Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 25 de noviembre de 2006 - 18:13 GMT
Ecuador: víspera electoral
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
Enviado especial de BBC Mundo a Ecuador

Soldados cargando material electoral
Nueve millones de votantes acudirán a las urnas el domingo.
Tensión incertidumbre y desconfianza marcan la horas previas a la segunda ronda de las elecciones presidenciales.

La pregunta en Ecuador a estas horas no es sólo quién va a ganar el balotaje sino por cuánto, porque allí radica buena parte de las claves para la futura estabilidad política del país, al menos en lo inmediato.

Este domingo 26 los nueve millones de votantes convocados elegirán al nuevo presidente de Ecuador entre el empresario de tendencia derechista Álvaro Noboa y el economista de izquierda Rafael Correa.

Según las últimas encuestas publicadas, ambos candidatos estaban en un virtual empate técnico, por lo que hacer previsiones de ganador se hace muy difícil en estos momentos.

En la primera vuelta realizada el 15 de octubre, Noboa y Correa quedaron primero y segundo, con 26,83% y 22,84% de los votos respectivamente.

Aunque apenas finalizada la primera ronda, Noboa pareció disfrutar de una buena ventaja inicial, Correa ha venido ganándole terreno en las últimas semanas, lo que presagia un resultado estrecho.

Sin conteo rápido

Para el balotaje, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no contará con un sistema de conteo rápido, tras al fracaso de la compañía brasileña E-Vote durante la primera vuelta. El TSE no logró contratar o establecer otro mecanismo.

Los candidatos han expresado cierta predisposición a no aceptar los resultados en caso de que haya una diferencia pequeña. Algunos van a hablar de fraude, de que se ha torcido la voluntad popular y esto va a generar un ambiente de confrontación
Paul Mena, analista político
Por eso el TSE ha dado facilidades a varias empresas encuestadoras para que, en coordinación con medios de comunicación, realicen encuestas a boca de urna o "exit polls" cuyos resultados puedan ser difundidos al terminar la votación, hacia las cinco de la tarde.

Además, un canal de televisión y la organización no gubernamental Participación Ciudadana realizarán sendos conteos rápidos que podrían estar listos cerca de las siete de la noche.

Sin embargo las autoridades esperan que en caso de que la diferencia entre Noboa y Correa sea muy pequeña (menos del 3%) esos resultados no sea difundidos, pues estadísticamente no serían refutables y podrían perturbar la marcha del proceso.

Si ese es el caso, habrá que esperar a los resultados oficiales del escrutinio, algo que tomaría hasta 48 horas.

"Los candidatos han expresado cierta predisposición a no aceptar los resultados en caso de que haya una diferencia pequeña. Algunos van a hablar de fraude, de que se ha torcido la voluntad popular y esto va a generar un ambiente de confrontación" le dijo a BBC Mundo, Paul Mena, analista político y miembro de Participación Ciudadana.

Mena considera que eso hace más importante aún el papel de los observadores, tanto internacionales como nacionales.

Respaldo insuficiente

Afiches de Álvaro Noboa
Si la diferencia entre los candidatos es muy pequeña, habrá que esperar los resultados oficiales.
Que el ganador se imponga por poco margen puede complicar las cosas del futuro gobierno de Ecuador, un país que sufre una inestabilidad endémica desde hace una década.

Un triunfo de Correa, al igual que uno de Noboa, sobre todo si se produce por poca diferencia podría implicar problemas.

Correa ha prometido realizar la "refundación" política de Ecuador a través de una Asamblea Constituyente. Para ello deberá apelar a una consulta popular y entrar en un pulso con el recién elegido Congreso, que sería la primera víctima del proceso de cambio.

Pero Correa no tiene diputados en el Congreso elegido el 15 de octubre porque boicoteó la elección parlamentaria, por lo que su capacidad de negociar con el Parlamento sería limitada.

"La única manera que tendrá para darle viabilidad a esta Asamblea es pedir a los ciudadanos que salgan a las calles y que demanden lo que el llama la 'partidocracia', la convocatoria a la Asamblea" le aseguró Mena a BBC Mundo.

Berslusconi ecuatoriano

Si un triunfo de Correa pone en perspectiva un aumento de la efervescencia política, un gobierno de Noboa sería como "una olla de presión" de acuerdo al análisis de Mena, porque el empresario no cambiará nada en lo político.

Pintada en la pared por Rafael Correa
Si el ganador se impone por poco margen, las cosas para el futuro gobierno pueden complicarse.
Aunque en sus orígenes Noboa era considerado como elemento externo de la política tradicional, tres intentos de llegar a la presidencia lo han vuelto un rostro ya conocido.

Noboa es el hombre económicamente más poderoso de Ecuador, por lo que con la presidencia pasaría a tener todo el poder político. Además, su partido, el Prian, se han impuesto a los grupos tradicionales y es la fuerza mayoritaria en el Congreso.

"Tendríamos una suerte de emperador, o Berslusconi aquí en Ecuador" expresó a BBC Mundo Mena, quien dijo que de darse el continuismo bajo Noboa, los sectores que aspiran cambios podrían perder la paciencia.

"En el caso de Correa podríamos tener una confrontación inmediata, pero con Noboa podría darse una suerte de olla de presión que iría calentándose y que va a tener que explotar".

Una tercera posibilidad sería que el ganador sea reconocido por el contrincante y empiece un tiempo de colaboración para hacer los cambios que necesita Ecuador, pero Mena no es tan optimista.

"Tal como están las cosa ninguno ha demostrado eso que los analistas llaman nivel de estadista".

NOTAS RELACIONADAS
Resurge el tema Venezuela
22 11 06 |  América Latina
Ecuador: democracia a distancia
22 11 06 |  América Latina
Ecuatorianos hablan de los comicios
22 11 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen