Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 2 de noviembre de 2006 - 20:12 GMT
Colombia: ataque fue respuesta de las FARC
Hernando Salazar
Hernando Salazar
BBC Mundo, Bogotá

Álvaro Uribe
El presidente de Colombia visitó la zona del ataque.

El más feroz ataque de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC), contra un cuartel de la policía colombiana del último año envía varios mensajes y abre muchos interrogantes.

Hasta el momento, se ha confirmado la muerte de 17 agentes de la policía y de dos civiles, además se presume la de cinco guerrilleros que habrían sido abatidos en la persecución del numeroso grupo que atacó el jueves el poblado de Tierradentro, departamento de Córdoba, en el norte de Colombia.

Durante varias horas, la guerrilla atacó y destruyó con fusiles y cilindros bomba una estación de policía que había sido instalada recientemente en el pueblo. El ataque averió varias viviendas de los alrededores.

El mensaje

El ex consejero presidencial de defensa y seguridad Armando Borrero, le dijo a BBC Mundo que el hecho tiene un mensaje político "muy complicado" contra el presidente Álvaro Uribe y su política de seguridad democrática.

"El mensaje de las Farc es: 'No nos han acabado, somos un grupo grande, le causamos muchas bajas a la Policía y '¿cuál es la guerra que están ganando?'", señaló Borrero.

Se trata del tercer hecho atribuido a las Farc en las dos últimas semanas, después del estallido de un coche bomba en Bogotá, que dejó 23 heridos, y de otro en Villavicencio, que mató a dos personas.

El mensaje de las Farc es: 'No nos han acabado, somos un grupo grande, le causamos muchas bajas a la Policía y '¿cuál es la guerra que están ganando?'
Armando Borrero, ex consejero de defensa
La escalada de las FARC se produce cuando se estaban dando acercamientos con el gobierno en búsqueda de un acuerdo de intercambio que ponga fin al cautiverio de 58 personas retenidas por esa guerrilla, a cambio de un número indeterminado de guerrilleros presos en las cárceles colombianas.

Un día después del coche bomba en Bogotá, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dio un enérgico discurso en contra de las FARC, congeló los contactos para el intercambio humanitario y anunció que el gobierno está dispuesto a rescatar a la fuerza a los secuestrados en poder de ese grupo.

Y la semana pasada trascendió a la opinión pública que el presidente les comentó a varios congresistas que está dispuesto a ir a pasar un mes con los batallones de la fuerza pública que persiguen a la guerrilla en diferentes regiones del país.

"El ataque en Córdoba es una respuesta de las FARC al discurso y las bravuconadas de Uribe. Fue algo para decirle que si no es hablando, son capaces de hacer esas operaciones", le comentó a BBC Mundo otro experto en temas militares, el profesor universitario Francisco Leal.

Leal dijo que aunque es posible que el ataque haya sido planeado desde hace varios días, el mensaje encuadra dentro de la nueva dinámica que ha tomado el conflicto.

El profesor no cree que en el ataque hayan participado hasta 400 guerrilleros, como han informado algunos medios en Colombia, pero subraya que eso favorece a la guerrilla, pues da la impresión de que las FARC pueden hacer grandes movimientos de tropas.

Mensaje a los paramilitares

Borrero señala, por su parte, que la zona donde ocurrió el ataque estuvo durante muchos años bajo absoluto dominio de los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que están en proceso de desmovilización.

Zona destruida en Tierradentro
Hasta ahora se ha confirmado la muerte de 17 personas en el ataque.
De hecho, en esa zona se desmovilizó a principios de 2005 a Salvatore Mancuso, máximo jefe de los paramilitares, en compañía de medio millar de sus hombres.

El municipio de Montelíbano, al cual pertenece la población de Tierradentro, está ubicado en un corredor estratégico para actores armados y narcotraficantes, pues es la puerta de entrada a la codiciada zona del golfo de Urabá, en el mar Caribe, que limita con Panamá.

Sin embargo, el comandante del Ejército, general Mario Montoya, dijo que no es cierto que "los bandidos" vayan a regresar a esa zona y aseguró que sus hombres están trabajando "para acabarlos".

"Las FARC están obsesionadas por volver a entrar a Urabá, de donde las sacaron las AUC en 1997", agregó Borrero, quien de paso dijo que el ataque podría terminar alentando una reagrupación de los paramilitares en el departamento de Córdoba, como ya se ha denunciado en algunos medios.

El ex consejero también llama la atención sobre el hecho de que 16 de los 17 policías hayan muerto en la carretera cuando fueron emboscados e iban a prestarles refuerzos a los agentes que estaban siendo atacados en el pueblo.

"No sé por qué la policía no aprende. Cuando hay un ataque, siempre hay emboscadas en los accesos. La policía corrió, tal vez por solidarizarse con sus compañeros, pero eso, desde el punto de vista táctico, no se hace. Primero se evalúa el terreno y luego se llega", añadió Borrero.

Este jueves, el presidente Uribe viajó hasta el sitio donde ocurrió el ataque de las FARC y encabezó un consejo de seguridad, en el que estuvieron presentes su ministro de Defensa, los comandantes de las fuerzas militares y del Ejército, así como el director general de la Policía.



ESCUCHE/VEA
Colombia: varios muertos en un ataque atribuido a las FARC
BBC MUNDO HOY 02.11.06



NOTAS RELACIONADAS
Colombia: mueren 17 policías en ataque
01 11 06 |  América Latina
FARC mantiene idea del canje
28 10 06 |  América Latina
Piden intercambio en Colombia
25 10 06 |  América Latina
Ecuador rechaza acusación de Uribe
21 10 06 |  América Latina
Uribe cancela gestiones con las FARC
20 10 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen