Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 1 de diciembre de 2006 - 08:57 GMT
Los retos de Calderón
Maruisa Reyes
Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

Si lo que pasa en el Congreso de México, donde diputados oficialistas y de oposición tomaron la tribuna de la Cámara Baja, es indicativo de los tiempos que se le avecinan a Felipe Calderón como nuevo presidente, entonces se podría deducir que su futuro inmediato no luce muy alentador.

Felipe Calderón
Calderón asume la presidencia en un ambiente de gran agitación política en el país.
La tribuna alrededor de la cual hace unos días hubo golpes, empujones e insultos entre legisladores del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) y del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), es la misma desde la cual Calderón debería prestar juramento ante el país durante el acto de toma de posesión de este viernes.

Las escenas de caos y desorden institucional que se viven en el recinto legislativo son, a juicio de analistas y observadores de la realidad mexicana, un preámbulo de la tormenta política que deberá enfrentar Calderón cara a cara y con acciones políticas concretas, si quiere llevar su gestión de gobierno por aguas menos turbulentas.

"Este nuevo presidente tendrá que tener algo que le faltó al mandatario saliente, que son los operadores políticos. Tiene que haber alguien que pueda sentarse a negociar, sentarse a dirimir diferencias y de alguna manera llegar a la disuasión de las partes, para poder trabajar en conjunto. Es necesario conciliar intereses", comentó a BBC Mundo la profesora Silvia Cabrera, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Poca legitimidad

Calderón llega al poder con unos niveles muy reducidos de legitimidad, producto de la crisis postelectoral que surgió a raíz de las denuncias de fraude hechas por Andrés Manuel López Obrador, su principal rival en los comicios generales de julio pasado.

La primera parte de este primer año va a ser muy difícil. Va a estar dirigido a si los mexicanos le creemos o no le creemos a Calderón. Tendrá que haber legitimidad con acciones
Silvia Cabrera, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
Es precisamente éste uno de sus principales retos. Sin ello resuelto la tarea de gobernar se le hará cada vez más "cuesta arriba", porque las fuerzas de oposición que apoyan a López Obrador, le están apostando a un escenario de ingobernabilidad, al menos durante los tres primeros años del sexenio, si no todo.

"Yo creo que el presidente entrante tendrá que ser sumamente hábil para pulsar esta situación, donde un sector de la población bastante numeroso está pensando que es ilegítima la toma de posesión que Calderón va a tener", dijo la analista Cabrera.

Para ganarse la legitimidad que no tiene en estos momentos, Calderón tendrá que recurrir a acciones que sean lo suficientemente contundentes como para convencer a quienes no le creen. Es lo que piensa la entrevistada de BBC Mundo.

"La primera parte de este primer año va a ser muy difícil. Va a estar dirigido a si los mexicanos le creemos o no le creemos a Calderón. Tendrá que haber legitimidad con acciones. En el curso de los hechos es donde va a legitimarse o no su posibilidad de darle a este país certezas de cambio y de mejoras".

Tiempos difíciles y complejos

A nadie le caben dudas de que la etapa política que se inicia a partir de este viernes será muy compleja. La analista política Denise Dresser tiene claro lo que Calderón deberá hacer para afrontar este convulsionado período.

Congreso de México
La disputa en el congreso se produjo antes de la toma de posesión de Calderón.
"Tendrá que pensar en los monopolios que acotará, en las prácticas anticompetitivas que atacará, en los medios electrónicos que abrirá, en los líderes sindicales cuya rapacidad contendrá, en las reglas del juego económico y político que cambiará. Si no, el suyo será un sexenio de déja vu otra vez", escribió Dresser en el diario capitalino Reforma.

En todos los temas que preocupan a la sociedad mexicana -desempleo, inseguridad, derechos humanos- Calderón tendrá que hacer la tarea de convencer no sólo a quienes no votaron por él, sino a quienes le dieron el beneficio de la duda o del convencimiento, según haya sido el caso.

Es una idea que comparte la profesora Cabrera.

"El gran reto es en el empleo, en la seguridad, en cómo mejorar el sistema educativo. Sobretodo están los retos para lograr que la planta productiva del país y el mercado laboral sean los que realmente incorporen a una juventud que ha sido preparada y que de repente ya no encuentran donde insertarse", concluyó la analista.

Otros difíciles tareas que le esperan a Calderón a la vuelta de la esquina son, sin duda alguna, el de enfrentar la creciente ola de violencia generada por los carteles del narcotráfico que operan en México, la crisis magisterial de Oaxaca y otros conflictos similares que puedan surgir.

También tendrá el reto de buscar la resolución de casos emblemáticos de violaciones a los derechos humanos, como las denuncias de abusos sexuales contra mujeres por parte de agentes policiales en San Salvador Atenco, y los feminicidios que siguen ocurriendo no sólo en Ciudad Juárez, sino también en otras partes del país.

Todo esto además del complejo tema de la pobreza extrema que en México se ha puesto mucho más en evidencia con esta crisis política, que ha polarizado al país hasta puntos que, de no atenderse, podrían traer consigo reisgos preocupantes de inestabilidad social.



NOTAS RELACIONADAS
México: altercado en el Congreso
29 11 06 |  América Latina
México: nuevos nombramientos
28 11 06 |  América Latina
Fox se despide y se desmaya
27 11 06 |  América Latina
México: nuevos nombramientos
24 11 06 |  América Latina
Calderón anuncia parte de su gabinete
21 11 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen