Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 31 de agosto de 2005 - 23:15 GMT
Brasil: economía se resiste al escándalo

Marcelo Risi
BBC Mundo

Brasil, la principal economía latinoamericana, superó las expectativas y pisó el acelerador en el segundo trimestre del año.

Luiz Inacio Lula da Silva.
El desempeño económico podría ayudar a Lula a superar la crisis política.
El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 3,9% con respecto al mismo período de 2004, sobrepasando las previsiones de las principales agencias de información financiera.

Después de un crecimiento de 4,8% en 2004, el más elevado en una década en Brasil, las perspectivas a mediano plazo siguen siendo sólidas.

Este mejor desempeño puede ser un balón de oxígeno para el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, sumido en una grave crisis política.

Lula está en el nivel más bajo de su mandato y está en juego su posibilidad de ser reelecto en los comicios de 2006.

Inversiones y consumo

La aceleración, de 2,8% en el primer trimestre a 3,9% en el segundo, refleja el aumento de las inversiones en equipos y maquinaria.

Agricultora brasileña
Se ha mantenido una fuerte demanda internacional por productos brasileños.
Asimismo se ha mantenido una fuerte demanda internacional por mercancías brasileñas como el café o el azúcar, apoyada por una divisa relativamente barata.

Por otra parte, los créditos al consumo han experimentado un aumento, como fruto de alianzas entre entidades financieras y vendedores minoristas.

Muchos analistas interpretan el aumento de inversiones y créditos como un voto de confianza.

Después de todo, entre septiembre y mayo pasados hubo nueve alzas de los tipos de interés para frenar la inflación, que dejaron el tipo oficial en 19,75%, un nivel que en teoría es veneno para prestar dinero.

En resumen, la industria experimentó un claro impulso (5,5%), mientras que la expansión del sector agrario (3,2%) logró contrarrestar en parte las pérdidas causadas por una sequía en el sur del país, que afectó especialmente a la importante producción de soya.

Apoyo para Lula

Aparentemente, el crecimiento en el segundo trimestre no ha recibido el coletazo de la crisis política la que sufre Lula y su Partido de los Trabajadores (PT) desde principios de junio.

Manifestación contra el gobierno brasileño en Brasilia.
Algunos partidos de izquierda han pedido la renuncia de Lula por las acusaciones de corrupción.
El PT está acusado de haber comprado votos en el Congreso, de haber financiado ilegalmente campañas políticas y de corrupción en empresas bajo control estatal.

Pero, según los analistas, no estamos necesariamente ante un caso de inmunidad económica a terremotos políticos.

Los expertos señalan que la crisis estalló en el último mes del trimestre analizado, por lo cual los efectos se podrían sentir en los resultados del tercero, que abarca los meses de julio a septiembre.

Asimismo queda pendiente la reacción de los consumidores. Según la Fundación Getulio Vargas, el nivel de confianza del consumidor brasileño está en su nivel más bajo en 16 meses.

Estas dudas contrastan con la confianza empresarial. Hasta ahora, las empresas privadas no cumplieron su amenaza de posponer las inversiones hasta que la crisis estuviera superada.

Futuro robusto

Si se mantienen las buenas perspectivas para la economía global, los analistas vaticinan que el movimiento al alza proseguirá para la economía brasileña.

Un riesgo puede provenir, sin embargo, del elevado precio del crudo, que representa un arma de doble filo para Brasil.

Debemos tomar ventaja de esta circunstancia de la mejor manera posible
Joaquim Levy, ministro del Tesoro Nacional de Brasil
Un aumento del precio por barril elevaría las ganancias de la petrolera estatal Petrobras, la principal empresa del país.

Pero, por la misma lógica, un aumento excesivo puede ser también una amenaza para la economía global y afectar a Brasil de forma sensible.

Ante una inflación prevista de 5,3%, los analistas consideran que el Banco Central podría empezar a recortar los tipos de interés, dando un impulso adicional para la economía que sería palpable en el año electoral 2006.

El ministro del Tesoro Nacional, Joaquim Levy, reconoció que en el favorable panorama actual "debemos tomar ventaja de esta circunstancia de la mejor manera posible" y anunció que el año próximo se mantendrá la austeridad monetaria y fiscal, una señal de tranquilidad para inversores y consumidores y los mercados internacionales.

En clave electoral, la economía sería un terreno donde Lula podría demostrar la eficacia que le faltó en la gestión política.

NOTAS RELACIONADAS
Brasil: los escándalos y la economía
15 08 05 |  Barómetro económico
Lula no se suicidará
26 08 05 |  América Latina
Brasil: señalan a otro ministro
19 08 05 |  América Latina
Manifestantes piden renuncia de Lula
17 08 05 |  América Latina
Lula denuncia traición y pide perdón
12 08 05 |  América Latina
Lula, a pesar de todo
13 07 05 |  América Latina
Brasil: renuncia jefe de partido
02 08 05 |  América Latina
Análisis: La jugada de Lula
10 07 05 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen