Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 11 de enero de 2007 - 00:14 GMT
Ortega vuelve al poder en Nicaragua
GL
Gilberto Lopes
BBC, Managua

Daniel Ortega, presidente electo de Nicaragua
Daniel Ortega regresa al poder después de 17 años.
En Managua, Daniel Ortega asumió por segunda vez la presidencia de Nicaragua, tras haber resultado victorioso en las elecciones de noviembre de 2006.

El ex presidente y candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) vuelve al poder 17 años después de perder las elecciones de 1990 contra Violeta Chamorro.

A la ceremonia asistieron 14 jefes de estado, entre ellos Hugo Chávez de Venezuela (quien viajó poco después de posesionarse como presidente de ese país), el boliviano Evo Morales, el mexicano Felipe Calderón y el colombiano Álvaro Uribe.

Todavía me suena aquella frase que entonces no sabíamos bien qué quería decir: "Gobernaremos desde abajo", aseguraba Daniel Ortega, ante una multitud de periodistas y partidarios enfervorizados que oían desconcertados el discurso de la derrota.

¿Qué queda?

Han pasado 17 años desde aquella mañana en la que también le oí decir que habían perdido el gobierno, pero no la esperanza.

La revolución llegaba a su fin, pero a los sandinistas les costaba creer que el triunfo logrado por las armas en julio del 79 se perdiera así, en unas elecciones, tan solo 11 años después y tras una terrible guerra civil.

¿Se pudo "gobernar desde abajo"? ¿Qué queda de aquella revolución? ¿Qué dirá ahora Ortega, cuando asuma nuevamente, en pocas horas, la presidencia de Nicaragua? ¿Habrá soñado alguna vez con ese momento? ¿Cómo se lo habrá imaginado? ¿Qué habrá hecho de su uniforme de comandante?, me pregunto, mientras camino por las calles de la ciudad.

Queda poco de aquella revolución, me aseguran muchas de las personas con las que conversé.

Desde luego, las viejas consignas pintadas por todas partes, los billetes de moneda nicaragüense -el córdoba- con ceros millonarios que no representaban nada, un aire de crispación, de militancia permanente, que tensaba el ambiente, todo eso es sólo un recuerdo.

Cambios

Hombre vendiendo camisetas
Un hombre vende en la plaza camisetas con los rostros de Chávez, Castro, Morales y Ortega.
Los datos son hoy muy distintos a los de hace 17 años: la economía crece modestamente (3,7% el año pasado), la inflación está controlada, el sandinismo encuentra en caja reservas por casi US$1.000 millones.

Hace 28 años, cuando triunfó la revolución, había apenas US$1 millón en las arcas del Banco Central. El resto había desaparecido en las manos de los dirigentes del régimen de Somoza.

Las exportaciones han crecido, pero apenas superan los US$800 millones anuales.

Esta cifra es similar a la de las remesas que los nicaragüenses envían anualmente, sobretodo de Estados Unidos, pero también de Costa Rica y de otros lugares del mundo. Y similar también a la factura petrolera anual. O sea, una situación muy frágil.

Pero los cambios no son sólo económicos y políticos. La geografía también ha cambiado.

La capital, Managua, devastada por un terremoto en 1972, ha buscado nuevos rumbos.

Una gran parte de transformaciones hechas por la revolución desaparecieron. Las primeras fueron las sociales: los servicios hospitalarios gratuitos, la enseñanza gratuita, todo eso fue sustituido por la lógica de la privatización.
Víctor Hugo Tinoco, vicecanciller durante el período sandinista

No puedo dejar de pensar en algo así como una Las Vegas de los trópicos, con sus luces y casinos, y me pregunto: ¿qué más habrá cambiado en Nicaragua, en esos 17 años que separan los dos gobiernos de Ortega?

Las respuestas son siempre muchas, como pudo comprobar BBC Mundo en su recorrido por Managua.

"Queda poco"

Para Víctor Hugo Tinoco, vicecanciller durante el período sandinista y hoy alejado del partido, queda poco de aquella revolución.

"Una gran parte de transformaciones hechas por la revolución desaparecieron. Las primeras fueron las transformaciones sociales: los servicios hospitalarios gratuitos, la enseñanza gratuita, todo eso fue sustituido por la lógica de la privatización.

La reforma agraria fue desmontada en buena medida, han quedado sólo algunos remanentes que no tienen significación en vida económica del país", aseguró Tinoco.

Alejandro Martínez Cuenca, economista, ex ministro, definió así a BBC Mundo la situación del país: "Nicaragua vive en un estado de gran pobreza. Las últimas mediciones que hicimos, de personas que ganan menos de US$2 al día, nos dan más de 48% de la población; más de 17% está en extrema pobreza. Esta es la Nicaragua de 2007".

Hemos pasado de una economía con gran participación estatal a una completamente liberalizada, pero con instituciones muy frágiles
Alejandro Martínez Cuenca, economista, ex ministro
"Se ha impuesto el modelo neoliberal a todas luces en Nicaragua en estos 17 años, con énfasis en el mercado por encima del papel protector que debe jugar el Estado. Hemos pasado de una economía con gran participación estatal a una completamente liberalizada, pero con instituciones muy frágiles", añadió Martínez Cuenca.

Escenario cambiado

Ortega vuelve al poder en el mayor país de América Central sólo unas horas después de que Hugo Chávez asuma la presidencia, por un nuevo período, en Venezuela.

Daniel Ortega y Hugo Chávez
Ortega asume el poder tan sólo horas después de que haga lo mismo Hugo Chávez en Venezuela.

El escenario político ha cambiado radicalmente en América Latina en años recientes. Hay un cansancio aparente con las reformas liberales impulsadas en el último cuarto de siglo en la región.

Chávez ha anunciado un importante plan de cooperación con Nicaragua, cuyos detalles se comenzarán a conocerse cuando llegue al país para los actos de traspaso de poderes.

Pero, para el diputado opositor, Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Constitucionalista, Ortega no debe dejarse llevar por lo que calificó de "cantos de sirena".

"Hay avances de la izquierda en América Latina. Gran parte de esos avances se deben a incongruencias de la política exterior estadounidense y a la forma en que se maneja en lo que considera su traspatio", dijo.

Pero, añadió, "Ortega no tiene porque considerarse un Chávez, que tiene petróleo, un Fidel Castro, o un Evo Morales. Ortega debe situarse dentro del contexto de dependencia total de Nicaragua de decisiones de Estados Unidos".

Pobreza y hambre

¿Qué hacer? ¿Cuál será el rumbo del nuevo gobierno de Ortega en Nicaragua? ¿A quién oirá?

Barrio pobre en Managua
El principal desafío para Nicaragua es el hambre, afirma el ex embajador ante la ONU.
El principal desafío del país es el hambre, le advierte a BBC Mundo el ex embajador de Nicaragua en Naciones Unidas, Alejandro Bendaña.

"El 29% de la población está desnutrida y el índice se eleva a un 65% en algunos municipios del país. Este debe ser el punto número uno en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el Banco Mundial (BM). En segundo lugar, está la reconstrucción de la infraestructura educativa y de salud", afirma Bendaña.

En Nicaragua, asegura, nunca ha habido mayor número de pobres que ahora.

Los economistas advierten que hay poco margen de maniobra.

Ortega tendrá que decidir por dónde seguir en el difícil camino de la historia de Nicaragua, al volver al poder casi dos décadas después de la derrota electoral que puso fin a la revolución sandinista que había encabezado en los ochenta.



NOTAS RELACIONADAS
Ortega pide respeto a EE.UU.
22 11 06 |  América Latina
Sandinistas en Miami
18 11 06 |  América Latina
Ortega promete estabilidad
09 11 06 |  América Latina
Ortega declarado presidente electo
08 11 06 |  América Latina
Algo ya cambió en Nicaragua
05 11 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen