Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 20 de enero de 2006 - 23:18 GMT
Revolución energética a oscuras

Fernando Ravsberg
BBC, La Habana

Fidel Castro
Castro prometió una "revolución energética".
Un gigantesco apagón en La Habana ensombreció la "revolución energética" proclamada esta semana por el presidente Fidel Castro en Pinar del Río, donde inauguró los grupos electrógenos que proveerán de luz a la provincia.

Gran parte de la capital se mantuvo sin electricidad los días miércoles y jueves y aún quedan barrios donde no se ha podido restablecer, a pesar de que los especialistas están trabajando a tiempo completo.

Castro viene prometiendo desde el pasado año el fin de los apagones, gracias a una nueva estrategia en la que las viejas centrales termoeléctricas serán sustituidas por grupos de plantas eléctricas.

Sin embargo, el estado del tiempo -aumento de los vientos y de la humedad- provocó la destrucción de gran parte del tendido eléctrico de la capital, causando apagones y obligando incluso a Castro a suspender un discurso televisivo.

Inmediatamente, el gobierno emitió un comunicado oficial en el que se culpa al tiempo y a la mala calidad de los materiales y en el que se recalca que "nada impedirá el impetuoso avance de la revolución energética en nuestra patria".

Sistema descentralizado

La estrategia cubana en el terreno energético consiste en la creación de un sistema descentralizado de grupos eléctricos que puedan trabajar de forma conjunta e independiente y garantizar la energía por zonas.

Nada impedirá el impetuoso avance de la revolución energética en nuestra patria
Comunicado del gobierno cubano
El objetivo es eliminar gradualmente las grandes centrales eléctricas procedentes del antiguo campo socialista europeo, que consumen mucho combustible y que requieren costosos mantenimientos.

Según Castro, además de los nuevos grupos electrógenos, se desarrollaran otras tecnologías para producir electricidad, como la eólica, la solar y el uso del gas acompañante del petróleo.

El gobierno le da tanta importancia al asunto que fue calificado de "revolución" y el presidente se ha referido al tema extensamente en cada uno de los discursos que pronunció durante los últimos meses.

Campaña de ahorro

Pero la "revolución energética" no sólo se desarrolla a nivel de las grandes centrales eléctricas o de las redes de distribución, también ha entrado en los hogares cubanos y los está transformando radicalmente.

Electricistas trabajan en las calles de La Habana.
Castró anunció que toda la energía doméstica será eléctrica.
Castro anunció que se suspenderá la venta de botellones de gas y de keroseno y que toda la energía doméstica será eléctrica, para lo cual ya inició la distribución a nivel nacional de ollas y cocinas adecuadas.

Además, se llamó a los ciudadanos a realizar una campaña de ahorro, en la cual se incluye el cambio de los bombillos por lámparas ahorradoras y el canje de refrigeradores y ventiladores viejos por otros más eficientes.

Para garantizar aún más el ahorro y, aunque pueda parecer contradictorio, las autoridades aumentaron las tarifas eléctricas que, en algunos casos, llegarán a costar hasta nueve veces más por kilovatio.

Desconfianza

La población no se muestra tan confiada en los resultados de esta "revolución energética" y el reciente apagón en La Habana parece darles la razón a los más pesimistas, dado que hubo zonas que pasaron 48 horas sin electricidad.

Este apagón -al día siguiente de hablar Fidel- demuestra que no se puede garantizar que vamos a tener electricidad para cocinar
Ama de casa
Una ama de casa le dijo a la BBC que "este apagón -al día siguiente de hablar Fidel- demuestra que no se puede garantizar que vamos a tener electricidad para cocinar" y concluyó afirmando que no deberían quitarles el gas.

"¿Qué vamos a hacer durante los ciclones, con qué vamos a cocinar si nos retiran la corriente un día antes de que pase y la reponen dos días después?", se preguntaba preocupado un jubilado.

"Hace apenas unos años organizó la distribución de gas, cambió los botellones y repartió cocinas, ahora todo eso a la basura y a repartir cocinas y ollas eléctricas, ni que fuéramos un país rico", dijo un trabajador independiente.

NOTAS RELACIONADAS
En Cuba no hay apagón sino alumbrón
21 06 05 |  América Latina
Cuba: descontento silencioso por medidas
25 11 05 |  América Latina
Castro: medidas de "igualdad"
24 11 05 |  América Latina
Castro alerta sobre corrupción en Cuba
19 11 05 |  América Latina
Castro le responde a la CIA
18 11 05 |  América Latina
Cuba: campaña contra mercados
14 11 05 |  Economía


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen