Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 30 de septiembre de 2005 - 00:46 GMT
Don Berna no será extraditado
Hernando Álvarez
Hernando Álvarez
BBC Mundo, Colombia

Líder
Murillo tendrá que cumplir con el proceso de paz para no ser juzgado en Estados Unidos.

Tal y como se esperaba el presidente Álvaro Uribe decidió este jueves no extraditar a Estados Unidos al líder paramilitar Diego Fernando Murillo, conocido como Don Berna.

Hace dos semanas la Corte Suprema de Justicia había autorizado su extradición pero en estos casos el presidente es el que tiene la última palabra y Uribe decidió subordinar la extradición de Murillo al incumplimiento de cuatro condiciones.

La primera es que debe cumplir con los compromisos adquiridos en el marco del proceso de paz con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y que contribuya a la participación de los miembros de ese grupo en el proceso de paz.

La segunda es que debe abandonar las actividades ilícitas. La tercera, que colabore efectivamente con la verdad, la justicia y la reparación en los términos establecidos por la ley de Justicia y Paz, que fue aprobada este año por el Congreso y que le otorga el marco jurídico al proceso de desmovilización de las fuerzas paramilitares.

Y finalmente, que cumpla con las condiciones y procedimientos establecidos en esta misma ley.

En otras palabras, el gobierno colombiano condicionó la extradición del líder paramilitar al incumplimiento de los compromisos adquiridos en el proceso de paz.

Política de Estado

La extradición no es tema de negociación con los paramilitares, así que no puede haber impedimento para la extradición de Don Berna por los graves crímenes de los cuales se le acusa.
William Wood, Embajador de Estados Unidos en Colombia
En diciembre pasado, ante una situación similar con otro líder paramilitar, Salvatore Mancuso, Uribe también optó por la misma fórmula.

La decisión del presidente no causó sorpresa y ni generó mucha oposición, pues hasta sus más duros críticos habían manifestado en el pasado que era entendible que el mandatario tenía que ser consecuente con el proceso de paz que adelanta con los paramilitares.

Sin embargo, no faltaron las voces críticas. La embajada de Estados Unidos en Bogotá no tardó más de una hora en reaccionar.

En un comunicado de prensa el embajador William Wood aseguró que " Estados Unidos continuará demandando y presionando a favor de la extradición de todos aquellos quienes han violado sus leyes y perjudicado los intereses estadounidenses".

"Desde el 27 de abril de 2004 el gobierno ha declarado y confirmado varias veces que la extradición no es tema de negociación con los paramilitares, así que no puede haber impedimento para la extradición de Don Berna por los graves crímenes de los cuales se le acusa. Urgimos al gobierno a manejar este caso de manera más expedita para que él pueda ser extraditado", concluyó.

Mala lectura

Salvatore Mancuso
Uribe optó por la misma fórmula con Salvatore Mancuso, otro líder paramilitar.
Por su parte, el dirigente conservador y ex candidato presidencial Juan Camilo Restrepo aseguró que esta decisión del presidente Uribe puede llegar a ser mal leída por la comunidad internacional y Estados Unidos. Para Restrepo, el hecho de no extraditar a Murillo "puede ser visto como una laxitud con los paramilitares".

Murillo es acusado por la justicia estadounidense de narcotráfico y en este momento se encuentra recluido en una granja en el norte del país, bajo la vigilancia de la policía y a petición de la fiscalía, que lo investiga por asesinato de un diputado regional y otras dos personas.

Si el líder paramilitar cumple con las condiciones impuestas por el gobierno y no es extraditado a Estados Unidos, su condena en Colombia sería de hasta ocho años de cárcel, tal y como lo estipula la ley de justicia y paz, que ha sido seriamente cuestionada por organizaciones de defensa de los derechos humanos que la consideran demasiado blanda para los responsables de crímenes de lesa humanidad.

Hasta el momento, según cifras oficiales, bajo el proceso de paz se han desmovilizado cerca de 11 mil combatientes de las fuerzas paramilitares y el gobierno aspira a que antes de terminar el año esté desactivada la totalidad de los bloques de las autodefensas, es decir, cerca de 20 mil hombres.



NOTAS RELACIONADAS
Deciden suerte de líder paramilitar
07 09 05 |  América Latina
Dura crítica de AI a Colombia
01 09 05 |  América Latina
Don Berna: Uribe tiene la palabra
10 06 05 |  América Latina
Se entrega jefe paramilitar
28 05 05 |  América Latina
Colombia: propuesta para reinsertados
02 10 05 |  América Latina
Colombia: más paras se desmovilizan
15 06 05 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen