Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 4 de octubre de 2005 - 09:14 GMT
Colombia apuesta a la reparación

Hernando Álvarez
BBC Mundo, Colombia

Eduardo Pizarro, presidente de la Comisión de Reparación y Reconcialición
Pizarro confía en la capacidad de recuperación nacional de América Latina.
Este martes se instala en Colombia la Comisión de Reparación y Reconciliación, pieza fundamental en el proceso de paz entre el gobierno y los grupos paramilitares.

Eduardo Pizarro es el hombre encargado de presidirla. BBC Mundo habló con él sobre las expectativas que genera en el país la nueva comisión.

Comenzamos por preguntarle qué tan factible es compensar a las miles de víctimas del paramilitarismo y del conflicto armado colombiano en general.


La política de reparación es en tres planos: reparación simbólica, reparación material y reparación judicial y nosotros esperamos actuar en esos tres planos.

Debe haber justicia para los responsables de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. Debe haber reparación simbólica en el sentido de reconstruir la verdad de los hechos y buscar que los victimarios pidan perdón a las víctimas por los hechos y los crímenes realizados.

Finalmente, esperamos que haya una reparación material a pesar de que este es el campo más complejo, porque los recursos son escasos y en general, en todo el mundo, ha sido muy difícil hacer una reparación material que sea plenamente satisfactoria. Pero esperamos actuar en esos tres planos.

Pero lo que muchas de las víctimas piden es sobre todo reparación material. ¿Qué puede esperar una víctima en este sentido?

En la reparación material nosotros esperamos, en primer término, que sean los victimarios los que reparen fundamentalmente a las víctimas y esto implica, por un lado, que haya devolución de los bienes que le han expropiado a los campesinos de forma ilegal o a personas en centros urbanos y, en segundo termino, mediante una sentencia judicial que los victimarios sean condenaos a pagar los daños causados a las víctimas.

Nosotros esperamos que sean los victimarios los que reparen fundamentalmente a las víctimas

También consideramos que en muchos casos, donde no hay un victimario definido, el Estado deba cumplir la labor de reparación a las víctimas a través de recursos del presupuesto nacional, y en tercer término, esperamos colaboración de la comunidad internacional para la creación de un fondo nacional de reparación de víctimas como ocurrió recientemente en el Perú, donde hubo un canje de deuda externa por recursos para el fondo de reparación.

Pero tratando de ser un poco más puntual, yo se que es difícil porque las labores empiezan este martes, una víctima qué puede esperar ¿una casa? ¿un terreno? ¿unos cursos en la universidad para sus hijos?.

La verdad es que no lo hemos diseñado porque la comisión no se ha reunido, solamente se reúne a partir de hoy para definir cuál es el modelo colombiano de reparación a las víctimas en el plano material.

Sin embargo, pensamos que algunas cosas básicas sí podemos lograr como modelo de reparación para todas las víctimas sin excepción.

Por ejemplo, que haya acceso de los hijos de las víctimas a institutos técnicos como el SENA; que haya ingreso de los hijos de las víctimas a la educación en los colegios públicos; que haya un sistema de salud garantizado para las víctimas; que haya muy probablemente, como ocurrió en Chile, una renta para el resto de la vida para los viudos y viudas de la violencia.

Pero todo esto tenemos que estudiarlo con mucha seriedad porque los recursos son escasos y no queremos crear falsas expectativas.

El eje estratégico de la comisión va a ser reivindicar las víctimas de ayer pero fundamentalmente impedir las víctimas del mañana. Esa es la tarea central de la comisión.

Normalmente en el país y sobre todo hoy con la instalación de la Comisión se habla mucho de reparación pero y ¿qué de la reconciliación? Uno se acuerda del tema de Sudáfrica cuando se veía esos tribunales después del apartheid a negros y blancos llorando, pidiendo perdón.

¿Usted cree que va a ser posible que en Colombia jefes paramilitares como Don Berna o Mancuso pidan perdón públicamente y reconozcan sus delitos?

La verdad es que es muy complejo estudiar mecanismos de reconciliación nacional. Vamos a estudiar diferentes experiencias, la de Sudáfrica probablemente no se pueda repetir en América Latina y en Colombia tampoco.

Pero sí podemos, por ejemplo, hacer un documento sobre el fenómeno del paramilitarismo en Colombia, sus causas, lo que produjo y cómo evitarlo en el futuro, y que sea ampliamente discutido a nivel nacional y mediante el cual haya una condena moral a los crímenes perpetrados por los grupos paramilitares que sirva para que al menos las víctimas sientan que hubo una sanción moral a los criminales de guerra en Colombia.

Usted decía anteriormente que la idea es que los victimarios financien parte de la reparación, pero con la cantidad de testaferros que hay en Colombia usted tiene enfrente una labor titánica.

¿Cuál es la estrategia para convencer a los victimarios de que tienen que sacar dinero de su bolsillo, devolver tierras y además entregar dinero para hacer esta reparación?

La Comisión va a impulsar la creación de comisiones regionales donde las víctimas pueden ir a denunciar la expropiación ilegal de sus bienes.

Una vez las víctimas digan que tal finca, bajo presión militar, se la obligaron a venderla más barato de su costo; o que con tal finca lo obligaron a ir a un notario para que firmara el traslado de la propiedad a un grupo criminal, la Fiscalía tiene que entrar a estudiar estos casos y determinar si hubo una apropiación ilegal para poder devolverle esos bienes a las víctimas.

Entonces la función de la Comisión fundamentalmente es definir unas políticas que permitan descubrir cuando las víctimas fueron expropiadas ilegalmente de sus bienes y buscar que la Fiscalía y la justicia le devuelva estos bienes a las víctimas de la violencia.

Finalmente, una pregunta de tipo personal. Si alguien ha sido víctima del paramilitarismo en Colombia ha sido usted. Su hermano, Carlos Pizarro, dirigente del M-19, fue asesinado por los paramilitares cuando se había reincorporado a la vida civil y era candidato presidencial y además usted también sufrió un serio atentado contra su vida y ahora usted está a cargo de esta labor de reparación.

Desde el punto de vista personal ¿Qué significa esto?

Significa que quienes hemos sufrido en carne propia -y en mi caso no es un eufemismo hablar de carne propia- la violencia, sentimos que no hay derecho que Colombia siga produciendo huérfanos, viudas y me parece fundamental que nosotros luchemos no solamente por las víctimas de ayer como eran las comisiones de la verdad del pasado, sino que en el caso de Colombia también luchemos para evitar las víctimas del mañana.

Mi optimismo se basa en lo que ocurrió en el Cono Sur. Veinte años después de la caída de las dictaduras militares está la izquierda en el poder.

El eje estratégico de la comisión va a ser reivindicar las víctimas de ayer pero fundamentalmente impedir las víctimas del mañana. Esa es la tarea central de la comisión.

Le había dicho que la última, pero déjeme hacerle otra pregunta más. Hay un escepticismo muy grande y es palpable en la calle cuando muchos dicen una cosa es el proceso de desmovilización, una cosa es el proceso de paz en donde los victimarios pagarán máximo ocho años de cárcel, pero la reparación y la reconciliación son temas muy complicados. ¿Qué tan optimista está usted que empieza hoy esta labor?

Mi optimismo se basa en lo que ocurrió en el Cono Sur. Veinte años después de la caída de las dictaduras militares está la izquierda en el poder.

En Chile, Argentina, Uruguay y Brasil, la izquierda, que fue la principal víctima de las dictaduras militares, llegó al poder sin desgarramientos nacionales.

Incluso lo que me llena de optimismo es Chile, en donde muy seguramente la próxima presidenta va a ser la ex ministra de Defensa Michelle Bachelet, cuyo padre, un general de la aviación, murió a consecuencia de las torturas bajo el régimen de Pinochet y ella misma y su madre fueron detenidas, torturadas y expulsadas del país.

Dieciséis años después de la transición a la democracia en Chile llega al poder una víctima de las torturas y de la dictadura militar.

Eso me muestra el gran potencial de reconciliación nacional que hay en América Latina y creo que los colombianos igualmente vamos a tener el mismo poder de reconciliación.

ESCUCHE/VEA
Entrevista con Eduardo Pizarro
BBC ENFOQUE 04.10.05



NOTAS RELACIONADAS
Dura crítica de AI a Colombia
30 09 05 |  América Latina
Colombia: propuesta para reinsertados
16 11 06 |  América Latina
Colombia: más paras se desmovilizan
15 06 05 |  América Latina
Colombia criticada por poca práctica
14 07 05 |  América Latina
Uribe recibe críticas en Londres
13 07 05 |  América Latina
Piden investigar a paramilitares
28 06 05 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen