Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 16 de marzo de 2005 - 19:06 GMT
Sumas y restas del nuevo impuesto

Luis Crespo
BBC Mundo, La Paz

El nuevo impuesto sobre explotación de hidrocarburos creado por el parlamento boliviano se parece a una regalía y puede facilitar la superación de la crisis política y social causada en Bolivia por un debate respecto a cómo aumentar los ingresos del Estado por este rubro.

El presidente Carlos Mesa llega a la sede del gobierno, luego de la aprobación de la nueva ley.
El nuevo impuesto está a medio camino de las posiciones de gobierno y oposición.
Las regalías son la retención, realizada por el Estado, de un porcentaje fijo e inalterable, calculado sobre la producción petrolera.

En cambio, un impuesto es un cobro realizado sobre ciertos parámetros que pueden variar, como los ingresos o las ganancias.

El impuesto aprobado por los diputados la madrugada de este miércoles se calculará sobre la producción de hidrocarburos y no será deducible ni acreditable, lo cual, según analistas económicos, lo convierte en un impuesto "ciego" equivalente a una regalía.

La polémica acerca del cobro de impuestos y regalías estuvo basada en el criterio de que el Estado debía aumentar sus ingresos hasta el 50% del negocio de hidrocarburos.

Cifras van y vienen

El gobierno presidido por Carlos Mesa promocionó una ley que incluía el cobro de 18% de regalías, complementado por un impuesto que alcanzaría 32%, para completar un total de ingresos de 50%.

Por su parte, los movimientos sociales, a la cabeza del partido Movimiento al Socialismo, cuyo jefe es el líder sindical Evo Morales, exigían que las regalías fuesen de 50%.

Participantes en un bloque de carreteras en Bolivia.
La oposición ha manifestado su inconformidad con lo aprobado.
Morales convocó a bloqueos de carreteras para imponer su propuesta bajo el argumento de que el 32% de impuesto propugnado por Mesa no recaudaría el total de 50%, pues las empresas podrían evitarlo mediante deducciones por varios rubros.

Morales también impugnó la propuesta gubernamental porque el impuesto de 32% sería progresivo y no se aplicaría inmediatamente en su totalidad.

Sin embargo, el nuevo tributo aprobado por el parlamento, no permite deducciones y no será progresivo.

De esta manera, la recaudación del Estado por la explotación de hidrocarburos podrá alcanzar de forma efectiva el 50% que ambas partes en disputa coincidieron en que se debía cobrar.

Referendo

La cifra de 50% de recaudación estatal por explotación de hidrocarburos fue especificada por una votación popular en un referendo efectuado en junio del año pasado.

En esa ocasión, la población votó mayoritariamente por cobrar el 50% de impuestos y/o regalías.

La ambigüedad de la opción "y/o" fue interpretada a su modo por las partes en conflicto.

El gobierno presidido por Mesa argumentó que, según la pregunta, estaba autorizado para cobrar una mezcla de regalías e impuestos. Por su parte, los opositores, encabezados por Morales, insistieron en que el 50% debía provenir únicamente de las regalías.



NOTAS RELACIONADAS
Bolivia: Mesa propone adelantar elecciones
16 03 05 |  América Latina
Fracasa el diálogo en Bolivia
11 03 05 |  América Latina
Bolivia: Mesa continúa en el cargo
09 03 05 |  América Latina
Bolivia: alcanzan preacuerdo
09 03 05 |  América Latina
Bolivia: renuncia Mesa
07 03 05 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen