Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 11 de octubre de 2006 - 21:51 GMT
Ecuador: recta final de campaña
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
Enviado especial de BBC Mundo a Ecuador

Son las 7 de la noche y el acto estaba convocado para las 5. La candidata acababa de llegar a Quito pero estaba atrapada en el intenso tráfico, rumbo al sur de la ciudad.

La candidata, Cynthia Viteri, saluda a sus seguidores en Manta, Ecuador
La única candidata mujer, Cynthia Viteri, se muestra convencida que pasará a la segunda vuelta.
Dentro de la camioneta donde va su "círculo cercano" cunde cierto nerviosismo por un posible fracaso en la convocatoria. Hay informes de que la gente se está retirando.

Se pide apoyo y dos policías motorizados empiezan a abrir paso entre el caos de vehículos. La entrevista que le voy haciendo a la candidata tendrá de fondo el ulular de las patrullas y los toques de claxon permanentes del conductor, pero no hay remedio.

Es la semana final de la campaña electoral, las elecciones son el próximo domingo, y los candidatos queman sus últimos cartuchos. La prensa es uno de ellos, así que hay que hacerle un espacio.

La rutina

En el sector Michelena, del barrio El Pintao, una barriada pobre del sur de Quito, cientos de personas con banderas amarillas esperan a la candidata.

La única candidata mujer y aspirante socialcristiana, Cynthia Viteri, más relajada al ver que sí hay público, se baja de la camioneta y es engullida por la multitud que quiere tocarla, regalarle flores.

Luego habrá palabras de la candidata, un último paseo saludando a los comerciantes del lugar y nuevamente la lucha por salir de la multitud y abrirse nuevamente paso entre el tráfico, esta vez hacia el aeropuerto, rumbo a otro encuentro con los electores en otra parte del país.

Es la rutina diaria de todos los candidatos. O al menos los cuatro que, según las encuestas, tienen más opción además de Viteri: el conservador Álvaro Noboa, el socialdemócrata León Roldós, y la sorpresa de las elecciones, Rafael Correa.

Segunda vuelta

El candidato León Roldós en campaña
El socialista León Roldós representa la izquierda moderada que pide un "cambio positivo".
Según las encuestas los dos últimos, Correa y Roldós, son los candidatos con mayores posibilidades de pasar a la segunda vuelta.

Como en Ecuador -donde el voto es obligatorio- la ley electoral prohíbe la publicación de sondeos veinte días antes de la votación, cada comando maneja sus propias cifras y tendencias.

Sólo se evita la segunda fase de las elecciones si alguien logra la mitad más uno de los votos, o el 40% de los votos y una diferencia de 10 puntos sobre el seguidor más inmediato.

Cuando le entrevisté en Guayaquil, a bordo del vehículo que le llevaba al aeropuerto, León Roldós estaba muy confiado en que pasará la primera ronda. Igual de segura se mostraba Cynthia Viteri.

Pero muchos observadores creen que Álvaro Noboa, un millonario de corte conservador, está consolidando su posición gracias a una nutrida presencia publicitaria en medios.

Noboa mantiene un programa de becas y préstamos a bajo costo para microempresarios con una fundación que, según algunos, ha sido su permanente campaña electoral desde que perdió en su segundo intento por llegar a la presidencia en 2002.

Dale Correa

El candidato izquierdista, Rafael Correa, saluda a sus seguidores en Quito
El candidato izquierdista, Rafael Correa, es el favorito para ganar la primera vuelta.
En la calle el pulso parece llevárselo Rafael Correa, un joven ex ministro cuyo dinamismo y mensaje contrasta con el estilo más pausado de sus competidores.

En pocos meses Correa ha revolucionado la campaña con un discurso que algunos llaman izquierdista y otros llaman populista, en el que habla de la necesidad de refundar Ecuador, a través de una Asamblea Constituyente que elimine la "partidocracia".

De hecho, Correa no postula candidatos para el Congreso porque, de llegar al poder, éste sería sustituido por una Asamblea, cuyo modo de elección no ha aclarado todavía.

El mensaje de cambio no es nuevo pero parece haber calado entre buena parte de los sectores más pobres de la población, que quieren castigar a los políticos que han gobernado Ecuador en sus 25 años de democracia.

Los seguidores de Correa adoran cuando su líder le da vueltas al cinturón sobre su cabeza, al tiempo que gira sobre un pié, sintetizando el eslogan de la campaña "Dale Correa" y "Una sola vuelta".

Por el contrario, Roldós es una opción de izquierdas más moderada que propone lo que llama él un "cambio positivo". Es algo así como el cambio como proceso y no como ruptura, que es lo que aseguran que propone Correa.

Chávez como referencia

Las elecciones ecuatorianas serían un proceso más, si no fuera porque se producen en el contexto de aparentes definiciones geopolíticas e ideológicas en América Latina.

El candidato conservador Álvaro Noboa en campaña
El conservador Álvaro Noboa, el único que se niega a tener relaciones con Cuba y Venezuela.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha sido un tema de la campaña. Muchos analistas consideran que Correa estaría identificado con la corriente anti-estadounidense que personifica el mandatario venezolano y ven a Quito como un nuevo punto del llamado eje La Habana-Caracas-La Paz.

Correa ha dicho que no será una copia de Chávez. Viteri y Roldós aseguraron en sus entrevistas con BBC Mundo que no creen que el país deba alinearse con bloques.

En cambio Noboa ha sido enfático al decir que su gobierno no tendrá relaciones con Cuba ni Venezuela.

En ese punto se inscriben las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con EE.UU. y la permanencia de la base naval militar estadounidense de Manta, o el Plan Colombia para el combate a la guerrilla y el narcotráfico que ha sido fuente de varios roces entre las cancillerías de ambos países.

Llegar al final

De fondo está la pregunta de si habrá estabilidad suficiente en Ecuador para que el triunfador pueda terminar su mandato, como no han podido hacerlo los tres últimos presidentes elegidos.

El país está políticamente fragmentado. Nadie parece contar con mayorías sólidas. Incluso es un secreto a voces las diferencias dentro de las principales fuerzas políticas.

El mismo movimiento indígena Pachacutik, que pocos años atrás era visto como un grupo de influencia, hoy está dividido, con una parte que apoya a Correa. Ello explica que su propio candidato marche entre los ocho aspirantes con casi ninguna opción de triunfo.

En las manifestaciones de la calle, parece haber gente para todos los gustos. En los mitines se ve mucha gente respaldando a sus candidatos.

"Sí, ¿verdad? Yo me pregunto si no será la misma gente", me comentó rodeado de banderas y afiches en un evento en Quito uno de los que aspiran a ser elegidos, cuando le hago esa observación.

"El domingo se sabrá", concluye en un tono que no puedo determinar si es triunfalista o de resignación.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen