos los días está en el orden del 80%, (...) escuchar radio el 75%, leer prensa ocupa una frecuencia de consumo de 49%
Marcelino Bisbal, ex director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela

Para Bisbal ese mismo año se empezó a producir una suerte de "cisma político" en la manera como se consumen los medios.

Hay gente que sólo ve Globovisión, canal al que voceros del gobierno se refieren como "golpista", igual que hicieron antes con RCTV. Y hay gente que sólo ve Venezolana de Televisión, donde sólo tienen la versión oficial.

Y cada canal ofrece una realidad que no siempre es coincidente. A veces hasta no parecen compartir el concepto mismo de lo que es noticia. Hay cosas que pasan que ellos no pasan.

Igual pasa con medios de menor consumo como la radio, o la prensa. Ciertos medios para cierta gente, según sea su alineación política.

Fractura sentimental

Pero esa división parece ser sólo editorial porque las novelas trascienden el debate político.

En una reciente manifestación de apoyo al presidente Hugo Chávez por su medida contra RCTV, BBC Mundo conversó con un grupo de jóvenes que, aunque participaban en la marcha, decían estar "tristes" por la desaparición del canal.

"Me siento extraña porque ese era el canal que yo veía, desde siempre" dijo a BBC Mundo una muchacha que sólo quiso identificarse como Karina.

Es lo que el profesor Bisbal llama la "fractura sentimental", que ha dejado la falta de los programas de RCTV, no sólo las novelas, sino hasta "Quién quiere ser millonario", la franquicia británica que era el más visto de toda la televisión venezolana.

"Ese mundo del barrio (sectores populares) que veía la novela de RCTV (...) aún inclusive afecta al gobierno, se siente molesta", afirmó Bisbal a BBC Mundo.

La pregunta es a dónde se fue el grueso de la audiencia del antiguo canal dos, si se toma en cuanta que la señal que ahora ocupa la banda, la de la Televisora Social Venezolana, no supera el 4% de audiencia, según las últimas mediciones.

El cable como refugio

El inalterable hábito de ver televisión parece haberse refugiado en los canales de cable o por satélite.

Me siento extraña porque ese era el canal que yo veía, desde siempre
Participante de la marcha

Mario Seijas, presidente de la Cámara Venezolana de Televisión por Suscripción, Cavetesu, explicó a BBC Mundo que el fenómeno se registra en sitios que eran servidos donde sólo llegaba la señal de RCTV.

"Al cerrar el canal se quedaron sin nada y en esas ciudades en particular se ha generado un cambio hacia el cable" dijo Seijas, quien sin embargo, explica que no sólo es el caso de RCTV lo que beneficia el negocio de la TV por suscripción.

"La gente se siente mejor económicamente y tienen dinero para pagar el servicio" aseguró Mejias.

Según cifras de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones cerca de un millón de hogares tienen cable de manera legal, mientras que Cavetesu afirma que unos 600 mil tendrían conexiones "ilegales".

Además en un país en el que el presidente de la republica ejerce frecuentemente la potestad de intervenir las señales de TV en "cadenas informativas", cada vez más personas dicen usar el cable como alternativa de entretenimiento.

No es sólo el miedo a las "cadenas" lo que fuerza la migración, sino la lógica de tener cada vez más televisión disponible para ver.

NOTAS RELACIONADAS
En México reina la televisión
29 06 07 |  América Latina
Argentina, un mercado mediático
29 06 07 |  América Latina
Medios y gobierno
29 06 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen