Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 25 de mayo de 2006 - 11:12 GMT
Plan Colombia: Washington y la otra guerra

Javier Lizarzaburu
BBC Mundo

Soldados colombianos en operativo anti drogas contra la guerrilla.
Una guerra contra las drogas que por ahora no tiene visos de terminar.
Las elecciones de este fin de semana en Colombia coinciden con el inicio de otro proceso importante en Estados Unidos: la discusión en el Congreso del próximo paquete de ayuda para el país andino -de unos US$640 millones- como parte del llamado Plan Colombia.

Esto ha levantado nuevamente la polvareda del debate porque, a un costo de US$4.000 millones para EE.UU., el controvertido plan ya lleva seis años de vigencia y no parece haber señales claras de que esté cumpliendo con sus objetivos originales.

Si este programa se mide por la reducción del consumo de drogas ilícitas en el país del norte y por la reducción del cultivo de hoja de coca en el país del sur, los resultados no son alentadores.

Y a pesar que distintos estudios oficiales en Washington aceptan esta realidad, ellos insisten en que el programa que se conoce como el Plan Colombia es la mejor opción para hacer frente a este problema.

Un éxito

Las fuerzas de seguridad colombianas evitaron que cientos de toneladas de drogas ilícitas llegaran al mercado mundial a través de esfuerzos de interdicción y erradicación de coca
Informe anti narcóticos del Departamento de Estado, EE.UU.

El más reciente estudio anti narcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos para el año 2005, ofrece una lista de avances.

Según el documento, "las fuerzas de seguridad colombianas evitaron que cientos de toneladas de drogas ilícitas llegaran al mercado mundial a través de esfuerzos de interdicción y erradicación de coca y cultivos de amapola".

Este informe señala que durante el año pasado se confiscaron más de 200 toneladas de cocaína y de pasta básica; se fumigaron cerca de 140.000 hectáreas de hoja de coca y más de 1.600 hectáreas de amapola; y que más de 32.000 hectáreas de coca y cerca de 500 de amapola fueron destruidas por erradicación manual.

Un reportaje del Boston Globe de Estados Unidos cita a Sandro Calvani, jefe de la oficina de Naciones Unidas contra las drogas en Colombia, quien dice que dos de los principales logros de estos años han sido "haber eliminado los grandes cultivadores de coca, junto con el poder de los grandes carteles".

Y añade que "de no haber sido por el Plan Colombia la cocaína sería tan barata en Estados Unidos que se podría distribuir casa por casa".

Un fracaso

Si la idea era reducir el suministro de drogas para aumentar el precio en el mercado y desalentar su uso, eso no ha sucedido
John Walsh, WOLA - Washington Office for Latin America
"Pero la verdad es que la droga ya inunda las calles de Estados Unidos", le dijo a la BBC John Walsh, especialista en Colombia de WOLA, un centro de investigación sobre América Latina en Washington y uno de los críticos de este plan.

Para ellos los resultados son decepcionantes: Colombia, seis años después, sigue siendo el origen del 90% de la cocaína que entra en Estados Unidos y de la mitad de la heroína que se consume en ese país.

Según Walsh, "si la idea era reducir el suministro de drogas para aumentar el precio en el mercado y desalentar su uso, eso no ha sucedido".

El precio de la cocaína en las calles de Estados Unidos, dijo, está en su nivel más bajo en 20 años.

Largo plazo

Donald Rayfield, "Detroit", fumando crack en Los Ángeles.  Ahora empezó programa de rehabilitación.
En EE.UU. aumentó la cantidad de jóvenes que prueban cocaína por primera vez.
"Lo que pasa es que uno siempre tiene la esperanza de que se puedan llegar a soluciones fáciles, pero las soluciones no son fáciles", le dijo a BBC Mundo Arturo Valenzuela, director del programa de estudios latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, en Washington.

Valenzuela también fue asesor del ex presidente Bill Clinton en la época que se lanzó el Plan y cree que sí está funcionando.

"Colombia todavía produce cocaína, todavía hay situaciones difíciles y todavía hay sectores insurgentes. Pero el progreso es notable, porque este es un proceso lento y complejo", aclaró.

Pero es quizás la lentitud de este proceso o el énfasis en una salida militarizada que ha llevado a constantes cuestionamientos sobre las consecuencias sociales de esta situación.

Según organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, el costo humano para Colombia ha sido alto en términos de desplazados internos y abusos de los derechos humanos y un debilitamiento del estado de derecho y del sistema judicial.

Cultivos y consumo

Cocaína capturada por la policía.
Según Bogotá y Washington, terrorismo y narcotráfico son parte de un mismo negocio.
Al margen de las evaluaciones de si el Plan es un éxito o no, o si se necesita aún más tiempo, otros datos sobre el terreno hablan por sí solos.

A pesar de los esfuerzos de interdicción y erradicación, el área cultivada de hoja de coca ha aumentado en los últimos años.

Según datos publicados por el Boston Globe, de las tres provincias donde se cultivaba hoja de coca al inicio del Plan Colombia, ahora son 23.

Pero para la Casa Blanca, esto es señal de que las campañas tienen éxito, porque han obligado a los narcotraficantes a reaccionar.

Y dice que si ahora figuran más áreas con cultivo de coca es porque los esfuerzos de erradicación son más amplios.

En cuanto al consumo, un reciente estudio del gobierno de Estados Unidos revela, por ejemplo, que en los últimos cinco años ha habido un incremento de más de un 30% en la cantidad de jóvenes menores de 18 años que prueban cocaína por primera vez.

Futuro

Con los recursos que tiene a su disposición y con lo avanzado hasta ahora, el presidente Uribe puede encaminar al país en una dirección que la mayoría acepta, lo que le permitirá ser reelegido
Arturo Valenzuela, Universidad de Georgetown, EE.UU.
No cabe duda de que el presidente Álvaro Uribe es el aliado más fuerte que tiene la Casa Blanca en América del Sur, y no es de sorprender que él sea su candidato favorito en las elecciones de este fin de semana.

Más aún, en una coincidencia de políticas, Bogotá y Washington han enmarcado la lucha contra las drogas dentro de la lucha contra el terrorismo.

En su informe de abril de este año sobre Terrorismo, el Departamento de Estado vuelve a elogiar los esfuerzos hechos en esta área por el presidente Uribe y asegura que Estados Unidos continuará apoyando estas iniciativas "para vencer a organizaciones narcoterroristas basadas en Colombia".

Valenzuela cree que este proceso dará sus mejores resultados en el futuro. Y además cree que con los recursos que tiene a su disposición y con lo avanzado hasta ahora "el presidente Uribe puede encaminar al país en una dirección que la mayoría acepta, lo que le permitirá ser reelegido".

Sus críticos siguen sin estar convencidos. "Se ha gastado demasiado dinero y se ha obtenido un beneficio muy pequeño o inexistente", dice Walsh y agrega que "por lo que sabemos hoy, en Colombia, se produce tanta cocaína como hace cinco años".



NOTAS RELACIONADAS
Colombia: proceso de paz en duda
19 05 06 |  América Latina
Uribe: oferta a las Farc
16 05 06 |  América Latina
Colombia/fraude: avanza investigación
09 05 06 |  América Latina
Colombia: escándalo pre-electoral
10 04 06 |  América Latina
El uribismo barre en Colombia
13 03 06 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen