Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 30 de octubre de 2006 - 20:16 GMT
Oaxaca: habla una familia
Redacción BBC Mundo

Niños en Oaxaca
Los niños del estado se han visto afectados por el conflicto.
Julio César Baños Aquino es de Oaxaca. Tiene 9 años de edad, pasó a cuarto grado de instrucción primaria, no le gustan las matemáticas y en los recesos acostumbraba a jugar fútbol con sus compañeros de clase.

Actualmente Juan Carlos confiesa sentirse aburrido. Hace muchos días que no asiste al colegio es uno de los niños afectados por el conflicto magisterial que mantiene paralizado al estado del sureste mexicano desde el pasado mes de mayo.

Se calcula que 1.300.000 niños de 14.000 escuelas están en riesgo de perder el año escolar por el paro laboral de los trabajadores de la educación que piden la renuncia del gobernador Ulises Ruiz.

BBC Mundo habló con Julio César y con su padre Julio César Baños Velasco, para obtener el testimonio de dos de los principales afectados por el conflicto magisterial: los niños y sus padres de familia.

La vida se complica

Julio César hijo hace cuentas. Dice que son aproximadamente 152 días desde que se inició el paro de labores. Resume así lo que ha hecho desde entonces:

"He estudiado, he ido a casa de mis dos abuelitas, mis papás se han turnado para cuidarme, pero cuando no pueden me traen con mis abuelitas. Me aburro. Hago lo mismo cada mañana, levantarme y después no hacer nada. Veo la televisión, me distraigo con los videojuegos, hago tarea".

Su padre Julio César Bolaños reconoce que ha sido complicado, dado que tanto su esposa como él, tienen otras actividades que atender:

Alumnos de la escuela Francisco Zarco estudian en salones improvisados por sus padres.
Los niños quieren regresar a clases lo más rápido posible.
"Hemos tenido que recurrir a los familiares, o de plano turnarnos y buscarle algunas actividades para que no pierda tanto el tiempo. Él estudia un poco, pero se aburre mucho porque no va a la escuela. Este paro está afectando a mi hijo porque pasa el tiempo y los conocimientos que ya traía se van perdiendo, pierde ese ritmo de estudio con el que ya contaba".

Julio César hijo, espera que el conflicto termine lo antes posible:

"Yo quisiera que ya regresáramos a la escuela, nos está afectando, además ésto va en contra el derecho de los niños de tener educación. Si los maestros quieren seguir contra el plantón, que ya lo quiten, si quieren seguir contra Ulises que lo hagan pero que no nos afecten a nosotros".

Más allá del ámbito escolar, la familia Baños Aquino extraña la tranquilidad de un domingo cualquiera en el centro de capital oaxaqueña, que actualmente está tomado por las organizaciones que piden la salida del gobernador:

"Nosotros acostumbrábamos ir a la plaza principal, que los niños comieran algunas golosinas. En el centro, la orquesta del estado toca música clásica y otras piezas, cuando termina la música les compramos globos, juegan en la explanada que está frente a la Catedral, ese es un domingo típico de los familias oaxaqueñas".



NOTAS RELACIONADAS
CIDH, preocupada por Oaxaca
01 11 06 |  América Latina
Oaxaca: ratifican al gobernador
20 10 06 |  América Latina
"Alerta máxima" en Oaxaca
18 10 06 |  América Latina
Oaxaca: recrudece la violencia
12 10 06 |  América Latina
Oaxaca: principio de acuerdo
10 10 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen