Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 10 de enero de 2004 - 09:37 GMT
Las "Américas" se ven las caras

Lourdes Heredia, BBC
Enviada especial a Monterrey, México

Reducir la pobreza, fortalecer la democracia, así como atajar la corrupción y el terrorismo, serán los temas principales de la Cumbre Extraordinaria de las Américas, que se celebrará en Monterrey el 12 y 13 de enero, con la participación de 34 países de la región.

A la reunión, acuden representantes de 34 países americanos.

"Vamos a discutir las maneras de promover el libre comercio, luchar contra la corrupción y encontrar maneras de incrementar el crecimiento de la región", señaló el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quién asistirá al encuentro.

El resultado final de la cumbre será "la Declaración Política de Nuevo León", aunque todos coinciden en que no habrá ningún acuerdo específico.

"Se tocarán los temas sociales, como el desarrollo, aunque el resultado serán declaraciones y no un plan de acción", afirmó Michael Shifter, especialista en la región del Diálogo Interamericano.

"No habrá acuerdos demasiados específicos. Son muchos países y esto es muy díficil, pero sí habrá en términos generales una buena voluntad, promesas y esperanzas", opinó Sidney Wintraub, analista del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Algo más que un papel

Lo importante, enfatizan los asistentes a la Cumbre, es la oportunidad de reunirse, "verse las caras" y estrechar los lazos que para muchos han sido descuidados tras los atentados en EE.UU. del 11 de septiembre de 2001.

"La reunión en Monterrey ofrecerá a los líderes de la región la oportunidad de renovar su visión compartida sobre cómo lograr los ambiciosos objetivos que han establecido para el hemisferio", dijo Irene Klinger, de la Organización de los Estados Américanos (OEA), institución encargada de organizar la reunión.

"Es una reunión importante ya que va a congregar a todos los presidentes del hemisferio y va a tener una agenda muy diversificada", explicó por su parte el embajador brasileño en Washington, Rubens Barbosa.

Limar asperezas

También será una oportunidad para "limar asperezas". Incluyendo las declaraciones del jefe de la diplomacia de Washington para América Latina, Roger Noriega.

El martes, una semana antes de la reunión, el funcionario señaló que le desconcertaba el "giro a la izquierda" de Argentina, entre otras cosas. Unas palabras que cayeron muy mal en Buenos Aires, por lo que el secretario de Estado Colin Powell aprovechó una conferencia de prensa en Washington para poner paños fríos.

KIrchner con el congresista estadounidense, Dennis Hastert.
Kirchner no recibió bien los comentarios de Roger Noriega.

"Creo que Noriega estaba hablando clara y directamente, y sé que eso molestó a algunos de los líderes argentinos. Espero ver a Bielsa y discutir esto con él el lunes en Monterrey", afirmó el jueves.

En esa ocasión Powell no se retractó sobre la "preocupación", expresada por Noriega sobre el vínculo entre Cuba y Venezuela.

Por eso, a pesar de que este tema no está incluido formalmente en la agenda, los analistas no dudan que en los pasillos y en las reuniones bilaterales se escuchará constantemente la palabra "Venezuela".

"Por ahora, es la crisis más volatil de la región y por supuesto que será uno de los temás más importantes de la agenda informal, aunque no esté incluido en las discusiones de la declaración final", señaló Shifter.

Comercio

Otro tema que estará en la "agenda informal" será el comercio y el ALCA, el Área de Libre Comercio de las Américas.

No formará parte de la "Declaración de Nuevo León" porque varios miembros, entre ellos Brasil, prefirieron eludir una mención específica del ALCA para evitar cualquier tentativa de "reorientar" los acuerdos logrados en la reunión ministerial de noviembre pasado en Miami.

No habrá acuerdos demasiados específicos. Son muchos países y esto es muy díficil, pero sí habrá, en términos generales, una buena voluntad, promesas y esperanzas".
Sidney Wintraub.

"Las cuestiones de comercio no deberían ser tratadas en la reunión en detalle, pero en la declaración final habrá una referencia muy reducida. Éste no es el foro para tratar los temas comerciales. Hubo una reunión ministerial en Miami y habrá otros foros en el futuro", explicó a la BBC el embajador brasileño en Washington.

Pero eso no quita que los países, en sus reuniones bilaterales, saquen a relucir el asunto. "Es un tema inevitable", opinó Sidney Wintraub, analista del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Además, tras el fracaso de la cumbre de la OMC en Cancún y lo díficil que fue progresar en la reunión de Miami, sería una oportunidad para hablar sinceramente sobre cuál será el futuro.

"El comercio ha sido un tema muy controvertido y sería díficil que quede fuera de la reunión", reiteró Shifter.

Inmigración

Así, tal como lo señalaba el embajador, los temas son innumerables y cada país tratará de poner en la mesa de discusión el asunto que más le preocupa.

En este sentido, la inmigración y el plan que anunció Bush, también tendrán un lugar especial en esta reunión.

"La mejor manera, a la larga, de reducir las presiones que crea la inmigración ilegal es ampliar las oportunidades económicas entre los países en nuestro vecindario... el crecimiento real y la esperanza real en las naciones de nuestro hemisferio disminuirán el flujo de inmigrantes nuevos a los Estados Unidos, cuando más ciudadanos de otros países puedan hacer sus sueños realidad en sus propios países", dijo Bush al anunciar su reforma migratoria el pasado miércoles en la Casa Blanca.

Efectivamente, además de la motivación electoral que pueda tener este anuncio, los analistas opinaron que fue una señal de "buena voluntad" hacia el presidente Vicente Fox, el anfitrión de la Cumbre, y para los demás países latinoamericanos que también se verían afectados.

Más atención a la región

Muchos opinan que la asistencia de Bush a la cumbre es una forma de mostrar su interés en la región.

"Por lo menos por unos días se hablará mucho más de la región", señaló el analista del CSIS. Sin embargo, muchos dudan que realmente haya un cambio de actitud por parte de la administración Bush a largo plazo.

"Además de la inmigración no hay muchos temas que tengan interés en el nivel doméstico", explicó Shifter del Diálogo Interamericano.

La última Cumbre de las Américas se realizó en Quebec, Canadá en abril del 2001 y la próxima está planeada para el año 2005 en Argentina.



NOTAS RELACIONADAS
Fox: propuesta de Bush "insuficiente"
08 01 04  |  Internacional
Bush anuncia reforma migratoria
08 01 04  |  Internacional
OEA: "tranquilidad" en Venezuela
23 11 03  |  América Latina
La OEA firma pacto de seguridad
29 10 03  |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen