Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 10 de febrero de 2006 - 01:12 GMT
Brasil: descubren tráfico de niños

Valentina Álvarez
Brasilia

El descubrimiento de una nueva red de tráfico de niños brasileros hacia Estados Unidos desnuda un sistema de complicidades con las que la justicia local no consigue lidiar.

Niños brasileros caminando en Cidade de Deus, en Río de Janeiro.
En Brasil 70% de las víctimas de tráfico humano son pobres.
En teoría, se trata de niños cuyas familias viven ilegalmente en EE.UU. y pagan entre US$13.000 y 15.000 a traficantes brasileños para que organicen la reunificación en suelo estadounidense.

"En la práctica no descartamos que ese fuera apenas uno de los negocios de la banda, que también podría estar incursa en tráfico de niños para adopciones ilegales en otros países", dijo a BBC el jefe de la delegación de Inmigración de la Policía Federal de Brasil, Felicio Alterca.

Este jueves la Policía Federal arrestó a 17 personas en siete estados del país, acusándolas de participar en un esquema de tráfico de niños brasileños hacia el exterior.

De 2002 a la fecha no menos de 150 personas habrían entrado en EE.UU. gracias a la banda, que daba a los niños identidades falsas y los entrenaba para decir a las autoridades migratorias que quienes los acompañaban en el viaje eran sus padres.

Negocio activo

Por lo menos 50 niños habrían ingresado a EE.UU. gracias a los oficios de los presuntos traficantes.

Casi 70% de las víctimas de tráfico son pobres y no completaron los cuatro primeros años de educación básica, mientras el 60% de los incursos en el delito de tráfico de personas poseen educación media y universitaria completa
"Sabemos que los niños deben haber sufrido un grave daño psicológico porque fueron entrenados para mentir y muchas veces disfrazados para no ser reconocidos por las autoridades migratorias; también sabemos que la banda manejaba millones de dólares", admite Alterca. Pero no hay más precisiones porque la investigación está en curso, advierte.

En realidad, el tráfico de personas es un negocio muy activo en Brasil, donde cada tanto se descubre una organización delictiva similar. Suelen estar integradas por policías, extranjeros con buena posición económica, funcionarios del área de inmigración, agentes de viajes e incluso políticos en ejercicio.

A fines de 2004 se desarticuló en una localidad del interior de Goiania -a menos de 100 kilómetros de Brasilia- una banda que falsificaba pasaportes de brasileños que eran enviados a España y EE.UU.; uno de sus líderes era un concejal de la localidad, quien muchas veces acompañaba a los inmigrantes ilegales hasta México, desde donde luego éstos intentaban ingresar en EE.UU.

Según expertos locales, el tráfico de personas es un crimen que no es contemplado específicamente por las leyes brasileñas (si bien el gobierno está trabajando en el tema), lo cual dificulta su combate y punición.

Sumando ese problema al de la pobreza -Brasil es el segundo país con peor distribución de la riqueza en el mundo-, la ignorancia y la falta de recursos con que trabajan las fuerzas policiales, el resultado está a la vista.

Datos elocuentes

Sabemos que los niños deben haber sufrido un grave daño psicológico porque fueron entrenados para mentir y muchas veces disfrazados para no ser reconocidos por las autoridades migratorias
Felicio Alterca, jefe de la delegación de Inmigración de la Policía Federal de Brasil
Estudios de la Oficina local de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, revelan que después de África, Asia, los antiguos países de la Unión Soviética y el este y centro europeo, América Latina es la región desde donde el tráfico de personas hacia los países industrializados es más activo.

En Brasil, casi 70% de las víctimas de tráfico son pobres y no completaron los cuatro primeros años de educación básica, mientras el 60% de los incursos en el delito de tráfico de personas poseen educación media y universitaria completa.

"Las diferencias sociales colocan a la mayoría de los brasileños en una situación de vulnerabilidad; nos hemos topado con casos de mujeres jóvenes que nos confiesan que viajan a España a trabajar como prostitutas, pero que asumen los riesgos para ganar dinero y ayudar a sus familias en Brasil".

"Les advertimos de los peligros -continúa- pero no podemos detenerlas porque tienen derecho a sacar su pasaporte a viajar donde quieran, ¿no le parece muy triste?", se queja el delegado de la Policía Federal de San Sebastián (Sao Paulo), quien ya trabajó con varios casos de tráficos de personas en la región.

Según estimaciones de la ONU, el tráfico de personas mueve unos US$9.000 millones al año en el mundo. Por cada persona que es retenida contra su voluntad por los traficantes, éstos y sus bandas llegan a obtener hasta 30 mil dólares.

NOTAS RELACIONADAS
Aumenta el tráfico de mujeres
12 07 05 |  Internacional
Interpol: tráfico humano
07 10 04 |  Internacional
EE.UU.: alarma por tráfico de personas
15 06 04 |  Internacional
Las cifras tristes de Brasil
17 12 01 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen