Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 7 de julio de 2006 - 04:41 GMT
Calderón celebró con su gente
Mariusa Reyes
Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

Los panistas están celebrando desde el propio día de las elecciones.

Y es que el mismo domingo, su candidato Felipe Calderón, y también su más cercano rival, Andrés Manuel López Obrador, se declararon ganadores, a pesar de que al final de la jornada comicial las autoridades electorales se abstuvieron de anunciar quién había sacado la mayoría de los votos.

Felipe Calderón
Calderón no hizo mención a la impugnación anunciada por López Obrador.
En ese momento, como ahora, el margen de diferencia era muy estrecho.

Calderón y su gente también celebraron cuando los datos del controvertido Programa de Resultados Electorales Preliminares, conocido como PREP, le dio la ventaja sobre su rival, mientras los votos obtenidos por éste no fueron contabilizados y tuvieron que ser incluidos posteriormente.

Celebraron también en la madrugada del jueves, cuando Calderón rebasó la brecha que lo separaba del candidato del Partido de Revolución Democrática (PRD), en el conteo de actas que hicieron los 300 consejos distritales. Todavía la autoridad electoral no terminaba de contar.

Y llegó el momento de mayor regocijo, minutos después de que el presidente del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde, finalmente le anunciara al país que el candidato del oficialista Partido Acción Nacional había ganado la elección por un poco más de medio punto porcentual, 0.57 por ciento para ser más precisos.

"Campeones del mundo"

En el salón donde Calderón pronunciaría un breve mensaje para reconocer la declaratoria de su victoria hecha por el IFE, había más partidarios y simpatizantes que periodistas, quienes habíamos sido convocados para una conferencia de prensa que al final no fue tal.

Seguidores de Felipe Calderón
Todo vale para celebrar el triunfo de su candidato.
El ambiente allí era de fiesta. Algunos ondeaban pequeñas banderas blancas, con el nombre del candidato escrito en colores azul y naranja. Otros alzaban pancartas en las que se leían frases como "Felipe, contigo seremos campeones del mundo", "Los panistas somos felipistas" y "Democracia si, izquierda no".

Poco antes de que el candidato entrara al salón, sus simpatizantes comenzaron a gritarles a los colegas fotógrafos que se sentaran. Éstos, parados encima de sillas, se ubicaban para lograr la mejor imagen. Todo el mundo quería ver de cerca al Felipe de carne y hueso.

Cuando finalmente llegó, vestido con traje formal, de saco y corbata, el lugar se llenó de música y de los gritos de "Si se pudo, si se pudo".

El anfitrión del acto lo presentó como "el próximo presidente de México", consciente quizá de que todavía está por dirimirse una querella legal que interpondrá su rival, antes de que pueda ser declarado como el nuevo mandatario de la nación mexicana.

"Amigos y amigas, hemos asistido a la elección más participativa, más competida, y también la más democrática en la historia del país", dijo para comenzar Calderón, al tiempo que felicitó a los millones de mexicanos que votaron por él y que, según dijo, lo hicieron porque "le apostaron a la paz y no a la violencia, a la democracia y no a la confrontación".

Amigos y amigas, hemos asistido a la elección más participativa, más competida, y también la más democrática en la historia del país
Felipe Calderón
Evitando referirse directamente a los planes de López Obrador de impugnar los resultados de la votación, Calderón agradeció "a los más de un millón de mexicanos y mexicanas que como funcionarios de casillas, o representantes de todos los partidos políticos, recibieron la votación, contaron voto por voto, y cuidaron responsablemente la voluntad ciudadana reflejada en las urnas".

Los partidarios de Calderón rompieron en emocionados aplausos, cuando éste les confirmó que "hemos ganado la elección con más de 15 millones de votos".

Al final de este breve mensaje, Calderón posó para los colegas que habían esperado pacientemente por una buena foto.

En el escenario aparecieron su esposa Margarita y sus tres pequeños hijos, lo que completó el cuadro del candidato feliz, una escena que seguramente espera repetir el próximo 6 de septiembre, la fecha límite para que los magistrados del tribunal electoral confirmen si será él el nuevo presidente de México.

NOTAS RELACIONADAS
"Que se cuente voto por voto"
07 07 06 |  América Latina
Declaran ganador a Calderón
06 07 06 |  América Latina
Final de infarto en México
06 07 06 |  América Latina
México: la debacle del PRI
06 07 06 |  América Latina
México: comienza el conteo final
05 07 06 |  América Latina
México: se acorta la diferencia
05 07 06 |  América Latina
México: nuevo mapa político
04 07 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen