OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 3 de julio de 2005 - 16:22 GMT
Weblog: marcha contra el hambre
Juan, 13 años de edad, Hogar Matecito
Juan preparó alimentos además de participar en el weblog.
Unos 300 niños de Argentina terminaron el viernes una marcha por ocho provincias del país, en pleno invierno, con el objetivo de erradicar el hambre infantil.

Bajo el eslógan "El hambre es un crimen" y acompañados de unos 100 educadores, partieron de Tucumán ocho días antes.

BBC Mundo le ofrece un weblog escrito por varios de los chicos que participaron en la marcha.

Los comentarios de los lectores son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que no ofendan la dignidad de las personas y no sean difamatorios. Las opiniones vertidas por el autor y los lectores no necesariamente reflejan el punto de vista de la BBC.

1º DE JULIO, LLEGADA A PLAZA DE MAYO
Juan, 13 años, Hogar Matecito

Hoy nos levantamos temprano en el Colegio de Moreno donde dormimos.

En Buenos Aires salimos caminando desde Parque Rivadavia y había mucha gente esperándonos que nos saludaba.

Fue re lindo pero al mismo tiempo sentí que no quería que se terminara. Quiero marchar por un mes más. Me hice muchos amigos y me cuesta despedirme.

En muchos lugares del camino, nos esperaban con banderas y nos aplaudían mientras pasábamos. Me siento feliz y triste al mismo tiempo.

Paramos en el lugar donde murieron muchos pibes en Cromagnón. En la Plaza de Mayo hablaron algunos de los chicos y también habló Alberto. Había música y cantantes y al final trajeron panes grandes y los compartimos entre todos.

Ahí habló el padre Juan, de Moreno, que dijo cosas sobre el futuro y que era importante que todos tuviéramos pan en casa. Ahora ya nos volvemos a nuestros hogares y eso también es lindo.

Lloramos mucho porque nos costaba despedirnos. Fue hermoso venir desde Tucumán porque no quiero que haya más papás que no tengan trabajo ni chicos que no tengan que comer.


30 DE JUNIO
Juan del Hogar Matecito (en José C. Paz y Moreno, conurbano de Buenos Aires)

Cuando veníamos a José C. Paz había muchas casas y muchos chicos trabajando en los costados. Vi un pibe llevando ladrillos y yo quiero que puedan estar en su casa, comiendo en la misma mesa que su papá y su mamá y no en un comedor.

Marchamos con mucha gente. Y en el acto hubo una murga que representó una historia de cómo el Fondo Monetario te da dos pesos y le tenés que dar cuatro y te volvés pobre. Nos recibieron re-bien, con la leche y el bizcochuelo y tenían buena onda.

Yo a uno le pedí el gorro de la murga y me lo regaló. Y yo me siento re-bien y con mucho orgullo de estar acá. Porque yo, que las pasé feas, sé cómo es vivir mal.

Hablaron chicos del Movimiento y chicos de José C. Paz. Después cantó Teresa Parodi y también nos llamaron para subir al escenario y nos regalaron bufandas y cartas. De ahí nos fuimos a Moreno y caminamos con todos mis amigos, con antorchas que llevaba la gente de Moreno.

Había murgas, títeres y estuvo muy lindo. En el Colegio Mariano Moreno nos esperaron con pollos a la parrilla y cantamos las canciones de la marcha.

Sus comentarios

"Admirable, su marcha, chicos y chicas! Y lindo el blog. Saludos de un vecino,

(Espero que haya más blogs de este tipo!)

Gerardo - Brasil


29 DE JUNIO
Juan, del Hogar Matecito

Hoy salimos de Curuzú Cuatiá como a las 10. Viajamos y en el camino paramos para que nos dieran el almuerzo, que eran sándwiches y gaseosas.

Cuando llegamos a Concordia, había mucha gente esperándonos. Y había también muchos chicos descalzos y que les faltaban los dientes.

Tomamos la merienda en un lugar en el que habíamos estado en la marcha de Misiones a Buenos Aires. Marchamos unas quince cuadras y en la plaza Urquiza, hablaron chicos de Concordia y un chico y un educador del Movimiento.

Unos pibes de una escuela especial tocaron murga y también tocó y cantó un músico de Corrientes que nos pedía que aplaudiéramos y que bailáramos.

Nos fuimos a un lugar en el que hacen deportes y ahí invitaron a algunos chicos a jugar al básquet. De ahí nos fuimos a bañar a las termas y ya nos vamos para Buenos Aires como a las 12 de la noche.


28 DE JUNIO
Juan, del Hogar Matecito (En Curuzú Cuatiá, Corrientes)

Nos levantamos muy temprano y desayunamos en el mismo lugar en el que dormimos. Un hogar escuela que hizo Eva Perón. Era grande y ahí hay como 30 chicos viviendo, pero además todos los días van a la escuela como 1.800 chicos.

De ahí nos fuimos a un lugar que queda en Entre Ríos que se llama Federal y una señora me contó que en febrero se hace el baile nacional del chamamé, con músicos que llegan de muchos lugares.

Después nos vinimos a Curuzú Cuatiá y al llegar, estaba llenísimo de gente. Nos esperaban con mensajes, globos y la gente estaba parada aplaudiendo al costado de las veredas.

El acto lo hicimos en la plaza General Belgrano. Y en ese lugar habló un cura que tenía en la mano un balde rojo con agua bendita y con una rama de hojas nos fue bendiciendo a todos. Habló una monja que se llama hermana Martha Pelloni y dijo que nos felicitaba por el trabajo que estamos haciendo.

De ahí nos fuimos a un club en donde hubo un acto chiquito en el que tocó un grupo de chicos que se llama Géminis. Y también merendamos. Nos subimos a los micros y desde una ventana hablamos con un hombre que los militares habían secuestrado en Moreno, en la provincia de Buenos Aires y dijo que cuando lo soltaron se vino a vivir a Curuzú Cuatiá.

Desde ahí nos vinimos al lugar en donde vamos a comer y a dormir. Porque temprano tenemos que seguir para Concordia.


27 DE JUNIO
Juan, Hogar Matecito (en Santa Fe y Entre Ríos)

Después de estar en Santa Fe todo el fin de semana, nos fuimos al centro a marchar por unas diez cuadras. Estuvo la murga del barrio Yapeyú, habló Keka que es una de las Madres de Plaza de Mayo y también habló un nene que era de los inundados de Santa Fe.

El contó que el río Salado había sido su amigo y que un día su casa quedó toda inundada. Dijo que sentía mucho dolor, mucha tristeza pero también mucha bronca contra los gobernantes porque no les habían dado los techos.

De ahí, nos fuimos a Paraná y pasamos por el túnel subfluvial y en el autobús nos fueron explicando que en la mitad del túnel hay unas banderitas -que yo no vi- que significan que estás pasando de la provincia de Santa Fe a la de Entre Ríos.

El túnel va por abajo del río Paraná, bien en lo profundo, pero es cortito. En Paraná fuimos a comer sándwiches a un parque re-grande y lindo. Y de ahí empezamos la marcha. Caminamos como 20 cuadras.

Al costado del riachuelo había un montón de casitas pobres. Era una villa. Y la gente nos saludaba y nos esperaba con mucho cariño. En el acto habló Daniel, que es mi hermano, y dijo que en este país hay mucha carne, mucha leche, mucha tierra pero que hay muchos chicos que no tienen nada.

Y después actuó una murga que invitó a los pibes de Santa Fe que hacen malabares a subir al escenario.


26 DE JUNIO
Juan, del Hogar Matecito

En los días de descanso hacemos muchas cosas. Miramos una obra de títeres de Inodoro y su amigo perro, después escuchamos música y bailamos cuarteto, cumbia y nos fuimos a dormir un poquito tarde.

Como me levanté a las 12, no hice muchas cosas a la mañana. Comimos, jugué al fútbol y después jugué al truco. También hicimos máscaras. Usamos dos tubos de papel higiénico, un rollo de cinta grande, cartulina y papel crepe para ponerte sobre la cara. El que hice yo es un varón muy narigón.

Fue un día en que jugué mucho a la pelota, pero entre medio hacíamos otras cosas. Hicieron un globo aerostático, que fue re-lindo. Era un grupo de gente del Movimiento que lo fabricó con papel crepe, cola de pegar y cinta.

El mechero lo hicieron con una latita de coca que agujerearon de arriba y de abajo y le hicieron rollitos para ponerle alcohol y prenderlo bien grande así el globo podía volar. Al principio pensamos que se caía pero después voló alto y se fue. Hasta que no lo vimos más.

Tomamos la merienda y llegó gente de Santa Fe con murga y regalos; nos hacían preguntas para que hiciéramos de maestros. A mí me preguntaron qué querría cambiar del futuro y yo dije que quería cambiar la corrupción de los presidentes, que todos los chicos puedan comer y que no haya ni hambre ni pobreza.

Más tarde, con un grupo de chicos nos fuimos a limpiar el autobús. Eso es muy importante porque es nuestra casa durante doce días.

Sus comentarios

"Juan, tus comentarios de la Marcha son muy buenos e interesantes.

Espero que hagas llegar el saludo de un cordobés que está muy contento por lo que vienen haciendo. Son un ejemplo para todos los que queremos un país distinto, y también un grito bien fuerte para los que no quieren escuchar.

Y lo más importante: la Marcha no se detiene porque, por donde pasa, deja un ejemplo de lucha ciudadana.

Un abrazo, compañero.

José, Argentina


25 DE JUNIO
Juan, del Hogar Matecito, de 13 años

Hoy me levanté un poco tarde y nos quedamos jugando con todos a hacernos cosquillas. Eso es re divertido.

Después nos pusimos a hacer las cosas que hay que hacer. Las cosas que se hacen en una familia cuando se levanta. Hacer las camas, acomodar la ropa.

Tomamos la leche y cuando nos poníamos a jugar a la pelota se largó a llover así que nos pusimos entre todos a hacer otras actividades.

Vimos tres películas, jugué un rato al vóley en el quincho y después hicimos un taller de títeres.

Eso fue re lindo porque íbamos trabajando con papeles de diario, papeles de colores, cinta, hilos y me hice como cuatro. Había que irle dando las formas de las manos, de los pies y con un tubito de papel higiénico le hacíamos la panza.

Y aprender a hacer títeres me sirve mucho para poder enseñarlos después en la estudioteca del hogar a los otros chicos. Yo hice tres varones y una mujer. Es algo lindo imaginarse los personajes.

Uno de los varones tiene como 18 años y trabaja haciendo barquillos y es alguien que haría lo mejor para su vida.

Yo siento que lo mejor es tener un papá que tenga trabajo y que me enseñe, como yo tengo en el hogar.

Y que me haga aprender las mejores cosas para cuando sea mayor.

Sus comentarios

"Es admirable la dedicación que tienen estos niños para sus iguales. Se dan cuenta que existe problema muy grande que require atención.

Pienso que es maravilloso que niños como Juan pueden compartir el amor y el conocimiento que han recibido por sus familias y experiencias. Parace que con gente asi, el futuro brindará la esperanza. "

L.Wiley-Burch - EE.UU.


24 DE JUNIO
Juan, de Matecito.

Rafaela es una linda ciudad. Y nos recibieron con alegría y con golosinas. Ahí había un conjunto musical de la escuela 25 de mayo. Y había chicos que no podían hablar, que tenían problemas con la voz y tenían un coro. Entonces lo que hacían era interpretar con señas una canción que habla de cambiar el mundo.

Yo vivo todo esto con mucha emoción. En Santa Fe vamos a descansar, a dormir y a jugar dos días enteros.

Me contaron que en Rafaela hay muchas fábricas. También hay muchos tambos donde trabajan con la leche y con los quesos. Y eso se ve en el campo, porque cuando uno va llegando a Rafaela hay muchas vacas a los costados de la ruta.

Pero al mismo tiempo hay chicos que nunca pueden comer carne y que nunca pueden llegar a probar la leche.

En Argentina hay nueve millones y medio de chicos pobres y la mitad de todos esos chicos ni siquiera la pueden tomar y 100 chicos que por no tener comida se mueren cada día. Por eso yo digo que hay cosas que no son justas. Que no están bien.

Sus comentarios

"La vida es como un río, no se detiene y estos chicos vienen con fuerza.

Seguro que el futuro será mejor con las banderas de amor y justicia en sus manos. Gracias, Juancito, formás parte de mi esperanza"

Beatriz Manzioni - Argentina


23 DE JUNIO
Juan, de Matecito.

Llegar a Córdoba fue encontrarme con las sierras y darme cuenta de lo lindo que es el río Cosquín y el lago San Roque. Me dijeron que en las sierras hay pumas.

Y cuando el autobús iba pasando por el puente, pegadito a ese lago que es grandísimo me dio miedo. Sentí miedo de que se cayera.

El primer lugar en el que paramos fue en Cruz del Eje en donde nos esperaba un montón de gente que nos saludaba y nos dio de comer.

En la ciudad de Córdoba salimos caminando desde la plaza Cristóbal Colón y cuando llegamos a la Plaza San Martín, me encontré con el Cabildo histórico. Yo el único cabildo del que sabía algo era del de Buenos Aires, donde se hizo la Revolución de Mayo.

En el acto había un conjunto musical que representaba cosas sobre los derechos de nosotros, los chicos. Pero no hablaron de la pobreza de los barrios y de la gente. Como la pobreza del barrio El Trula donde la gente no tiene ni para comer.


22 DE JUNIO
Juan, 13 años, Hogar Matecito, Hurlingham, provincia de Buenos Aires

Hoy estuvimos en La Rioja. Y me sentí muy bien recibido. Uno conoce mucha gente y va teniendo nuevos conocimientos. Al escenario en La Rioja subí yo. Estaba muy nervioso pero lo pude superar. Porque yo estoy marchando porque hay chicos que no tienen para comer. Y nosotros tenemos la posibilidad de hablar o de pensar.

En la Argentina hay tierras mal distribuidas. Hay padres que no tienen trabajo, hay fábricas cerradas. Y lo hermoso era que había mucho sol. Y al fondo estaban las montañas. En medio de una ruta donde el clima era más árido íbamos viendo desde el colectivo la precordillera.

Era raro porque las montañas eran altas y las nubes estaban más abajo. Era como que las montañas estaban en el cielo.

Ya a la tarde estuvimos cerca de un pueblo que se llama Patquía y la gente nos recibió con obsequios, golosinas, carteles. Y yo me emocioné mucho por cómo nos recibieron.

Me gustó mucho porque con toda la gente que había era tan, pero tan lindo. Estaba lleno de chicos que decían lo que creían y expresaban sus sentimientos.

Uno se cansa en estas cosas pero voy a seguir marchando y luchando. Porque mi sueño es que exista una Argentina justa.

Sus comentarios

"Por algo se empieza: la semilla está siendo plantada, hay que morir la prisa y esperar sus frutos.

Demás está decir: el potencial de los chicos , repitiendo y pidiendo trabajo y justicia , me parece que ya participé de esas romerías algun día, si en lejanas misas. Potencial individual todos tenemos: no vale de nada si no es compartido, discutido y predicado.

Vaya desde acá todo lo que de divino este ser pueda contar y dar. Quiero decir; viva la libertad de expresión, y si merezco alguna bendición que sea para esta generación de grandes chicos, que hará grandes cosas. "

Adán Graces Brochi - Uruguay




EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen