Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 28 de noviembre de 2006 - 18:27 GMT
Como picado de culebra
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Zona de bajos recursos en Caracas.
Los venezolanos votarán en un ambiente lleno de desconfianza.
Se podría decir que casi todos los actores políticos venezolanos andan como "picados de culebra", lo que en habla popular significa estar alerta por malas experiencias vividas.

El presidente dice tener un Plan Ch -de Chávez- preparado por si la oposición decide perturbar el día de las elecciones. La oposición tiene un Plan V -de Venezuela- por si acaso hay un fraude.

El drama de la polarización que corroe al país se refleja en la mutua desconfianza que se tienen los factores políticos.

Recientemente, el ministro de Comunicación e Información y miembro del comando de campaña del presidente Hugo Chávez aseguró que el gobierno tiene "precisados" a los supuestos desestabilizadores.

"Aquí no vamos a permitir que cuatro golpistas de estos empecinados le echen a perder esta fiesta democrática al pueblo, aquí sabemos los que andan con plancitos de perturbar el proceso", dijo Lara la semana pasada.

La oposición dice tener dudas sobre la imparcialidad del Consejo Nacional Electoral y hasta de las Fuerzas Armadas, encargadas de resguardar el proceso.

Recordando a Carmona

En las últimas semanas el canal estatal ha repetido incesantemente los eventos del 11 de abril de 2002, cuando un confuso golpe de Estado sacó del poder por 48 horas al presidente Hugo Chávez.

En aquellos dias Pedro Carmona, presidente del gremio de empresarios, asumió la presidencia y emitió un único decreto en el que disolvió los poderes y repuso el nombre oficial de República de Venezuela, sin la calificación de Bolivariana.

Hugo Chávez.
El chavismo recuerda a Rosales su supuesto apoyo al golpe de 2002.

"El señor candidato del Zulia (Rosales) fue uno de los que participó en el decreto Carmona. Ellos ya vienen desde muchos años atrás trabajando para desestabilizar todo lo que es este gobierno bolivariano", dijo a BBC Mundo Iroshima Bravo, diputada y miembro del comando por la reelección presidencial.

"Nosotros no es que desconfiemos por desconfiar o que tengamos una paranoia como ellos dicen. No, yo creo que tenemos causas justas para desconfiar de la oposición venezolana donde no han tenido la seriedad para ir hasta el final en el proceso electoral", afirmó Bravo.

Entre los partidos vinculados al gobierno recuerdan que en las recientes elecciones parlamentarias del 2005 la oposición se retiró, pese a que el Consejo Nacional Electoral (CNE), aceptó varias de las condiciones que exigían.

Muchos dentro de las filas del oficialismo creen que con la promoción de la abtención la oposición buscaba reeditar los planes de abril del 2002.

Y aunque al final el 70% de los electores se abstuvo de votar, no pasó nada, salvo que la oposición se quedó sin representación parlamentaria.

"Golpista serás tu"

Tampoco pasaría nada el 3 de diciembre "sólo un cambio de gobierno", según le aseguró a BBC Mundo, el candidato opositor Manuel Rosales.

Manuel Rosales.
Rosales, por su parte, recuerda el pasado golpista de Chávez.

"¿Cómo vamos a estar hablando del pasado? Entonces hay que recordar el golpe de Estado que dieron ellos, que hubo muertos y heridos. Lo tuvieron cocinando por años", se defendió ante BBC Mundo Rosales, recordando los dos intentos de golpe de estado que en 1992 encabezó el entonces teniente coronel Hugo Chávez.

"¿Quién es más golpista? ¿El que pasa años pensando y diseñando un golpe de estado o lo que ocurrió en una confusión un día aquí? No nos caigamos a mentiras. (...) Yo tengo cultura democrática. He pasado por todos los cargos de elección popular. He ganado y perdido", expresó Rosales.

Sin embargo, Rosales no termina de decir si aceptará un resultado adverso en las elecciones del domingo 3 de diciembre.

"Yo acepto la decisión del pueblo de Venezuela, pero no le voy a aceptar que hagan trampa ni que nos roben los votos", le dijo Rosales a BBC Mundo.

Rosales asegura que aunque observa "buenas señales" de parte del CNE no puede comprometrese porque podrían "hacer las trampas y las triquiñuelas que acostumbran a hacer".

Al final las mutuas desconfianzas generan problemas circulares, como la culebra que se muerde la cola.






 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen