Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 19 de enero de 2006 - 22:01 GMT
"El gran gasoducto del sur"

Martin Murphy
BBC Mundo, Cono Sur

Los presidentes de Venezuela, Brasil y Argentina se reunieron este jueves en Brasilia, donde acordaron avanzar en la construcción del "gran gasoducto del sur".

Presidentes de Venezuela, Brasil y Argentina.
Los mandatarios se volverán a reunir tras la toma de posesión en Chile.
Si bien los detalles del proyecto recién se darán a conocer a mediados del año, el mandatario venezolano, Hugo Chávez -el único que habló con la prensa tras la reunión-, señaló que "la decisión política ya está tomada".

El gasoducto tendrá una longitud de aproximadamente 8.000 kilómetros de largo (sería uno de los más extensos del mundo), y unirá el sur de Venezuela con el norte de Argentina, atravesando Brasil.

En sus declaraciones a la prensa previas al encuentro Chávez ya había dejado en claro su intención de que el gasoducto, que llevará entre cinco y siete años construir, beneficie a otros países de la región.

"El gasoducto tiene que ir acompañado con polos de desarrollo" en todos los países y así "ayudar a salvar la vida de tantos niños indígenas que mueren todos los años en esta Sudamérica nuestra", dijo Chávez.

Inversión millonaria

Se estima que un gasoducto de semejante longitud demandará una inversión cercana a los US$20.000 millones.

Gasoductos cerca de Maracaibo.
Venezuela y Bolivia tienen las mayores reservas de gas del Cono Sur.
Para poner esta cifra en contexto, y entender la magnitud del proyecto, téngase en cuenta que las reservas en dólares de Argentina (tras la cancelación de la deuda con el FMI) apenas llegan a US$18.500 millones.

Por lo tanto, la primera pregunta que deberán responder los tres gobiernos es de dónde sacarán el dinero.

Una idea es que el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento apoyen la iniciativa.

Los tres presidentes volverán a reunirse el 11 de marzo en la ciudad argentina de Mendoza, un día antes de la toma de posesión de la presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet.

Según Chávez, en esa reunión los técnicos le entregaran a los mandatarios los primeros informes sobre el proyecto.

Momento propicio para la integración

El gasoducto sin duda significará un alivio para Brasil y Argentina, que precisan importar gas para suplir la demanda local.

Hoy en día ambos países le compran a Bolivia y el presidente electo de ese país, Evo Morales, ha expresado su voluntad de incrementar el precio de exportación del gas en el futuro.

Pero Chávez se apresuró a dejar en claro que el proyecto del gasoducto "de ninguna manera" busca quitarle negocios a Bolivia.

Chávez es el principal aliado regional de Morales. Ambos manejan las mayores de reservas de gas del Cono Sur.

Los gobiernos de Brasil y Argentina también están en sintonía política con los de Venezuela y Bolivia, lo cual no se daba hacía tiempo en la región.

En este sentido puede decirse que existe una situación propicia para el avance de la integración energética a nivel regional.

NOTAS RELACIONADAS
Se reúnen Lula, Chávez y Kirchner
19 01 06 |  América Latina
En Brasilia por Mercosur
18 01 06 |  Economía
Morales, Kirchner y el gas
17 01 06 |  América Latina
Lula y Morales hablan de negocios
14 01 06 |  América Latina
Venezuela ya es Mercosur
09 12 05 |  Economía
Chávez, Kirchner y la integración
22 11 05 |  América Latina
Brasil/Argentina: tan cerca tan lejos
10 05 05 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen