Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 18 de mayo de 2006 - 23:59 GMT
Inmigración divide a Republicanos
James Westhead
BBC, Washington

Muro divisorio en la frontera Arizona-México.
El muro fronterizo amenaza con dividir también al partido Republicano.
El espinoso tema de la inmigración ha dividido al partido Republicano más que cualquier otro en su historia reciente.

Para hacerse una idea de lo venenoso que se ha vuelto el debate, no se hace falta más que escuchar los tradicionales barómetros del pensamiento conservador de las bases: los programas de tertulia en la radio.

En uno de esos programas con llamadas del público, el presentador se refirió al mensaje televisivo del lunes, del presidente George W Bush, sobre la reforma migratoria y lo describió como "un pescado a la luz de la luna: mientras más te acercas, más apesta".

Este punto de vista refleja un gran escepticismo. Pero no viene de la izquierda, sino de las bases Republicanas.

Divisiones

El problema para el presidente es que la división en el partido no es para nada superficial. Y todavía puede empeorar.

El debate sobre la inmigración ha dejado al descubierto una fisura que viene desde mucho tiempo atrás, que divide a esta agrupación entre el ala de los grandes empresarios y un ala populista y socialmente conservadora.

El genio del presidente Bush en el pasado ha sido mantener a estos dos grupos juntos, preservando así una imbatible mayoría republicana en el Congreso.

Pero si estos dos se pelean, como puede suceder por el tema de inmigración, entonces se hace más real la posibilidad que los republicanos puedan perder control del legislativo en las elecciones parciales de noviembre.

Una disputa pública

Protesta contra inmigrantes.
La base populista del partido es socialmente mucho más conservadora que el ala empresarial.
Lo cierto es que los dos lados están muy divididos.

A la élite empresarial del partido le interesa tener acceso irrestricto a una amplia oferta de mano de obra barata y apoya de manera general la reforma migratoria.

Las bases del partido, que son los oyentes de esos programas de radio de corte populista, están más preocupadas por el caos en la frontera, el costo sobre los servicios públicos y el tener que competir por trabajos que creen suyos de por sí.

Pero esta división no es nueva. Lo que es nuevo es que ambos bandos están empezando a atacarse mutuamente, y en público.

En una reciente columna en un diario del país, el ex presidente del Comité Nacional Republicano, Ed Gillespie, exhortó a los populistas en el Congreso a abandonar la legislación que pone "la custodia de la frontera primero".

"La retórica anti inmigración es una canción de sirena y los Republicanos tienen que resistir su encanto", señaló el político.

Otro dirigente Republicano de la élite, el comentarista Bill Kristol, atacó a los presentadores de los programas de radio por no reconocer el peligro de "convertir el partido republicano en un partido anti inmigración, un partido que no sabe nada".

¿Se repite la historia?

George W. Bush explica su apoyo a reforma migratoria en Arizona.
Bush trata de convencer a ambos lados de los beneficios de su reforma.
Y es que la referencia al "no sabe nada" no es gratuita. Tiene un paralelo histórico extraordinario.

Ese fue el nombre que se le dio a un movimiento que dividió y casi destruyó al naciente partido Republicano, hace 160 años.

Entonces como hoy la inmigración era el tema del día. Aunque en ese momento el problema era con la presencia de inmigrantes católicos.

El equivalente de los programas de radio en el siglo XIX eran las sociedades locales que se organizaban para luchar contra "influencias foráneas"; para defender "el estilo de vida estadounidense"; y para limitar la ciudadanía sólo a aquellos que nacían en EE.UU.

Cuando los dirigentes del partido de ese entonces trataron de identificar y disciplinar a aquellos detrás del movimiento, los miembros sólo repetían la misma frase: que no sabían nada.

La diferencia es que hoy el ala populista y socialmente conservadora no se oculta detrás de nada y, por el contrario, encuentra que las críticas que vienen del bando empresarial son ofensivas.

Y más que estar movilizados por actitudes xenofóbicas o intolerancia, ellos se consideran motivados por un profundo respeto del estado de derecho y por una preocupación patriótica por la soberanía y la seguridad de la Unión.

El alma del partido

Protesta anti inmigrantes.
El tema es crucial para el futuro de los inmigrantes pero también para el del partido.
Es así que al tratar de balancear el tema de la reforma migratoria como algo que incluya los intereses de ambos bandos, el presidente Bush está caminando por la cuerda floja.

Su propuesta busca darle en el gusto a los dos: "seremos duros a la hora de vigilar la frontera si es que ustedes aceptan un programa de trabajadores huéspedes y abrir un camino para la ciudadanía a los inmigrantes ilegales".

En consecuencia, el Senado -que representa en gran parte a la élite del partido- está por este plan.

La batalla más dura en las próximas semanas será conseguir un acuerdo en la Cámara de Representantes.

Son ellos los que tienen que buscar la reelección cada dos años y suelen estar más atentos a las preocupaciones populistas.

El debate es histórico. Puede definir el futuro de millones de inmigrantes ilegales y sus familias y puede decidir si el partido Republicano vuelve a hacerse con la mayoría en el Congreso en las elecciones de noviembre.

Pero también es una batalla por el alma del partido Republicano.

NOTAS RELACIONADAS
México protestará por el muro
18 05 06 |  América Latina
Bush promociona plan en la frontera
18 05 06 |  Internacional
Reacciones mixtas al plan de Bush
16 05 06 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen