Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 29 de noviembre de 2005 - 11:26 GMT
Año de retos para América Latina

James Painter
BBC Mundo, analista de América Latina

Doce elecciones presidenciales están previstas en América Latina entre noviembre 2005 y finales de 2006. Éstas incluyen siete de los países de la región con mayor número de habitantes: Brasil, México, Colombia, Perú, Venezuela, Chile y Ecuador.

Chávez y Lula
¿Cuál modelo prevalecerá? ¿El de Chávez o el de Lula?
El punto clave de todos estos comicios es ver si continuará la tendencia de izquierda en la región y, de ser así, cuál será la naturaleza de cualquier nuevo gobierno de esta índole.

¿Será como el de Hugo Chávez, en Venezuela, o el de Luiz Inacio Lula Da Silva, en Brasil?

Chávez es el "socialista del siglo XXI", que se opone férreamente al presidente George W. Bush y al sector privado, y que además prefiere lazos cercanos con Cuba e Irán.

Lula, por su parte, es cauto en materia fiscal y amigable con los mercados, busca la estabilidad macroeconómica -tratando de compaginarla con las necesidades de los pobres- y es un importante actor en la escena mundial.

Chile, Argentina y Uruguay también son gobernados por mandatarios de izquierda, de diferentes variedades.

Déficit democrático

América Latina es hoy una región muy diferente que hace 20 o 30 años. Las políticas electorales se han consolidado considerablemente en la mayoría de los países y no hay ya gobiernos militares.

Estados Unidos y los demás países de mayor influencia en la región han asumido una firme posición contra esto, así sean autoridades castrenses transitorias.

FECHAS ELECTORALES
Honduras: 27 noviembre 2005
Chile: 11 diciembre 2005
Bolivia: 18 diciembre 2005
Haití: 27 diciembre 2005
Costa Rica: 5 febrero 2006
Perú: 9 abril 2006
Colombia: 28 mayo 2006
México: 2 julio 2006
Brasil: 1 octubre 2006
Ecuador: octubre 2006
Nicaragua: 5 noviembre 2006
Venezuela: diciembre 2006
Además, los comicios de nuestros días suelen estar libres de fraude, existe una relativa libertad de prensa y los partidos de oposición tienen más opciones de llegar al poder.

La sociedad también ha cambiado: hay mayores niveles de urbanización, la población es cada vez más joven, la modernización está cada vez más presente (teléfonos celulares, internet, televisión por cable, etc.) y el número de organizaciones no gubernamentales se ha disparado.

Sin embargo, existe lo que algunos observadores llaman un déficit democrático en dos facetas: la primera relacionada con un mayor descontento con la clase política e incluso con el sistema democrático; la segunda tiene más que ver con los derechos sociales, culturales y humanos, que están quedando rezagados, pese a un fortalecimiento de los cimientos políticos.

Ejemplos

  • La violencia social y los secuestros se mantienen en aumento en muchos países. En Brasil, por ejemplo, se registran unas 100 muertes diarias por armas de fuego, lo que es superior a muchas zonas de guerra.

Carandiru, Brasil.
El problema carcelario en América Latina es grave.

  • La situación en las cárceles es altamente volátil, especialmente porque el 50% de los presos están detenidos sin sentencia.

  • Los traficantes de drogas tienen influencia sobre enormes regiones en el continente, particularmente en la frontera entre México y EE.UU.

  • El problema de pornografía infantil se encuentra entre los más graves en el mundo.

  • Los derechos de las mujeres no han mejorado mucho, además hay pocas mujeres en los Parlamentos de la región.

  • Hay una alta impunidad entre legisladores y funcionarios públicos, lo que tiene a los países latinoamericanos entre los principales puestos de la lista de corrupción de Transparencia Internacional.

Desigualdad

Probablemente sea verdad que los partidos de izquierda y gobiernos de la misma tendencia son más fuertes en esta región que en cualquier otra del planeta. Aunque hay diversas razones que explican esto, también hay factores en común.

Los partidos de izquierda han logrado un sólido apoyo, ofreciendo programas alternativos a las dominantes políticas de libre mercado que han seguido gobiernos anteriores; asimismo, prometen más a los pobres, utilizan la carta anti-Bush (ya que la guerra en Irak es sumamente impopular) y hablan de integración.

Protesta en un restaurante McDonalds de Brasilia.
Las protestas contra el ALCA han sido frecuentes en toda la región.
En los años 80, América Latina seguía el llamado "consenso de Washington", en el que se impulsaba a los mandatarios a liberalizar y privatizar sus economías.

Muchos gobiernos tomaron esa ruta, más que en otras regiones, pero los resultados fueron decepcionantes. De una población total de unos 550 millones en la región, 220 millones son pobres y unos 100 millones viven con menos de US$1 al día.

Por su parte, el producto interno bruto per cápita se ha mantenido constante en los últimos 20 años, con una tasa de crecimiento mucho menor que en el este asiático, por ejemplo. El ingreso se estancó alrededor de US$4.000 per cápita.

Sao Paulo tiene el mayor número de helicópteros per cápita, ya que los sectores adinerados buscan evitar las barriadas pobres (favelas)
La desigualdad de ingreso está también estancada, o quizás un poco mejor, en un continente en el que este indicador es de los peores en el mundo. De acuerdo al informe de 2005 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), América Latina y África subsahariana son los peores lugares del mundo, en cuanto a desigualdad.

Brasil, por ejemplo, es tristemente célebre por este hecho, solamente seguido -según algunos cálculos- por Sierra Leona. Sao Paulo tiene el mayor número de helicópteros per cápita, ya que los sectores adinerados buscan evitar las barriadas pobres (favelas).

Pero esto no excluye a otros países de la región. México tiene al cuarto hombre más rico del mundo (Carlos Slim), que según la revista Forbes tiene una fortuna de US$46.000 millones. La razón de esto es la baja recaudación tributaria en el país, que es menor a lo que recoge Senegal.

Preocupaciones estadounidenses

¿Cómo ve Washington a América Latina?

En su primer período, el presidente de EE.UU., George W. Bush, anunció que la región sería su prioridad. De hecho el primer mandatario con el que sostuvo un encuentro fue el mexicano Vicente Fox. No obstante, los ataques del 11 de septiembre de 2001 cambiaron la agenda.

George Bush y Lula da Silva.
Bush y Lula hablaron, pero sobre Chávez no acordaron nada.
La visión de una zona de libre comercio en todo el continente, luego de perder fuerza en su etapa inicial, ahora pareciera tratar de resucitar. Sin embargo, en estos momentos la lucha es con Hugo Chávez.

Muchos analistas coinciden en que el problema no tiene que ver con el petróleo que recibe Estados Unidos de Venezuela -el15% de lo que importa- o la relaciones que tiene Chávez con Irán, Cuba y China.

El asunto lo describe más bien un funcionario del departamento de Estado de EE.UU., que dice que el presidente venezolano es un "socialista con los bolsillos llenos".

Actualmente Chávez es el mandatario de mayor influencia en la región, incluso más que Fidel Castro o Lula. A Washington le preocupa el uso de las vastas reservas de divisas petroleras -al menos US$30.000 millones- se utilicen para hacerse de mayor influencia internacional.

Chávez ya le vende crudo barato a los países del Caribe y particularmente a Cuba -ahora también a algunos estados en EE.UU.- y se ha ofrecido a comprar bonos de la deuda argentina o ecuatoriana. También lanzó un nuevo canal de televisión, Telesur, para promover una visión alternativa de América Latina.

Como respuesta, la política estadounidense ha sido una mezcla de, por una parte, mostrar al mandatario venezolano como antidemocrático y como una peligrosa influencia para los demás países vecinos y, por otra, la Casa Blanca ha financiado a sindicatos y partidos políticos que se le oponen.

Estados Unidos busca aliados en la región para contrarrestar la influencia de Chávez, pero pocos han mostrado interés en hacerse enemigo de un país que tienen millones de dólares en reservas, con el que se pueden hacer lucrativos negocios
Estados Unidos busca aliados en la región para contrarrestar la influencia de Chávez, pero pocos han mostrado interés en hacerse enemigo de un país que tienen millones de dólares en reservas, con el que se pueden hacer lucrativos negocios.

En el reciente viaje de Bush a Brasil, se informó reiteradamente que trató de convencer a Lula para que contuviese a Chávez, pero la respuesta que obtuvo del canciller brasilero, Celso Amorim, es que no tenían intenciones de realizar un papel de mediador.

Asimismo, las denuncias de Washington de que Venezuela apoya a grupos radicales en Ecuador o Bolivia tampoco han tenido sustento. Aunque EE.UU. asegura que la evidencia puede comprometer a sus fuentes, la falta de pruebas no le da fuerza a sus argumentos.

Uno de los principales problemas para el gobierno de Bush es que la vía de la confrontación con Chávez sólo jugará a favor de este último.

Sin duda el mandatario venezolano, como Fidel Castro, sólo obtiene ganancias con las peleas con el gigante del norte.

NOTAS RELACIONADAS
Los desafíos de Honduras
26 11 05 |  América Latina
Bachelet espera una segunda vuelta
27 11 05 |  América Latina
Haití: comicios "serán en enero"
26 11 05 |  América Latina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen